Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.7 Capítulo 2


Capítulo 2: ¡Todos, es el Festival Cultural!


Parte 1

"Sí, los uniformes de maids son realmente los mejores".



Justo antes del comienzo del primer día del festival cultural, alrededor de las 8:50 am. El gerente Keiki mostró un asentimiento satisfecho mientras se encontraba dentro del café del club de caligrafía. En su opinión, había tres chicas, todas ellas con lindos uniformes de maids.



"Aunque esta es la segunda vez que Yuika usa algo así, todavía no puede acostumbrarse".



"Esto es bastante embarazoso, ¿verdad...?"



"No, la mirada apasionada de Nii-san en realidad se siente bastante bien".


Yuika estaba mirando nerviosamente su apariencia, Mao estaba tratando de bajarse la falda de su uniforme, y las mejillas de la exhibicionista Mizuha se estaban poniendo ligeramente rojas. 



"De todos modos, me alegro de que hayas logrado hacerlos a tiempo. Muchas gracias, Yuika-chan. Debe haber sido mucho trabajo, ¿verdad? 



"No, Yuika tuvo su propia parte de diversión, así que está bien". 



Yuika había estado trabajando en los uniformes en la pijamada de la familia Kiryuu hasta altas horas de la noche. Ella había logrado terminarlos a tiempo, y con una calidad bastante alta, y era una prueba suficiente de su habilidad. 



"Aun así, nunca hubiera pensado que Yuika tenía talento para coser". 



“Los padres de Yuika le enseñaron cómo. Ambos trabajan en el negocio de la ropa". 



"Ohh, eso es práctico". 



"Sin embargo, es el sueño de Yuika es convertirse en una autora de libros ilustrados". 



"Sin embargo, creo que tus libros ilustrados un poco demasiado para que los niños los manejen..." 



"En realidad me gustan los libros ilustrados de Yuika-chan". 



"...... ¿Eh?" 



La cara de Mao se distorsionó después de que Mizuha dejó caer esa bomba. 



Al principio, las chicas estaban un poco ansiosas por usar uniformes de maids, pero ahora hablaban alegremente entre ellas. Pero había una cierta senpai de pelo negro desaparecida de entre ellas... 



"Al final, Sayuki-senpai nunca vino, ¿eh...?" 



Aunque Keiki había esperado que la foto que le envió a través de su madre la trajera de regreso a la escuela, no estaba por ninguna parte. 



Bueno, esto no cambia lo que tengo que hacer. 



Para evitar que el club de caligrafía se disuelva, tenían que ganar suficiente dinero de este festival cultural para pagar su deuda. Esa era la misión de Keiki. Para Sayuki, y para sus compañeros que habían ayudado incluso a alcanzar este punto de partida, definitivamente tuvo que hacer que maid café fuera un éxito a toda costa. 



"Nii-san, ¿no deberías ir al consejo estudiantil ahora?" 



"Ah, sí, ya es hora". 



Mirando el reloj, le quedaban aproximadamente 5 minutos hasta que comenzara su trabajo. Dicho trabajo era caminar alrededor del festival y asegurarse de que todo fuera como estaba previsto. 



"Perdón por esto. Soy el gerente y todavía las dejo solas ... " 



"Está bien. Velaremos por la tienda hasta que vuelvas." 



"Está bien. Incluso practicamos el servicio al cliente anoche". 



"De hecho, podré concentrarme mejor si el gerente pervertido no está aquí con nosotras". 



Mizuha, Yuika y Mao dieron (más o menos) palabras alentadoras. La supervivencia del club de caligrafía ahora descansaba sobre sus hombros. 



"Volveré por la tarde, así que les dejo esto a ustedes". 



"""¡Ten un viaje seguro!""" 



Expulsado por estas lindas maids, el nuevo gerente dejó el salón detrás de él. 



Esto había sucedido hace unas tres horas.




Parte 2 

"Estás bromeando, verdad…?" 



Después de que terminó su trabajo en el consejo estudiantil, lo que recibió a Keiki cuando llegó al maid café fue un café completamente vacío. Fue un fracaso total. No había un solo cliente allí. Las únicas personas que encontró fueron las chicas que se miraban preocupadas. La primera persona en hablar fue Mizuha. 



"Okita-sensei, Shouma-kun, y los demás vinieron a comer, pero eso es todo..." 



"Sólo las personas que ya nos conocen..." 



No había manera de que pudieran ganar suficiente dinero si solo vinieran unos pocos amigos. 



"¿Tal vez nuestra ubicación es mala?" 



"Yuika también lo cree. Este es el edificio de clases, por lo que estamos un poco lejos de la acción". 



Si hubieran conseguido un lugar cerca de la entrada, los clientes sin duda habrían acudido a reunirse. 



Por cierto, el café del club de porristas estaba cerca de la entrada de estudiantes. Estaba realmente en una posición ventajosa, en comparación con la ubicación del café del club de caligrafía. En lo que respecta a la ubicación, la gente probablemente vendría aquí como último, si es que lo hacen. Ya que la preparación de todo había llevado mucho tiempo, no podían cambiar de ubicación ni nada de eso en el calor del momento. Si no pudieran atraer clientes aquí, se acabaría. Pero el mayor problema de todos ellos era... 



"Tal vez el esfuerzo de Yuika realmente fue por nada..." 



"Parece que mis carteles no eran tan buenos como había pensado..." 



"Supongo que no trabajé lo suficiente en el menú..." 



La moral de todos los miembros del club había caído en picada. 



Esto no es bueno... La motivación de todos se irá por el desagüe. 



Dentro del tiempo limitado que tenían, las chicas habían trabajado más duro para terminar sus preparativos a tiempo. No se les puede culpar por desanimarse cuando se enfrentaban a esta situación. Pero la moral de las maids afecta directamente la eficiencia de la tienda. 



Como su manager, tengo que darles unas pequeñas palabras de ánimo. 



Cuidar la salud mental de los ídols también era un trabajo muy importante para un administrador. 



¡Es difícil pero tengo que hacer esto! 



Sin la confianza de que él podría hacerlo, Keiki se volvió para mirar a las chicas. 



"Todas, escuchen. No es su culpa que los clientes no entren. Es porque tomé esto muy a la ligera. Debería haberme dado cuenta de que nuestra posición es más que desfavorable". 



La gente que había trabajado duro para decorar el interior y para crear un buen menú no tenía la culpa aquí. La culpa la tenía Keiki, que había abierto la tienda sin pensar en la ubicación problemática, y había dejado todo en manos de las chicas. 



"Pero, como su gerente, definitivamente voy a trabajar en algo. Después de todo, tengo tres lindas maids aquí para apoyarme". 



"""Lindas…""" 



Cualquier chica estaría feliz de ser llamada linda. Cuando escucharon estas palabras mágicas, las chicas reaccionaron de inmediato. 



"Yuika-chan es una belleza impecable, después de todo", agregó Keiki. 



"B-bueno, por supuesto", respondió Yuika. 



"Nanjou tiene un estilo agradable, y tu acto de tsundere realmente golpea profundamente", dijo. 



"No me llames tsundere..." Mao respondió con una mirada tímida en su rostro. 



"Mizuha, tus burlas son un poco exagerada a veces, pero no puedo decir que no aprecio tu franqueza", dijo Keiki. 



"E-Enserio... Nii-san..." 



Parecía que Keiki estaba haciendo un buen trabajo alentándolas. 



"Bueno, dicho esto, el festival cultural acaba de comenzar, así que estoy seguro de que si vamos a toda velocidad, todo funcionará. Sin duda, es una desventaja, pero concentrémonos en cómo podemos superar eso". 



"Está bien. Todavía tenemos tiempo." 



"¡Sí, estará bien si somos nosotros!" 



"Aunque me parece un poco extraño escuchar esto de la boca de Keiki, creo que puedo ayudar". 



Como estaba previsto, las sonrisas volvieron a los rostros de las chicas. 



Y de repente, un cliente finalmente llegó. 



"- Disculpen ~" 



"¡Ah, bienvenido de vuelta!" 

(Acá quisieron decir “Okaerinasaimase Goshujin-sama, en este caso, Ojou-sama) [Que significa “Bienvenida de vuelta Señorita”] 



Yuika se dio la vuelta para enfrentar al cliente con una sonrisa. 



"... Eh, es solo Airi". 



Al ver a la persona parada allí, Yuika dejó escapar un suspiro. Frente a ella estaba la Airi, ahora vestida con su uniforme. 



"¿Qué pasa con esa reacción? Vine aquí como cliente, después de toda". 



"Ayano-san también vino a visitar". 



Ayano asomó la cabeza por detrás de la espalda de Airi. Con un ojo aún oculto por su flequillo, la vicepresidenta del consejo estudiantil Ayano Fujimoto los saludó con la mano. 



"Así que también vino Fujimoto-san". 



"Sí, quería animarte, Kiryuu-kun". 



"Gracias por eso. Yuika-chan, ¿puedes hacer el servicio? 



"Por supuesto. Yuika le mostrará su todo. Sonrisa de negocios, sonrisa de negocios... Tehe ~ " 



"Ahh, aunque es totalmente falso, ¡eso es aún mejor! ¡Y este uniforme de maid está súper lindo! 



La autora yuri, Nagase Airi, se volvió loca después de ver la sonrisa de negocios de Yuika. 



"¿Oye, Yuika? ¿Puedo tomarte una foto?" 



"Ah, las fotos con las criadas no están permitidas ~" 



"¡¿De ninguna manera?!" 



"Entonces, mis damas, aquí está su asiento, si lo desean". 



La criada de pelo rubio guió a Airi y Ayano a sus asientos. Mientras miraban el menú, Yuika les trajo algo de beber. 



"¿Están listas para ordenar?" 



"Umm... Sí, me quedo con el omurice". 



"Ayano-san tendrá lo mismo". 



"¡Entendido! ¡Mizuha-senpai, dos omurices, por favor! 



"¡Ya vienen!" 



Cuando llegó la orden, Mizuha comenzó a cocinar de inmediato. Mientras tanto, las otras chicas y Keiki solo podían mirarla hechizados. Solo eso solo había hecho que los uniformes de sirvienta valieran la pena. 



"... Hmm, una maid cocinera es lo mejor. ¿O es el encanto de Mizuha-senpai? Sin mencionar que Nanjou-senpai es igual de linda. "Si la ley lo permitiera, haría cualquier cosa para controlar sus extremos", murmuró Airi. 



"¿Qué estás diciendo con esa cara seria?" 



La diferencia entre el interior y el exterior de su Kohai fue tan tremenda como siempre. 



Para asegurarse de que nadie más lo escuchara, Keiki se acercó lentamente a Airi y le susurró algo. 



"¿Podrías no mirar a las maids de mi tienda con ojos tan lujuriosos?" 



"No puedo hacer eso. Es mi deber quemar la apariencia de maid de Yuika en mis retinas aquí y ahora mismo”. 



"Decir eso sin restricción es una habilidad en sí mismo..." 



Sin mencionar que sus ojos eran tan serios que incluso Keiki estaba casi intimidado. 



"Aun así, te has acercado lo suficiente como para llamarla por su nombre de pila ..." 



“Es gracias a Kiryuu-senpai. Recientemente, incluso hemos estado hablando entre nosotras en el aula". 



"¿De Verdad? Me alegra escucharlo." 



Antes, cuando Airi le había dicho a Yuika: "Quiero ser amiga de Koga-san", la habían rechazado de inmediato y le había pedido ayuda a Keiki. Incluso cuando el plan de Yuika de convertir a Keiki en su esclavo había sido descubierto por Airi, eso solo llamó su atención aún más. 



Mientras tanto, sin embargo, Yuika trajo la comida terminada. 



"Gracias por esperar ~" 



"Woah, esto no se parece a la comida de un maid café en absoluto". 



"Se ve delicioso…" 



Los ojos de Ayano y de Airi comenzaron a brillar cuando Yuika dejó la comida en la mesa. 



Un huevo de oro encima de una placa de papel. Dentro había una cantidad saludable de pollo. Incluso había un símbolo de corazón hecho de ketchup que las criadas habían agregado. 



"Ten, uno para Nii-san también". 



Mizuha apareció de repente junto a Keiki y le dio un omurice encima de un plato de papel. Parecía que ella también hacía de su hermano mayor uno mientras estaba en eso. 



"No comiste nada para el almuerzo todavía, ¿verdad?" 



"Sí, pero tenemos que pensar qué hacer a continuación antes que nada..." 



"Si tu estómago está vacío, no podrás encontrar nada bueno, ¿verdad?" 



"... Eso también es cierto... estaré probándolo entonces." 



Mizuha hizo que Keiki se sentara con Ayano y Airi, y no esperó mucho antes de poner una cucharada con omurice en su boca. 



"Nii-san, ¿Cómo está?" 



"Mmm, es súper delicioso". 



"Eso dice él. Bien por ti, Mao-chan". 



"¿Eh? ¿Nanjou hizo esto?" 



Keiki miró a Mao con sorpresa, y la encontró asintiendo con nerviosismo. 



"Quiero decir, antes te prometí que haría algo de omurice para ti..." 



"Ahh, sí, dijiste algo así..." 



Fue cuando los dos habían ido a una cita durante las vacaciones de verano para recopilar datos para Mao. Ella había dicho eso cuando estaban tomando un pequeño descanso en un restaurante familiar. Parece que Mao fue el que había pensado que debería venir pronto y había empezado a preparar omurice para él. 



"Gracias. Realmente está delicioso". 



"…Ya veo. Me alegro entonces. 



Aunque respondió con indiferencia, Keiki todavía vio que su boca formaba una leve sonrisa cuando se dio la vuelta. Un buen acto de tsundere que terminó siendo un buen acompañamiento durante su almuerzo. 



Poco después, Keiki terminó el resto de su comida, y Airi y Ayano lo siguieron poco después, también bajando sus cucharas, claramente satisfechas. 



"Gracias por la comida. Estaba muy delicioso..." 



"Sí, fue tremendamente bueno". 



Pareciendo haber disfrutado del omurice de Mizuha, las chicas tenían grandes sonrisas en sus rostros. 



"Pero parece que todavía te faltan clientes". " 



Nagase-san aún no sabe cómo contenerse, ya veo..." 



"¿Podrán pagar el presupuesto del club?" 



"Uuuu..." 



"No es como si estuviera obsesionada con disolver el club de caligrafía, ¿sabes? Pero todavía no podemos dejar que esto pase desapercibido sin ninguna consecuencia". 



"Lo sabemos." 



En ese sentido, solo el club de caligrafía era el culpable. Para ser justos, la decisión del consejo estudiantil fue bastante suave, considerando las circunstancias. 



"Airi, ¿no tienes buenas ideas?" 



"Hmmm..." 



Cuando Yuika se acercó para preguntarle al respecto, Airi comenzó a pensar profundamente, reuniendo las miradas de todos los miembros presentes. 



"¿Qué tal si cambiamos el maid café ... a un café de traje de baño?" 



"Rechazado. Airi, ¿eres un idiota o algo así?" 



"¡¿Idiota?!" 



Esa acusación parecía ser bastante chocante para Airi. 



"Los uniformes de maids son realmente lindos, pero ¿tal vez los chicos están demasiado avergonzados para entrar?" 



"Ah, eso podría ser una cosa..." 



Cualquier chico querría ver a una criada erótica de cerca. Sin embargo, no querría parecer que solo vino aquí debido al uniforme erótico. Era bastante el dilema para un muchacho adolescente de hecho. Probablemente era comparable a comprar una revista porno cuando el cajero es una mujer. 



"Ahora que lo mencionas, el café del club de porristas se moderó con sus uniformes..." 



Y Airi aún no había terminado. 



"¿Incluso anunciaste esto correctamente?" 



"Hicimos algunos carteles y demás". 



"Eso no es suficiente. Lo primero debería ser que todos sepan que pueden encontrar un café de servicio aquí”. 



"¿Y-y cómo haría eso?" 



"Tienes la oportunidad perfecta aquí mismo con estos uniformes de sirvienta". 



"¿Lo que significa?" 



"¿Hacer que las chicas repartan folletos mientras usan los uniformes de maids?" 



"Folletos..." 



Un método de publicidad completamente diferente además de colgar carteles. Recibir un folleto personalmente de una linda maid podría motivar a algunos clientes a venir. 



"Pero no podemos simplemente dejar la tienda desatendida... Dos personas tendrían que quedarse atrás para cocinar y tomar pedidos". 



““ …… ”” 



Después de las palabras del gerente, se produjo una feroz batalla de piedra, papel o tijera. 



“¡El Maid Café del de club caligrafía está esperando su llegada al primer piso del edificio de clases especial! ¡Por favor venga a verlo si tiene tiempo! 



Debajo del cielo despejado de otoño, frente a la entrada de los estudiantes, Yuika estaba trabajando duro para entregar la mayor cantidad posible de folletos a los estudiantes varones. 



"Haah... Si tan solo Yuika hubiera usado piedra en la última ronda, ella hubiera ganado..." 



"Eso es piedra, papel, tijeras para ti. Nunca sabrás lo que debes elegir hasta que se acabe". 



La batalla feroz terminó con Yuika como la perdedora. Usando las PC en una sala de informática cercana, había impreso volantes, y ahora Yuika los estaba entregando con Keiki. 



“Pero gracias a Yuika-chan, estamos distribuyendo muchos volantes. Esos uniformes de sirvienta realmente hacen maravillas". 



"Sin embargo, no es como si a Yuika le gusta que la miren". 



"Eso solo demuestra lo linda que eres." 



"Si ella es tan linda, ¿te convertirás en su esclavo?" 



"Eso es un no de mi parte, comandante." 



"……Mierda." 



"¡¿Que acabas de decir?!" 



"Hmph, a Yuika ya no le importa Keiki-senpai". 



Actuando como si su estado de ánimo se hubiera echado a perder por Keiki, Yuika desvió la mirada. 



“El interior de la tienda es una cosa, pero caminar con la ropa de maid es bastante embarazoso, ¿sabes? Este trabajo es más adecuado para la masoquista hardcore de Bruja-senpai". 



"Sí, estoy seguro de que Sayuki-senpai habría aceptado este trabajo con mucho gusto". 



"... En serio, simplemente se siente raro no tenerla cerca". 



"Yuika-chan..." 



Normalmente, Yuika siempre estaría involucrada en una feroz batalla contra su archienemiga Sayuki, pero también parecía extrañarla un poco. Sin embargo, estaban en el medio del trabajo y no podían detenerse en los recuerdos. Su primera prioridad era atraer nuevos clientes potenciales— 



"¡Hola! Estamos haciendo un maid café, así que si tiene tiempo, por favor, venga a visitarnos, ¿eh? 



Yuika había estado a punto de entregar un volante a la siguiente persona, pero al ver su aspecto, su mano se detuvo de inmediato. 



Una cabeza grande y redonda, con orejas igualmente redondas. Su cuerpo estaba cubierto por una piel gruesa y marrón. 



""… ¿Un oso?"" 



Exactamente. Alguien con un disfraz de oso grande estaba parado frente a ellos. Aunque no era exactamente extraño ver a alguien hacer cosplay, un disfraz de oso grande ciertamente era diferente. 



Por supuesto, los dos no pudieron ocultar su sorpresa. El oso, sin embargo, se volteó hacia Yuika y extendió una de sus patas. 



"¿Eh? ¿Quieres... un volante? 



“……… *Asentir*” 



"Umm... ¿Aquí tienes...?" 



Aceptando el volante, el oso se inclinó ante Yuika y siguió su camino de nuevo. 



"… ¿Qué fue eso?" 



"... No tengo ni idea". 



Al final, todo lo que pudieron hacer fue reflexionar un poco sobre ello y reanudar su trabajo de repartir folletos. 



Una vez que terminaron de repartir los volantes, el tráfico de sus clientes creció un poco más. 



"Pero está aún no es exactamente la situación que esperábamos..." 



Todavía solo tenían un puñado de clientes. 



"Incluso ahora, Yuika podría ocuparse sola del piso". 



"Sí…" 



La tienda actualmente estaba lo suficientemente vacía como para que Mao pudiera holgazanear si quisiera. Keiki había estado planeando comprar nuevos ingredientes una vez que se acabará la comida, pero lamentablemente, no tenían que preocuparse por eso ahora. 



"... ¿Supongo que tendremos que repartir folletos una vez más?" 



"Recomiendo probarlo frente al gimnasio". 



"Sí, eso tiene sentido, ¿eh?" 



Cuando una voz que no pertenecía a Mao le contestó, Keiki se dio la vuelta y fue recibida por... 



"¿Takasaki-senpai? Y Rinko también." 



"Heyho! Estamos tomando un descanso ahora mismo, así que pensamos que tendríamos un delicioso almuerzo tardía". 



"¡Hola!" 



El presidente del consejo estudiantil Takasaki Shiho, con su cabello tan largo y ondulado como siempre. Y la secretaria del consejo estudiantil Mitani Rin, el chico que actuaba como una chica y tenía un corte de pelo corto. 



Ambos parecían venir a visitar como clientes normales. 



"... Supongo que el consejo estudiantil realmente no tiene chicos..." 



Mao estaba de pie junto a ellos, refunfuñando algo para sí misma. Parecía que no tenía idea de que Rin era en realidad un chico. Por supuesto, verlo sería bastante imposible con sus miradas femeninas, pero de hecho era un hombre. Llevar el uniforme de una chica no era más que un pasatiempo para él. Durante los momentos en que estuvo en su personalidad de chica, Keiki lo llamó 'Rinko', y 'Rintarou' si no lo era. 



Guardaré silencio sobre Mitani siendo un chico por ahora. Si Mao se entera, definitivamente se convertirá en material doujin... 



Un chico hermoso como él, que incluso podrías confundir con una chica, probablemente sería un material perfecto para la fujoshi. Hace un tiempo, ella había estado hablando acerca de agregar otro personaje masculino, y Rin realmente podría terminar como modelo para la 'Serie Shortcake'. 



"De todos modos, te llevaré a tus asientos. Nanjou, ¿puedes conseguirles algo de beber?" 



"Está bien~" 



Desplazando a Mao, el gerente guio a los dos a una mesa abierta. Los dos terminaron también ordenando un omurice del menú. Mientras esperaban la comida, sus miradas se dirigieron a las tres maids que caminaban por la tienda. 



Yuika estaba sirviendo a los clientes con una sonrisa. Mizuha claramente se estaba divirtiendo mientras hacía las porciones de omurice. Mao estaba sirviendo un poco de café. Poder ver a las maids trabajar así es precisamente lo que hace brillar a una criada. 



“Todos los uniformes de mucama se ven tan lindos. Me encantaría probar uno también. " 



"Me puse uno en el festival de cultura de la escuela secundaria". 



"Estoy seguro de que no te quejaste en ese entonces..." 



"Entonces, Rin-chan, ¿quién te gusta más de las tres?" 



"Hmm... Todos son lindas claro, pero probablemente me llevaría a la sirvienta de la cocina. Tiene un buen par de senos, después de todo." 



"Oi, no mires a mi hermanita así". 



Aunque parecía una chica, Rin tenía el corazón de un niño y amaba los senos tanto como todos los demás. 



"Por cierto, Keiki-kun. He oído por Airi que la gestión de tu cafetería no va tan bien como te gustaría. " 



"Es una pena, sí. Me gustaría conseguir más clientes, pero no puedo pensar en mucho que hacer al respecto. ¿Tienes alguna idea?" 



"Hmm..." 



Shiho puso una mano en su mejilla mientras miraba alrededor de la tienda. 



"La mayoría de las personas que vienen aquí son chicos, ¿verdad?" 



"Es un maid café, después de todo. El menú también está hecho con chicos en mente". 



"Entonces, ¿qué hay de tratar de conseguir más clientas?" 



"Clientas, ¿eh...?" 



Era cierto que Keiki y los demás esperaban reunir a los chicos en este café. Pero alrededor de la mitad de los estudiantes de la escuela todavía eran chicas, por lo que no se podía negar su existencia. 



"Estaba en el café del club de porristas y tenían muchas clientas". 



"Después de todo, prepararon muchos dulces deliciosos". 



"Dulces, ¿eh...?" 



Las chicas realmente parecían amar sus dulces. 



Y además, el club de porristas es realmente increíble... 



Parecía que sus habilidades de marketing superaban con creces las de los aficionados. Tenían buenos disfraces, así como un menú bien equilibrado, que claramente les valió la cantidad de clientes que tenían. 



"¿Qué tal si intentamos agregar algunos dulces al menú también, Keiki-kun?" 



"Hacer dulces así me parece bastante difícil. Dejarle todo a Mizuha nos costaría mucho tiempo, además de ser una gran carga para ella, así que si hubiera algo rápido y fácil de hacer... " 



"Ah, entonces podría tener una buena idea para ti". 



"¿Qué?" 



“¡Algo fácil de hacer! ¿Qué tal los panqueques? Realmente los amo, así que los hago en casa!" 



"Panqueques... Eso podría ser una buena idea, sí". 



Un dulce muy delicioso, y fácil de hacer. No requieren especias extrañas ni nada, y es algo que la gente puede comprar mientras pasa. 



"… ¡Muy bien! ¡Voy a salir un rato a comprar los ingredientes! 



Y así, intentaron hacer unos panqueques. Mezclaron un poco de polvo de panqueques con huevos y leche para crear la masa y vertieron tres panqueques pequeños en la plancha. Después de quitarlos y colocarlos en platos de plástico, los adornaron con lo que quisieran, como miel, crema, chocolate y demás. 



"¡Las mini panqueques están listos!" 



"Ya veo. Esto es realmente fácil de hacer". 



"Son muy simples de hacer y aun así son muy deliciosos". 



"Incluso se ven un poco lindos, así que estoy seguro de que a los chicos les gustará". 



Yuika, Mao y Mizuha dieron sus impresiones. 



"Es bueno que podamos poner tantas cosas diferentes en ellos". 



"Sí, creo que a las chicas les encantaría este menú". 



Después de terminar su omurice, Rin y Shiho también dieron su aprobación. 



"Muy bien, entonces vamos a agregar esto al menú!" 



Escribieron 'Mini Panqueques' en el menú e incluso agregaron una pequeña etiqueta que decía '¡Tenemos panqueques ahora!' para llamar la atención sobre ello. 



"… ¡Bien!" 



No mucho después, su anuncio comenzó a dar frutos. Aparte de los clientes masculinos ocasionales, una gran cantidad de clientas comenzaron a llegar. Alrededor del mediodía, la cantidad de chicas creció mucho más en número. Junto con el omurice, los panqueques pequeños, lindos y fáciles de comer se apoderaron rápidamente de los corazones de las chicas y se convirtieron en un producto bastante popular. 



"¡Increíble, Keiki-senpai!" 



"Parece que el plan de Nii-san funcionó". 



"Sin embargo, a los que se les ocurrió la idea fueron Takasaki-senpai y Mitani". 



Gracias a las dos chicas (?) del consejo estudiantil, lograron atraer a muchas clientas. Aunque todavía no podían relajarse, definitivamente fue una mejora significativa. 



"... Umm, ¿Keiki-senpai?" 



"¿Mmm?" 



Alguien tiró de su manga, y Keiki miró hacia allí para ver a Yuika apuntando a la entrada. 



"¿Eh ...?" 



"¿N-no es esa la persona de antes...?" 



El cliente que acababa de entrar en la tienda era el oso que habían conocido antes. 



"Bienvenido de nuevo... Maestro... Ama... ¿Ehhh ...?" 



Por supuesto, Mao no estaba seguro de cómo saludar al cliente. 



"... ¿Oso-sama?" 



Al final, ella decidió eso. 



"Te... te guiaré a tu asiento, entonces." 



De alguna manera, logrando forzar una sonrisa, la criada de cabello castaño rojizo llevó al oso a una mesa abierta, y el oso se sentó. Luego comenzó a mirar el menú en sus manos. La vista era tan injustificadamente absurda que incluso los otros invitados a su alrededor no pudieron evitar mirar. 



"Ah, parece que Oso-sama está listo para ordenar". 



"¿Me pregunto qué va a pedir?" 



"Tiene que tomar los panqueques con miel, ¿verdad?" 



Keiki y los demás miraban al oso con anticipación, pero lo que señalaba en el menú era... 



“Ahh, el omurice. Ya veo. Por favor, espere un momento." 



"¿Por qué el omurice...?"



El oso ignoró por completo las imaginaciones de todos. Cuando Mao regresó al grupo, dejó escapar un suspiro de exasperación. 



"Enserio, ¿qué pasa con este oso?" 



"Lo vimos antes cuando también estábamos repartiendo volantes". 



"Eh, ¿en serio?" 



Independientemente de las circunstancias, Mizuha se apresuró a trabajar en el omurice que el oso había ordenado, y una vez que terminó, Mao se acercó a él con la orden en la mano. 



"... ¿Cómo es que el oso incluso va a comer eso?" 



Normalmente, alguien con el disfraz tendría que quitarse la parte de la cabeza, pero el oso no mostró ninguna intención de hacerlo. En su lugar, se limitó a mirar fijamente la comida frente a él. Después de un breve momento de silencio, el oso de repente puso sus manos en la parte de la cabeza, levantándola apenas lo suficiente para colocar la cuchara allí, y comenzó a comer el omurice. 



"¿En serio…?" 



"Al menos quítatelo mientras estás comiendo..." 



"Tal vez él simplemente no quiere destruir los sueños de los niños..." 



"Parece que está tratando de hacer eso, sin embargo..." 



Y mientras los empleados conversaban sobre esto, el oso comía felizmente su comida. Después de esa escena de pesadilla, el oso pagó la comida y salió de la tienda como si nada hubiera pasado. 



"¿Qué fue eso, enserio...?" 



Un oso había pedido un folleto y se había comido un omurice. Era la cosa más rara que Keiki había visto en todo el día. Los misterios del Oso-sama eran profundos. 



La hora era cerca de las 3 de la tarde. Habiéndose convertido en el responsable de los panqueques, el Gerente Kiryuu ahora se dirigía a un baño cercano, y casualmente se reunió con un antiguo cliente de antes. 



"¿Oh? Es Keikun-senpai ". 





"¿Rinko? ... No, ahora eres Rintarou". 



Había estado usando el uniforme y la falda de una chica antes, pero ahora estaba vestido con el uniforme de un chico normal. 



"Como yo pensaba. Realmente se siente raro verte llevar pantalones así. " 



"No puedo ir al baño aquí con una falda, así que primero tengo que cambiarme". 



"Sí, ya puedo imaginarme el lío que causarías". 



Mientras charlaban, Keiki también terminó su negocio y se alineó junto a Rin para lavarse las manos también. 



"Dime, Rintarou, ¿tienes más turnos de patrullaje hoy?" 



"No. Ahora estoy ayudando a mi clase con sus propias cosas". 



"Oh sí, Nagase-san también estaba ayudando con eso. Ella era la recepcionista que llevaba ese lindo cosplay". 



"¿Nagase-san llevaba cosplay? Me hubiera encantado ver eso". 



Rin dijo esto con una expresión de tristeza, y estaban a punto de salir del baño cuando... 



"... ¿Hmm?" 



Pusieron los ojos en una pequeña criatura viviente que estaba sentada en el piso del pasillo. 



"¿Una rana…?" 



Una rana verde brillante estaba sentada al lado de una ventana abierta. 



"Ahh, debe haber entrado por la ventana. Pero dejarlo aquí así sería malo, así que supongo que lo ayudaremos a salir de nuevo". 



“……” 



"¿Rintarou?" 



Cuando miró a su extrañamente tranquilo Kouhai, lo encontró completamente congelado en su lugar. 



"Te ves un poco pálido. ¿Estás bien?" 



"No... no estoy bien ... soy muy malo con las ranas ... ¡y cualquier ser vivo resbaladizo en general!" 



"Realmente eres como una chica..." 



"Ah, ¡¿Se acaba de mover?! ... S-Sálvame... Sálvame! " 



"W-Woah, ¡¿Rintarou ?!" 



La rana se movió ligeramente, y el aterrorizado Kouhai de repente se aferró a Keiki. 



Haah... Si solo él fuera una chica, realmente estaría feliz por esto... 



Sin embargo, él era un hombre. 



Ser abrazado por alguien del mismo sexo como este no hacía a Keiki feliz en absoluto. Y mientras esto sucedía, la rana comenzó a moverse hacia ellos. 



"¡¿Hya?! ¡¿P-por qué de repente viene aquí ?! ” 



Sin ninguna mala intención, la rana se subió al zapato de Rin. 



"... ¿Eh? ¡¿De ninguna manera?! Él está-" 



En el siguiente momento, ya estaba dentro de los pantalones de Rin. 



"¡¿Noooooooooooooo?! ¡Ahhhh, esta sensación resbaladiza y húmeda es tan asquerosa! ¡Llévatelo! ¡Sácalo por favor! 



"¡¿H-Hey, Rintarou ?! ¡Cálmate un segundo! 



En lugar de escuchar a Keiki, Rin comenzó a quitarse los pantalones frenéticamente. 



"¡Ah!" 



Sus pantalones quedaron colgados cerca de sus rodillas, y cayó cara a cara al suelo. Ahora estaba en cuatro patas, y su trasero, solo cubierto por sus boxers, estaba a la vista. Era bastante sexy a la vista. Pero como la persona en cuestión todavía era un chico, Keiki no podía disfrutar de esta visión en absoluto, y simplemente caminó hacia él. 



"Ahh, vamos, te lo quitaré, ¡así que no te muevas!" 



"¡P-por favor ...!" 



Como había prometido, Keiki recogió con cuidado la rana y la dejó en el suelo de nuevo. En respuesta, simplemente saltó en alguna parte. 



"Mira, se ha ido. ¿Estás bien?" 



"S-sí... muchas gracias..." dijo Rin, su respiración era áspera y las lágrimas se formaban en sus ojos. 



En ese momento, Keiki escuchó algo caer detrás de él. Dándose la vuelta, vio a Nanjou Mao, con su uniforme de sirvienta, que acababa de dejar caer su recipiente de leche al suelo. Sus hombros temblaban violentamente. 



"¿Nanjou?" 



"K-Kiryuu... Q-¿Qué estás haciendo ...?" 



"¿Eh...?" 



Por un segundo, Keiki se confundió con el extraño comportamiento de Mao, pero... 



"... ¡¿Ah ?!" 



Cuando Keiki se dio cuenta de lo que estaba mirando, las células de alarma en su cerebro comenzaron a sonar. 



Un chico hermoso, con los pantalones bajados, sudando furiosamente. 



Detrás de su espalda, otro chico con una expresión de alivio. Sólo hay una conclusión a la que podría llegar una fujoshi como Mao. 



"¡¿Pensar que Kiryuu está perforando el camino de un chico hermoso como este?!" 



"¡No estoy perforando nada!" 



Como era de esperar, lo que salió de su boca fue el peor malentendido posible. 



"¿Qué pasa si te vierto un poco de mi leche sobre ti...?" 



"¡Detente!" 



Keiki dejó escapar un grito desesperado para detener a la fujoshi, que acababa de recoger su leche. 



"¡Rintarou! Su capacidad de razonar está bajando peligrosamente, así que apúrate y ponte los pantalones". 



"Ah, sí... ¿Qué fue eso de su capacidad de razonar?" 



Rin se apresuró a ponerse los pantalones con una expresión confusa en su rostro. 



"¿Y por qué estás aquí, Nanjou?" 



"Bueno, nos quedamos sin leche, así que fui a buscar algo..." 



"¿Qué tipo de mal momento es ese...?" 



Como el salón de clases que estaban usando para la tienda no tenía refrigerador, tuvieron que pedir prestado el salón de clases para guardar todo. 



"Espera, ¿no eres la chica del consejo estudiantil de antes?" ¡¿De repente te convertiste en un chico?! 



"No, he sido un chico desde el principio". 



"¡¿Nani*?! ¿Pensar que confundiría a un chico con una niña ...?! ” 

Uro: El Gringo dejó el ¿Qué? en japonés a propósito xD 



Más bien, hubiera sido mejor para ella tener ese malentendido para siempre. Pero, por supuesto, Mao no escucharía esa petición de todos modos. 



"Bueno lo que sea. ¿De nuevo, quien eras? ¿Mitani o algo así? 



"Ah, sí. Soy Mitani Rin... " 



"Mitani, ¿qué tan cerca estás de Kiryuu?" 



"Bueno, una vez me vio desnudo". 



"¡¿Desnudo?!" 



"Y hasta me tocó la entrepierna". 



"¡¿Entrepierna?!" 



"No, no es como si lo hubiera tocado por mi cuenta..." 



Para demostrarle a Keiki que era un hombre, Rin había tomado la mano el día de la limpieza de la piscina y la había empujado contra su propia entrepierna. Fue la peor experiencia posible para Keiki. 



“Fu fu fu… ¡Aquí está! ¡¡¡Aquí está!!! ¡He decidido hacerte el nuevo personaje! 



Con una risa podrida, la pervertida señaló a Rintarou. La fujoshi debe haber estado de muy buen humor después de encontrar un nuevo modelo para su manga BL y doujinshi. 



"Uhm ... Nuevo personaje ... ¿para qué?" 



"Solo ignórala. Puede ser un poco rara en la cabeza de vez en cuando". 



Solo imaginando a Rin participando en todas estas cosas BL doujinshi hacía que a Keiki le doliera la cabeza. Sin mencionar que ya tenía que preocuparse por el café en este momento.




Parte 3 

Alrededor de las 4 de la tarde, el primer día del festival de cultura llegó a su fin. Ahora que la limpieza era la siguiente en su agenda, los miembros cambiaron y todos fueron a limpiar sus respectivas áreas de la sala. Keiki, por su parte, estaba usando una calculadora para verificar cuánto dinero habían ganado ese día, compensando los costos de los alimentos y los ingredientes. 



"Nii-san. He terminado de limpiar la cocina. 



"Igual que aquí. El piso está hecho. 



"Jeje, una victoria fácil para Yuika". 



"Ohh, buen trabajo para todos". 



Gracias a los esfuerzos de todas, la limpieza se realizó con bastante rapidez. 



"Todos ustedes deben estar cansadas ​​de su largo día de trabajo, ¿verdad? Todos ustedes pueden irse a casa ahora y descansar". 



"¿Qué hay de Nii-san?" 



"Parece que tomará un poco más de tiempo aquí". 



"¿De Verdad? Iré a casa y haré la cena, entonces." 



Al entrar en la sala de personal hecha por ellos mismos, las chicas tomaron sus bolsos y se fueron. 



"Entonces Yuika se irá ahora." 



"Nos vemos mañana ~" 



"Nii-san. No te exijas demasiado, ¿de acuerdo? 



"Sí. Todas vayan casa sin hacer ningún desvío, ¿de acuerdo? 



Después de despedir a las chicas, la mirada de Keiki volvió a la situación mostrada en el escritorio. 



"Ahora entonces..." 



Su 'tardará un poco más' en este momento era en realidad era una mentira. Su trabajo ya estaba hecho. La razón por la que no pudo decirles fue porque el número que se muestra en la nota era demasiado desgarrador. 



"No es bueno en absoluto. Pensar que todavía no podemos pagar la deuda..." 



Aunque apenas habían logrado salir de la red, estaban muy lejos de la cantidad deseada. Esto era lo que había resultado de repartir volantes y hacer dulces, y había ayudado mucho a sus ingresos. Sin embargo, eso fue apenas suficiente para evitar que terminen en números rojos. La situación general seguía siendo tan desastrosa como antes. Sin mencionar los costos de los disfraces y la masa para los panqueques... 



"Si vuelve a ser así mañana, todo habrá terminado..." 



En pocas palabras, no podrían ganar suficiente dinero si no obtuvieran al menos el doble de la cantidad de clientes que tenían hoy. Y Keiki era dolorosamente consciente de eso, ya que lo había repasado varias veces. 



"Si tan solo se me ocurriera un plan mejor..." 



En este apretado calendario, las chicas trabajaban arduamente para el café, a pesar de que durante todo el tiempo estaban privadas de sueño. Incluso hoy, habían estado trabajando casi todo el tiempo sin tomar un solo descanso. Keiki se sintió responsable por el hecho de que incluso con todo esto, todavía no habían ganado lo suficiente. 



"¿No hay... Un método mejor ...?" 



Algo que él podría cambiar antes de que la tienda abriera mañana. Un plan que atraería a más personas que hoy. Si no lograba hacer eso, el club de caligrafía se disolvería con toda seguridad. 



"Disuelto..." 



Se imaginó la escena de Tokihara Sayuki, llorando. Si ella perdiera el club, lloraría una vez más. Así como aquella noche... 



“¡……!” 



Pensando eso, las lágrimas comenzaron a acumularse en sus ojos. 



Estaba frustrado por su propia incompetencia, frustrado por su propia debilidad y frustrado porque, a este ritmo, todos los esfuerzos de sus compañeros serían para nada... 



"¿Qué debería hacer ahora…?" 



Descansando sobre la mesa para ocultar su rostro, solo suspiró. Y de repente, en su estado de ánimo deprimido, un pañuelo apareció de repente sobre la mesa. 





"¿Eh?" 



¿Tal vez uno de los miembros del club no se había ido a casa todavía? 



Cuando levantó la cabeza, fue recibido por el disfraz de oso mirándolo fijamente. 



"¡¿Uwaaaaa?!" 



Keiki se levantó de la silla por sorpresa. Probablemente asustado por eso, el oso salió corriendo del salón. 



"¿Por qué está Oso-sama aquí ...?" 



Perdido por la situación actual, Keiki miró el pañuelo sobre la mesa. 



"... ¿Ha venido aquí para animarme?" 



Pero no entendía por qué una persona que llevaba un disfraz de oso haría eso. El simple hecho de ver a Keiki mientras caminaba por el edificio de la escuela sonaba demasiado casual. Pensándolo bien, ese oso había sido extraño desde el principio. No habló una sola cosa cuando pidió el folleto de Yuika, y había terminado de comer la omurice sin quitarse la cabeza del disfraz. Como si la persona en el interior quisiera ocultar su identidad. 



"De ninguna manera-" 



Cuando una cierta posibilidad pasó por la mente de Keiki, salió corriendo de la habitación. Un poco por el pasillo, vio su objetivo. 



"¡Espera un segundo!" 



“¡……!” 



En lugar de escuchar la petición de Keiki, el oso comenzó a huir. Sin embargo, dado que Keiki no llevaba un disfraz como el oso, el oso era demasiado lento mientras huía. Como resultado, no pudo escapar de Keiki y fue empujado hacia la esquina del pasillo. 



"Eres tan poco atlética como siempre..." 



Keiki dijo mientras colocaba ambos brazos sobre la cabeza del oso. 



"—Sayuki-senpai". 



"... Así que me descubriste". 



La persona que se escondía dentro del disfraz de oso no era otra Tokihara Sayuki. Como si se sintiera incómoda debido a esta repentina revelación, desvió la mirada mientras hacía un puchero. 



"¿Por qué llevas puesto un disfraz de oso?" 



"... Quiero decir, verte cara a cara habría sido demasiado embarazoso". 



"¿Qué quieres decir?" 



"Trajiste esa foto ayer, ¿verdad?" 



"Ah, sí. Veo que lo has traído aquí. 



"Me interesé en el maid café que estabas haciendo, pero me sentí incómoda mostrando mi cara ya que todavía estamos en medio de nuestra pelea, así que decidí usar este disfraz de oso mientras revisaba las cosas". 



"Eso no tiene ningún sentido". 



Pero Keiki entendió lo que quería decir. Aunque él no entendía por qué ella usaría un disfraz de oso. 



"¿De dónde sacaste eso en primer lugar?" 



"Simplemente estaba tirado en el cobertizo de la escuela". 



"De todos modos, me gustaría tener una conversación tranquila, ¿podemos volver al aula por ahora?" 



"Sí…" 



Tomando la cabeza del disfraz en una mano, Keiki tomó la mano de las chicas. Después de que regresaron al aula, Keiki apoyó la cabeza en una mesa cercana. Junto a él estaba Sayuki, lentamente trabajando en quitarse el resto del disfraz. 



"Así que llevabas un uniforme normal por dentro". 



"¿Qué? ¿Estabas esperando que estuviera desnuda por dentro? Fufu, lo siento por eso". 



"Nadie esperaba nada". 



“……” 



“……” 



Después de molestar a su Kouhai como siempre lo hacía, el Senpai se quedó en silencio, y hubo un silencio incómodo. Aunque querían conversar adecuadamente entre ellos, una vez que tenían al otro frente a ellos, no podían encontrar las palabras adecuadas. 



Después de todo, los dos todavía estaban en medio de una pelea. Y por no mencionar que se habían dicho las duras palabras antes. 



"... Siempre estuve mirando". 



"¿Eh?" 



"Cómo Keiki-kun y Koga-san estaban distribuyendo folletos, cómo empezaste a hacer panqueques para atraer a más clientes... Vi lo difícil que estabas trabajando a través de la ventana". 



"Así que nos estabas mirando..." 



Tuvo suerte de no haber sido vista, de lo contrario habría sido reportada como una intrusa. 



“Comencé a sentirme tan avergonzada cuando estaba escondida en casa. A pesar de que todos estaban trabajando tan duro para el club de caligrafía, ¿qué estaba haciendo? Estaba pensando cosas así". 



“Sayuki-senpai no tiene la culpa. La persona culpable era yo por decirte todas esas cosas horribles. Terminé". 



"¿Te refieres al comentario 'Virgen-senpai'? No te preocupes, no me importó mucho”. 



"No, eso no. Quiero decir que dije que prefería el consejo estudiantil al club de caligrafía". 



"Es culpa mía. Aunque Keiki-kun estaba preocupado por mí, lo llamé 'Virgen-kun' ”. 



"Bueno, no puedo decir que eso no dolió..." 



"Ah, eso creía." 



"Pero es cierto que te hice llorar. -Lo siento." 



"Keiki-kun..." 



Keiki siempre se arrepintió de hacer llorar a Sayuki. Pero volver al pasado para arreglar sus errores era imposible. Por eso, para no lamentar nada de nuevo, decidió disculparse de inmediato tan pronto como se volvieron a ver. 



"... Ya ves, hay algo que no pude decirte". 



"¿Qué cosa?" 



"Recientemente, Keiki-kun parecía estar pasando un buen momento, ¿verdad? Has estado haciendo un buen trabajo en el consejo estudiantil, y te has vuelto muy cercano con Fujimoto-san". 



"Bueno, eso es cierto, supongo".


"Koga-san me lo dijo. A este ritmo, incluso si pagamos la deuda, Keiki-kun podría no regresar al club de caligrafía". 



"¿Eh? ¿Yuika-chan dijo algo así? 



"Y a las chicas se les ocurrió un plan para recuperarte por la fuerza". 



"Ahhh, estuvieron hablando de un plan extraño antes..." 



Durante el descanso, las chicas habían estado hablando algo que sonaba así. 



"Pero espera, Sayuki-senpai no hizo nada, ¿verdad?" 



"Sí, no participé en eso". 



"¿Por qué fue eso?" 



"Keiki-kun terminó en el consejo estudiantil debido a mi error en primer lugar. No puedo ser tan egoísta como para pedirle que regreses”. 



"¿Y es esto lo que no pudiste decirme?" 



"Sí, eso es correcto. Quería que regresaras, pero eso era lo único que no podía decirte directamente". 



Sayuki bajó la cabeza, abatida. 



"Pero cuando me dijiste que preferías el consejo estudiantil... pensé... que quería tener a Keiki-kun a mi lado. No puedo pensar en un club de caligrafía sin ti." 



"Sayuki-senpai..." 



Sayuki le dio a Keiki una hermosa sonrisa, y pudo sentir su cara arder. 



"¿Keiki-kun? ¿Qué piensas?" 



"Yo…" 



Por supuesto, era una pregunta injusta. 



A la chica le gustaba burlarse de ella Kouhai. Y a Keiki le gustó este lado burlón de ella. Sin mencionar que Keiki estaba trabajando tan duro para proteger al club de caligrafía en primer lugar, por lo que la respuesta era obvia en este punto. 



“Quiero quedarme en el club de caligrafía. El club donde está Sayuki-senpai". 



Cuando escuchó eso, Sayuki no pudo contener su sonrisa. A pesar de que estaban de acuerdo desde el principio, se habían metido en una pelea por algo pequeño, y ahora finalmente se las habían arreglado para reconciliarse. 



“Pero nuestras ventas actuales son bastante deprimentes. A este ritmo, el club de caligrafía... 



"Ah, eso no debería ser un problema". 



"¿Eh?" 



"Solo déjame el café a mí. Tengo la solución perfecta." 



"¿La tienes?" 



"No es como si estuviera jugando todo el día con el disfraz de oso". Estaba estudiando qué cosas populares vendían las otras clases". 



"Una investigación como oso..." 



"Y después de analizar todas las diferentes ideas que encontré, finalmente sé cómo salvar la tienda". 



"¡¿Qué es este método mágico?!" 



"¿Quieres saber?" 



"¡Naturalmente!" 



Sayuki asintió con satisfacción cuando escuchó la exclamación de Keiki. 



"Básicamente... ¡Conviértete en un influencer!" 



Influencer: es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca. 



Con total confianza, la niña dijo algo bastante barato.

0 Comentarios