Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol 8 Prólogo

Prólogo 



"—Entonces, ¿qué tal si salimos?" 



Por un momento, Keiki no pudo entender el significado de esas palabras. 



Estaba en la oficina del consejo estudiantil, después de que las clases habían terminado, y las palabras que Shiho dijo mientras estaba parada frente a él fueron suficientes para sacudir el corazón del joven. 



¡¿De qué se trata esto?! ¿Por qué iría Takasaki-senpai a...? 



No era solo él. Cualquier chico dejaría de funcionar después de que una belleza del nivel de Shiho se lo preguntara. Naturalmente, la situación lo dejó confundido, pero no había manera de que pudiera quedarse callado para siempre. Por lo tanto, decidió cuestionar las intenciones de la chica. 



"S-Salir ... Q-Q-Q-¡¿Qué estás insifuando con efo ?!" 

Uro: En inglés estaba como “impwawying wiff that” y creo que intentó decir “implying with that” – osea, insinuando con eso, corríjanme si me equivoco xD 



Se mordió un poco su lengua. Realmente fuerte, lo que lo hizo incapaz de hablar correctamente. El joven Keiki obviamente fracasó por completo en mantener la calma. De hecho, se perdió de inmediato por el pánico. Ignorando el club, la joven la observó a su Kouhai entrar en pánico y le arrojó otro hueso. 



“¿Exactamente lo que dije dices? Una relación chico-chica, una relación novio-novia, ese tipo de cosas. Me refería a ese tipo de cosas". 



"¿Ehhhh?" 



Naturalmente, cualquier chico de su edad saltaría de alegría después de que una chica como ella le dijera eso, y comenzaría a agradecerle al cielo. Sin embargo, el chico llamado Kiryuu Keiki era diferente. 



Esto tiene que ser una especie de trampa, ¿verdad? 



Lo que llenaba su corazón no era alegría, sino sospecha. ¿Por qué razón? Eso era simple. 



Hasta ahora, cada vez que Keiki pensaba que llegaría su propia primavera personal en su vida, y se ponía de buen humor con una chica hermosa, siempre bajaba por la ruta pervertida y lo apuñalaba por la espalda. Después de haber sido engañado innumerables veces, había perdido la capacidad de confiar en estas palabras que suenan tan dulces. El único pensamiento que estaba pasando por su mente ahora era "Voy a pasar por el infierno de nuevo, seguro". Estas eran las palabras del miedo. Como una bestia desconfiaría de las trampas, él reflexivamente se puso en guardia. 



"Umm... ¿es algún tipo de broma?" 



"... No bromearía sobre algo así". 



En respuesta a la pregunta de Keiki, la presidenta del consejo estudiantil hinchó los labios y puso mala cara. 



¿Qué pasa con esa linda reacción? Si haces ese tipo de cara, incluso yo me ilusionaré, ¿sabes? Realmente pensaré que mi popularidad finalmente ha llegado, ¿de acuerdo? 



Todavía cauteloso, el chico hizo otra pregunta audaz. 



"E-Entonces, ¿te enamoraste de mí?" 



"Bueno, ciertamente no te odio, pero si tuviera que decir, probablemente sea un no, supongo ~" 



"Lo supuse..." 



Pero ahora había otra pregunta que tenía que hacerse y contestarse. 



"Entonces, ¿por qué de repente mencionaste eso?" 



"Hmmmm..." 



La sonrisa en el rostro de la chica desapareció. También lo hizo su humor alegre y la agradable atmósfera. 



"Es un poco difícil de decir..." 



"¿Pasó algo?" 



"Siento que... alguien me ha estado observando todo el tiempo". 



"¿Qué quieres decir con eso?" 



"Cuando camino por el pasillo, rumbo a casa desde la escuela... puedo sentir una presencia que siempre está a mis espaldas". 



"¿Entonces estás diciendo que es un acosador?" 



"Ajaja, supongo que a eso se reduce todo". 



“¿No es eso bastante peligroso? No creo que debas reírte de ese tipo de cosas.” 



Incluso si realmente era un acosador, había varias posibilidades en cuanto a lo que podía estar haciendo. 



En primer lugar, podría ser sólo un admirador persistente. Podrían comenzar intercepciones telefónicas y otras medidas para controlar su vida diaria. En el peor de los casos, incluso podrían recurrir a la violencia. En cierto sentido, Koharu era una acosadora de buena voluntad, aunque Keiki todavía no podía elogiarla exactamente por eso. 



"La cuestión es que nunca he visto la cara del acosador, pero parece que alguien me ha estado siguiendo y puedo sentir su mirada sobre mí... y me da mucho miedo comprobarlo..." 



"Ya veo…" 



Aunque es posible que no tenga pruebas definitivas, solo porque no haya humo no significa que no pueda haber un incendio. Cuando considerabas la belleza y la personalidad amistosa de Shiho, Keiki podía imaginar que tenía muchos admiradores secretos que tenían sentimientos unilaterales hacia ella. La posibilidad no era baja de que uno de ellos llegara a un punto en el que no pudiera contenerse. 



"¿Pero no sería mejor pedirle ayuda a un profesor en lugar de a mí?" 



"Quiero decir, bien podría ser solo mi imaginación, y todavía no ha habido ningún daño aparente, así que no quiero convertir esto en un gran problema por el momento". 



"Entiendo a dónde vas, pero..." 



Si incluso la existencia de dicho acosador no pudiera garantizarse, ella no podría dar pruebas. Como era la presidenta del consejo estudiantil, difundir rumores infundados solo le haría daño a sí misma, por lo que Keiki entendió su razonamiento detrás de no querer que eso suceda. 



"En cuanto a mi razonamiento detrás de invitarte a salir, si este acosador está realmente decidido, entonces estaba pensando que podría darse por vencido si tuviera un novio". 



"Así que de eso se trataba". 



Keiki mismo pensó que una confesión inesperada como esa era demasiado absurda, pero ahora entendía por qué lo había hecho. 



"Esperaba que pudieras fingir ser mi novio por un tiempo". 



"Hmm..." 



Un novio falso definitivamente podría ayudar a que este potencial acosador se rinda. Pero significaría que comenzarían a salir, aunque solo en apariencia. Las circunstancias eran circunstancias, pero Keiki no se sentía bien engañando a todos los demás. 



"... Keiki-kun... ¿Me odias?" 



"¿Eh?" 



"¿Me odias tanto que ni siquiera me seguirás la corriente para ayudarme...?" 



"No, eso no es realmente así, pero..." 



Esa forma de expresar las cosas era más que injusta a los ojos de Keiki. Su expresión triste, y la forma en que lo miraba, cada parte de eso era un juego sucio. Como su último ataque, la Senpai tomó la mano del chico vacilante. 



"¡Por favor! A cambio, durante el tiempo que estamos fingiendo así, ¡actuaré como tu verdadera novia! Quieres experimentar lo que es tener una linda novia, ¿verdad?” 



"Una verdadera novia..." 



"Keiki-kun es el único al que puedo pedirle esto". 



"Ugh..." 



Dejando a un lado el maravilloso favor que le había ofrecido, era cierto que la chica parecía realmente preocupada por esto. Ignorar su pedido no era algo que Keiki pudiera permitirse hacer. En su caso, lo que necesitaba era probablemente más un guardaespaldas que un novio de todos modos. 



"Entiendo. Te ayudare." 



"¡¿De Verdad?!" 



"Además, esta es la oportunidad perfecta para reembolsarte el presupuesto del club, de todos modos". 



"¡Gracias!" 



Shiho estrechó la mano de Keiki con la suya. Keiki sintió que se sonrojaba ligeramente por la suavidad que sentía. Aunque pensó que se había acostumbrado a su tipo de contacto gracias a los continuos acercamientos de las chicas pervertidas, Keiki no pudo evitar sentirse un poco nervioso al ser tocado por el sexo opuesto así.


2 Comentarios