Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.7 Capítulo 1


Capítulo 1: Una pijamada repentina 



Parte 1 

Con las cortinas cerradas y la oscuridad llenando la habitación, Sayuki estaba acostada en su cama. Ella todavía llevaba puesta su pijama. Nadie sabía cuánto tiempo había pasado en esta situación. El incidente de la noche anterior fue el detonante de esto, pero en lugar de trabajar para resolver esta situación, ella solo estaba posponiendo la confrontación necesaria. Ya sea el club de caligrafía o Keiki, absolutamente nada había sido resuelto todavía... 



"... Haah". 



Dejando escapar un suspiro, ella apoyó la cabeza en su almohada. Dentro de esta habitación oscura, la pantalla de su teléfono inteligente se iluminó de repente. 




"... Otra llamada." 



Desde hace un tiempo, su teléfono inteligente comenzaba a vibrar durante unos segundos, pero la chica no mostró ninguna intención de responder. Al igual que ayer, cuando se había escapado después de ver a Keiki acariciar a Ayano en la cabeza, se escapó una vez más.



"Por supuesto que me pondría celoso después de ver algo así..." 



El Kouhai en el que estaba interesada estaba siendo cariñoso con otra chica. Al no poder mantener la calma, fue descuidada más tarde en su trabajo y dejó caer algunas vajillas caras, lo que hizo que la despidieran en el acto. Sin mencionar que, a pesar de que él vino más tarde a buscarla por preocupación, hizo que Keiki se enojara como resultado. 



"¿Qué estoy haciendo...?" 



Odiaba que él le diera una palmada en la cabeza a alguien más en lugar de a ella. Mizuha era su hermana pequeña, así que eso era algo diferente, pero también estaban Yuika y Ayano. Ella quería convertirse en la mascota de Keiki, y no podía soportarlo cuando él era amable con alguien más. 



"... Keiki-kun parecía que se divertía con Fujimoto-san". 



Justo como Yuika había dicho previamente, a su ritmo, no había ninguna garantía de que el chico regresaría luego de que la deuda finalmente fuera pagada. Por supuesto, ella no quería eso. Ella no quería que su candidato a maestro fuera tomado por el consejo estudiantil. 



"Pero no tengo ningún derecho de monopolizar a Keiki..." 



La persona que hizo que Keiki asumiera el papel de miembro temporal del consejo estudiantil no era otra que la propia Sayuki. Desde abusar del presupuesto del club, hasta separarlo del club, todo sucedió debido a sus propias acciones. 



¿Incluso tenía derecho a pedirle que regresara? 



La razón por la que Sayuki no participó en la misión que Yuika y los demás llevaron a cabo también fue por esa duda. Aun así, cuando Keiki le dijo que prefería el consejo estudiantil, se sentía como si una hoja afilada pasara por su pecho. No abría los correos electrónicos que recibía porque simplemente tenía miedo. ¿Qué pasaría si uno fuera de Keiki y dijera 'Decidí unirme al consejo estudiantil'? ¿Un último adiós? Pensando eso, ella perdió toda su energía tanto como para mover su cuerpo para comprobar. Aunque quedarse así no cambiaría nada... Sin embargo a este ritmo, perdería su precioso club de caligrafía... 



Imaginando el futuro inminente, las lágrimas una vez más comenzaron a acumularse en las esquinas de sus ojos. 

"... Keiki-kun puede permanecer virgen por el resto de su vida".





Parte 2 



"... Realmente no puedo ponerme en contacto con Sayuki-senpai". 



Una hora después de la reunión de emergencia en el salón del club, un poco después de las 6 pm. Se fue a su casa, se cambió el uniforme escolar y ahora estaba sentado en su sala de estar, tratando de comunicarse con su senpai de pelo negro. Sin mencionar que ella no estaba en ninguna parte en la escuela hoy. Mizuha, quien llevaba el delantal, lo llamó mientras cortaba el repollo en la esquina de la cocina. 



"Nii-san, ¿qué le dijiste a Tokihara-senpai?" 



"Ahh, bueno... la llamé 'Virgen-senpai'..." 



"Ahhh... Es culpa de Nii-san entonces". 



"Pero, ella también me llamó 'Virgen-kun', ¿sabes?" 



"Ohh, ambos tienen la culpa entonces. Eso es inesperado". 



"Bueno, no creo que por eso se haya enojado conmigo sin embargo..." 



Ella no era el tipo de persona que enfurecería por ser llamada virgen. Lo que probablemente la lastimó fue la frase "Prefiero el consejo estudiantil por encima del club de caligrafía", que negaba su lugar más importante: 



Realmente soy lo peor ¿eh? 



Sean cuales sean las circunstancias, Keiki hizo llorar a la chica. Solo recordando eso hizo que su pecho se sintiera pesado. 



"Sin embargo, sería genial si ella regresara pronto". 



"Sí." 



"Sería genial si pudieran reconciliarse pronto". 



"Sí, por eso estoy trabajando duro". 



Qué conveniente sería borrar tus errores pasados. Lamentablemente, esto era una realidad, así que todo lo que podía hacer era asegurarse de que la chica pudiera reírse en el futuro cercano, y más allá de eso. 



“Lo siento por no darle más tiempo para trabajar en el menú. ¿Puedes hacerlo?" 



"Bueno, pensé que recalentar las cosas sería mejor. O algo que es fácil de hacer. Como yakisoba, okonomiyaki, y así sucesivamente. Si tengo los ingredientes que necesito, no me lleva mucho tiempo hacerlos". 



"Hablando de un maid café, omurice es un elemento básico, ¿verdad?" 

Uro: El omurice es un plato japonés contemporáneo consistente en una tortilla de huevo rellena con arroz frito. 



"Ah, ya veo." 



Dejando el cuchillo con el que estaba cortando las verduras, Mizuha comenzó a escribir en un pequeño cuaderno. Como si recordara algo, ella levantó la cabeza. 



"Eso me recuerda, ¿qué debemos hacer con los ingredientes de ese día? Preguntar a un proveedor ahora sería demasiado tarde". 



"No hay problema con eso. Koharu-senpai los traerá en su auto". 



"¿Eh? ¿Ootori-senpai va a conducir? 



“No, el chófer de la casa Ootori se encargará de conducir. Conducir sería bastante imposible para ella". 



Bueno, considerando su edad, es posible que ya tenga una licencia, pero eso era otro asunto para otro momento. Después de recibir el permiso de la presidenta del consejo estudiantil, Keiki llamó a Koharu y ella se ofreció a hacer el trabajo pesado. Ella era una Senpai muy amable, y Keiki estaba contenta de haberla conocido. 



“Mizuha, te haré ir de compras con Koharu-senpai mañana. Estoy seguro de que será pesado, pero Shouma estará allí para ayudar, así que no te preocupes". 



“……” 



"¿Mizuha?" 



"Ah, no... estaba un poco sorprendida porque Nii-san estaba pensando en esto tan a fondo". 



“Después de todo, he estado trabajando como parte del consejo estudiantil por un tiempo. Me he acostumbrado a preparar todo antes del trabajo real, eso es todo". 



En el consejo estudiantil siempre ocupado, el primer obstáculo de Keiki fue aprender a trabajar de manera eficiente. Si no lo hiciera así, no llegarían a tiempo para el festival cultural. 



"Haré lo mejor que pueda con el menú". 



"Cuento contigo." 



Los dos hermanos se rieron. Y con la sincronización perfecta, sonó el timbre, indicando que había llegado un invitado. 



"Ah, parece que ella está aquí". 



Levantándose de su asiento, Keiki se dirigió hacia la puerta. Cuando lo abrió, fue recibido por dos chicas que sostenían bolsas enormes. 



"Heyho ..." 



"Yuika estará a tu cuidado hoy". 



Una era Nanjou Mao, vestida con pantalones vaqueros, y la otra era Koga Yuika con falda. 



"... Los dioses realmente son injustos". 



Unos minutos más tarde, dentro de la sala de estar de la casa Kiryuu. Con una cinta métrica en la mano, Yuika estaba expresando sus quejas mientras medía el tamaño del busto de Mizuha. 



"¿Por qué…? ¿Por qué los dioses tienen que dividir los pechos en grandes y pequeños? 



"También hay personas en el medio, ya sabes". 



"Todo parece grande desde el punto de vista de Yuika", dijo la belleza rubia con un suspiro, mientras miraba su propio pecho. 



Todas las chicas con grandes pechos era su enemiga. Incluso Mizuha, que no se veía tan grande cuando estaba usando ropa. Fue suficiente para hacer que Yuika ardiera de celos. 



"Mizuha-senpai es muy amable y hermosa, e incluso tiene grandes pechos". 



"Los ojos y el cabello de Yuika-chan son igual de hermosos, y tu pequeña estatura es lo que te hace aún más linda como una chicas, ¿sabes?" 



"¿Eh? Ah... M-muchas gracias... " 



Debido al abrupto contraataque de Mizuha (?), Yuika de repente perdió su lenguaje venenoso. Mientras tanto, ella también reanudó su trabajo y tomó varias medidas del cuerpo de Mizuha. 



"Mmm... Fu, ah, eso hace cosquillas, Yuika-chan". 



"Ah, no te muevas por favor".



Parecía que las manos de Yuika cruzaban algunas de las áreas más sensibles de Mizuha, porque su cuerpo se contraía un poco a veces. Keiki y Mao estaban sentados en el sofá cercano, viendo cómo se desarrollaba esta escena bastante agradable. 



"Nunca supe que tomar medidas sobre la parte superior de tu ropa también estaría bien". 



"¿Pensaste que haríamos esto en nuestra ropa interior? Pervertido." 



"Acabo de ser llamado pervertido por una pervertida..." 



"Aun así, no pensé que me quedaría en tu casa tan repentinamente". 



“No tenemos mucho tiempo hasta el festival cultural después de todo. Definitivamente sería más eficiente tener a todos en el mismo lugar, y si surge algún problema, podemos solucionarlo de inmediato". 



Después de la reunión en el salón del club, Keiki presentó la propuesta de una pijamada por razones de eficiencia. Yuika necesitaría las medidas de Mao y Mizuha de todos modos para los uniformes de sirvienta en los que estaría trabajando, y las chicas tampoco parecían estar en contra. 



"Bueno, si solo fuéramos Mizuha y yo, Dios sabe lo que hubiera pasado". 



"¿Qué quieres decir?" 



"Nah, lo verás pronto, me temo". 



"¿De qué estás tan asustado…?" 



Aunque su compañera de clase todavía estaba un poco dudosa. 



"Entonces la siguiente es Mao-senpai". 



"Ah, sí…" 



Con la sincronización perfecta, Yuika terminó de tomar las medidas de Mizuha. Cuando se levantó, le lanzó a Keiki una mirada bastante desconfiada. 



"Kiryuu, no mires mis medidas, ¿de acuerdo?" 



"No lo haré". 



"No puedo confiar en las palabras de un suertudo maestro pervertido". 



"¡¿Y eso que significa?!" 



Sin embargo, en lugar de responder, Mao caminó hacia Yuika, solo soltando un breve "Hmph" en respuesta a la confusión de Keiki. Después de cambiar con ella, ahora le tocaba a Mizuha sentarse junto a su hermano mayor. 



"Ajaja, Yuika-chan realmente me medía un montón". 



"¿Fue divertido?" 



"Quiero decir, ha pasado un tiempo desde que nuestra casa ha estado tan animada". 



"…Tienes razón." 



Dado que los padres de Kiryuu a menudo estaban ocupados con sus trabajos, los hermanos estaban solos la mayor parte del tiempo. Realmente había pasado mucho tiempo desde que su casa se sentía tan agitada. Sin mencionar que el mismo Keiki se sintió aún más feliz por eso, después de ver a Mizuha tan alegre. Y parecía que Mizuha no era la única persona que estaba de acuerdo... 



"Hm hm hm ~~~ Bien, Mao-senpai, por favor levanta los brazos ~" 



Más allá de la mirada de los hermanos estaba una Yuika claramente complacida, que estaba trabajando para tomar las medidas de Mao. Tal vez fue porque le gustaba hacer ropa, o tal vez porque le gustaba tomar medidas. Nadie lo sabía. Pero, en lugar de preguntar sobre eso, Mao abrió la boca para hablar de un asunto diferente. 



"... ¿Umm, Yuika?" 



"¿Qué pasa?" 



"Por favor, ¿no podrías hacer mi falda un poco más larga?" 



"¿Ehhh? No puedo hacer eso. Estamos todos juntos en esta cosa vergonzosa". 



“Si aceptas mi solicitud, te daré un preciado libro mío BL. ¿Qué te parece?" 



"¿Quieres dejarlo ya?" 



"¡¿Auch?!" 



Al recibir un golpe en la cabeza por Keiki, quien se había levantado y se acercó a ella, Mao sostuvo su cabeza en sus brazos. 



"No te atrevas a entrar en un intercambio fujoshi con mi Kouhai ". 



"Hmph... pero no lo hagas demasiado corta... Es realmente vergonzoso". 



"¿Lo dice la Gal con la falda súper corta?" 



"¡El uniforme y la ropa de maid son diferentes!" 



Por supuesto, Keiki no estaba de acuerdo en absoluto. Pero él simplemente lo atribuyó a la complejidad de una joven doncella, y siguió adelante. 



"Fufufu, entonces, Yuika hará intencionalmente la falda de Mao-senpai una minifalda, ¿de acuerdo?" 



"¡¿Por favor detente?!" 



Mao rogó, mientras Yuika soltaba una risa burlona. Aunque estaba feliz de que estuvieran disfrutando de su tiempo, aún destacó un punto adicional como su actual supervisor tipo productor. 



"Bueno, dije 'Maid Erótica', pero todavía estamos en los terrenos de la escuela. "Si los disfraces son demasiado reveladores, tendremos problemas con la escuela, así que mantenlos en niveles aceptables". 



"¡Entendido! ¡Yuika lo hará lo más corto posible! 



"No tienes que hacerlo más corto, sabes..." dijo Nanjou, dejando escapar un suspiro de derrota. 



Después de tomar las medidas de Mao, los miembros comenzaron a realizar sus respectivos trabajos. Yuika comenzó los preparativos para coser los uniformes, mientras que Mao comenzó a dibujar ilustraciones y detalles en los carteles. Mizuha, por su parte, estaba preparando un menú. 



"Tengo que hacer mi parte también". 



Sentado en la mesa de la cocina, Keiki sacó una computadora portátil que trajo consigo de su habitación. Aunque había recibido el permiso del consejo estudiantil, aún tenía que completar varios documentos relacionados con las reglas y la seguridad. También tenía que idear un plan detallado para su atracción para mañana, calcular sus precios para los distintos alimentos y bebidas para que pudieran ganar suficiente dinero y muchas otras cosas. 



Alrededor de una hora después de que comenzaran su trabajo, 



"Es un poco tarde. ¿Deberíamos cenar ahora? 



Mizuha dijo con una sonrisa mientras salía de la cocina. Siguiendo las palabras del chef, Mao y Yuika dieron sus respectivas respuestas. 



"¡He estado esperando por esto!" 



“¡La cocina de Mizuha-senpai es tan deliciosa! Yuika lo ama! " 



Aunque las otras chicas claramente parecían estar emocionadas por lo que iba a pasar, Keiki solo pudo murmurar "Así que finalmente es hora..." Por suerte, Yuika y Mao no lo sabían todavía. Lo que estaba a punto de ocurrir no era solo una cena normal, sino más bien 'Un banquete en el infierno': 



"¿Cómo está el sabor?" 



"Es sabroso, pero..." 



"Esta cantidad es un poco exagerada..." 



"Una vez que Mizuha comienza a crear nuevas recetas y todo eso, no puede ser detenida..." 



Lo que estaba encima de la mesa frente a ellos no era la cantidad de una cena normal: había yakisoba, okonomiyaki empapado de salsa y arroz con pollo y huevos esponjosos dentro de la omurice. Sí, esta fue una de las razones principales por las que Keiki se había decidido por una pijamada. Mizuha era el tipo de persona que cocinaría sin cesar hasta que se le ocurriera una receta nueva y satisfactoria. Sin mencionar que su trabajo actual era crear un menú completo, por lo que Keiki se dio cuenta pronto de que solo los estómagos de los hermanos Kiryuu no serían suficientes para todo lo que estaba a punto de ser cocinado. Por eso tuvo que aumentar el número de personas presentes. 



"Podemos guardar el resto para el desayuno mañana". 



"Yuika puede verse a sí misma hinchándose como un globo..." 



"Qué coincidencia, yo también..." 



"Una vez que termine de comer esto, iré a limpiar el baño, supongo..." 



Después de que sus vientres estuvieran llenos hasta el borde por la comida de Mizuha, los miembros regresaron a su trabajo. La misión de Yuika de coser los uniformes avanzaba suavemente, mientras que Mao ya estaba coloreando los carteles, y Mizuha estaba sola tomando algunas notas más. Keiki mismo estaba limpiando el baño, y regresó a la sala una vez que terminó. 



"Llené la bañera. ¿Quién quiere entrar primero? 



"Nii-san puede entrar primero." 



"Sí, tú fuiste quien lo limpió, después de todo". 



"No tengo ninguna objeción de mi parte ~" 



"¿De Verdad? Entonces haré eso". 



Aunque a Keiki no le hubiera importado ser la última persona en usarlo, las chicas no parecían tener ninguna queja de que él fuera el primero, así que decidió hacer eso. Después de entrar en el vestuario, se quitó la ropa y entró en el baño. Después de lavarse el cabello, lentamente hundió su cuerpo en el agua caliente. 



"Haaah..." 



El calor del agua hizo maravillas en su cuerpo cansado. Pero una vez que se encontró solo así, sus pensamientos comenzaron a dirigirse hacia ella. 



"... Me pregunto qué está haciendo ahora Sayuki-senpai". 



Como ella no contestaría sus mensajes, probablemente todavía estaba enojada con él. Le hubiera gustado verla en persona, pero ella tampoco iba a ir a la escuela. 



"A este ritmo, ella ni siquiera podría venir a la escuela por mucho tiempo ..." 



Incluso podrían tener que hacer el servicio de limpieza sin ella. 



"Tengo que mantenerme actuando unido..." 



Si Keiki se pusiera ansioso, Yuika y los demás se darían cuenta. Definitivamente no podía dejar que lo vieran en un estado débil. 



"Está bien, supongo que saldré por ahora". 



Todavía le quedaba una montaña de trabajo. No podía quedarse allí por más tiempo. Salió apresuradamente del baño, se puso una muda de ropa y se dirigió a la sala de estar. Cuando llegó frente a la puerta, pudo escuchar las voces de las chicas que venían del interior. 



"— Keiki-senpai realmente está trabajando duro". 



"— Pero estaba realmente preocupada cuando nos dijo que nos pusiéramos uniformes de sirvienta de la nada". 



"— Vamos, eso fue por el bien del club de caligrafía". 



De repente, su propio nombre apareció en la conversación. Podría ser esto posiblemente 



"¿Están hablando de mí?" 



Habiéndose interesado en la conversación, Keiki no abrió más la puerta, sino que se asomó a la habitación a través de la pequeña abertura. Aparentemente, las tres estaban tomando un descanso, porque estaban sentadas en el sofá, bebiendo té y hablando. 



"—Pero creo que mi opinión de Kiryuu ha mejorado, aunque sea un poco". 



"—Desde que comenzó a trabajar en el consejo estudiantil, se ha vuelto realmente confiable". 



"—Es cierto. Pero eso es lo que se esperaba del esclavo de Yuika." 



Aunque no soy tu esclavo... 



Realmente no lo era, pero todavía se sentía un poco nervioso al ser elogiado de esta manera. Mao comenzó a burlarse de Yuika en respuesta a su declaración. 



“Realmente se volvió confiable. Después de todo, él hizo llorar a la sádica y fuerte Yuika ". 



“¡Yuika ya te dijo que no estaba llorando! ¡Y Mao-senpai también! ¿Por qué te pusiste como toda una doncella cuando Keiki-senpai se acercó a ti? " 



"¡¿Qué?! ¿A quién llamas doncella?" 



"No me recuerden la operación de recaptura..." 



Pareciendo que estaba recordando algo, Mizuha escondió su rostro avergonzado. Pero Keiki estaba más interesada en el término que acababa de usar. 



¿Operación de recaptura...? 



Keiki recordó que hubo un día en que todos comenzaron a actuar de manera extraña por alguna razón. Fue el primer día de exámenes parciales la semana pasada. 



Como cuando Mao comenzó a soltar cosas irrazonables como "¡Puedes acariciar mis pechos si quieres!" 



Como cuando Yuika estaba tratando de llevar a cabo un juego de rol de esclavitud sobre él. 



Como cuando una vez más había atrapado a Mizuha olfateando su ropa interior como loca. 



Dado que sus acciones eran similares a lo que sucedía todos los días, Keiki no lo había cuestionado más. 



¿Estaban tratando de sacarme del consejo de estudiantes con eso, o algo así...? 



Eso explicaría las palabras 'operación de recaptura'. 



Tal vez se dieron cuenta de que estaba vacilando... 



El detonante de eso fue Ayano: "Quiero que te quedes en el consejo estudiantil". 



Regresar al club de caligrafía o convertirse en miembro de pleno derecho del consejo estudiantil. 



Había dudado por un tiempo, pero ya sabía la respuesta muy adentro. Y, mientras Keiki una vez más recordaba su propia debilidad, la conversación de las chicas divergió en una dirección diferente. 



"Dime, Mizuha, ¿qué haces en los días sin escuela?" 



"Hmm... a menudo limpio la habitación de Nii-san, hago comida para Nii-san, o cuido la ropa de Nii-san". 



"¿Qué eres, su madre?" 



"Cuidar de Nii-san es una de mis aficiones". 



"¿Un pasatiempo…? Eso es definitivamente raro sin embargo... 



"¿De Verdad? Creo que es bastante normal". 



"No, Yuika no cree que sea normal en absoluto". 



"Bueno, ya que al principio no estamos relacionados con la sangre, no somos hermanos normales". 



"¡Que pesada!" 



"¡Yuika no quiso decir eso de esa manera!" 



"Fufu, lo sé." 



Al ver a las dos chicas ponerse nerviosas, Mizuha soltó una risita. Podría parecer bastante tranquila y serena, pero la hermana pequeña de Keiki en realidad amaba hablar con otras chicas. 



"¿No hay nada más para ti además de cuidar a Kiryuu?" 



"Veo muchas películas. Aunque en lugar del cine, uso el sistema de alquilarlas". 



"Ohh, eso es bueno. También las veo bastante a menudo." Las de acción con los hombres machistas realmente hacen que mis fantasías fluyan". 



"Lo siento, no veo películas con eso en mente". 





"¿Ehhh? ¿No te excitas después de ver una escena de batalla, con el sudor goteando de sus cuerpos, estando medio desnudos todo el tiempo? 



"Realmente no veo ninguna película con hombres semidesnudos". 



"¿Entonces... totalmente desnudo?" 



"Incluso menos... Ah, pero hace un tiempo, vi a Nii-san completamente desnudo". 



"¿Viste a Kiryuu desnudo?" 



"¡¿Qué pasó?!" 



Tanto Yuika como Mao se inclinaron hacia delante por el shock cuando se enteraron de este desarrollo inesperado. 



"Estaba pensando en esto y eso, así que decidí atacar a Nii-san mientras él se estaba bañando". 



"Eh, ¿espera un segundo? Calma. ¿Qué tipo de circunstancias hubo para que esto sucediera? 



"Ah. En ese momento, yo también estaba desnuda". 



"Mizuha-senpai, eres demasiado audaz..." 



Yuika probablemente se había imaginado esa escena. Como ella era bastante inocente en ese sentido, sus mejillas se enrojecieron ligeramente. 



Ahora que lo menciona, algo así sucedió, sí... 



Después del campamento de entrenamiento en la residencia privada, Mizuha había lanzado un ataque mientras su hermano mayor se estaba bañando. Sin mencionar que solo una toalla escondía sus lugares más importantes. 



“Después de eso, Nii-san se cayó, y su toalla cayó al suelo. Gracias a eso, pude ver su lugar más importante”. 



““ …… ”” 



En respuesta a esa animada confesión, tanto Mao como Yuika tragaron saliva. 



"... ¿Viste el... de Kiryuu...?" 



"Sí, de frente". 



"¿Q-Que tal ...?" 



"Y-Yuika también está interesada". 



"Umm—" 



"¡¿Stop Stop Stop?! ¡No más que eso, te lo ruego! 




Así, Keiki entró asaltando en la sala de estar. Tuvo que evitar que cualquier información delicada se difundiera entre las chicas.






Parte 3 

Al día siguiente, viernes, el tiempo pasó relativamente rápido. Como era el último día antes del festival cultural, no había clases, y todos los estudiantes estaban trabajando en las etapas finales de los preparativos. Los miembros del consejo estudiantil no fueron la excepción. Incluso el miembro temporal Keiki, que caminaba por el edificio de la escuela con su compañera Ayano a su lado. Ya que él también era el gerente del servicio de limpieza, intentaría ir allí para trabajar como asistente siempre que tuviera la menor cantidad de tiempo libre. 



"Ah, Keiki-senpai, el momento perfecto. ¿Cómo se ve esto para el arreglo de la tienda? 



"Creo que un poco más de espacio para caminar estaría mejor. No podremos acomodar tantos asientos, pero es necesario o puede que se llene mucho más tarde cuando quieras sacar la comida". 



"!Está bien, lo entiendo!" 



"Te ayudaré". 



Keiki comenzó a reorganizar las sillas con Yuika. 



"Estamos de vuelta ~" 



Los miembros encargados de comprar ingredientes, incluido el chef Mizuha, regresaron con varias bolsas de plástico en la mano. Shouma y Koharu estaban con ella. 



“Buen trabajo, Mizuha. Shouma, Koharu, gracias, ustedes dos. " 



"Tenemos que ayudarnos unos a otros en momentos como estos". 



"Sí, voy a ayudar como pueda". 



Shouma y Koharu se ofrecieron a ayudar para que la apertura del café fuera impecable. Mientras tanto, la chef Mizuha comenzó a revisar varios utensilios de cocina y a preparar todo. Mientras tanto, Mao estaba usando una escalera para decorar un poco la habitación. 



Como nota al margen, los carteles que dibujó Mao ya estaban colgados en toda la escuela. Y aunque era mucho trabajo para Yuika, ella logró que los dos uniformes de sirvienta estuvieran listos para la apertura de mañana. Con el menú hecho también, los preparativos avanzaban suavemente. 



"¿Está bien, es hora de terminar esto!" 



"""""¡Sí!""""" 



Y, después de un largo día de trabajo, alrededor del tiempo en que las clases normalmente terminaban. 



"Haah... estoy muy cansado..." 



Dentro de la oficina del consejo estudiantil vacía, Keiki estaba descansando la mitad superior de su cuerpo sobre la mesa. Los preparativos para el servicio de limpieza estaban completos y todos los miembros del club ya se habían ido a casa. Lo mismo sucedió con los otros miembros del consejo estudiantil, pero Keiki estaba tan cansado que no podía mover un músculo, así que decidió tomarse un descanso antes de reunir la fuerza para regresar a casa. Mientras él estaba ocupado gimiendo debido a sus músculos adoloridos, la puerta de la oficina del consejo estudiantil se abrió, y Shiho entró. 



"¿Oh? ¿Todavía estás aquí, Keiki-kun? 



"Sí, estaba planeando tomar un pequeño descanso antes de irme a casa". 



"Ya veo, hoy ha estado bastante ocupado, ¿no es así? ¿Qué tal si te preparo un café para ayudarte con tu fatiga? 



"Ah, entonces yo..." Keiki comenzó a levantarse. 



"No te molestes ~ Deja que Onee-san haga el trabajo por ti". 



Shiho le guiñó un ojo a Keiki y se dirigió a la cocina con la tetera. Después de que ella preparó dos tazas, el dulce aroma del café llenó la habitación. 



"Aquí tienes." 



"Muchas gracias." 



Después de que Keiki le dio las gracias, Shiho se sentó frente a él con una sonrisa. Ambos tomaron un sorbo de café y dejaron escapar un suspiro de alivio al mismo tiempo. 



"Me alegra que hayas logrado los preparativos para el café a tiempo". 



"Sí, es gracias al arduo trabajo de todos que hemos llegado hasta aquí". 



"Me sorprendió mucho cuando de repente me dijiste que querías abrir una café". 




"Sí, lamento haberte impuesto eso repente en ti. Además de despegarme del trabajo ayer”.



"No se puede evitar. Tenías tu propio conjunto de circunstancias”. 



Cuando Keiki la llamó, él explicó brevemente el problema actual al que se enfrentaban. Después de todo, no podía pedir permiso para el café sin una explicación. Cuando él le dijo que habían despedido a Sayuki y que no podrían pagar la deuda sin los ingresos del café, la chica le dio permiso de inmediato. 



"Keiki-kun realmente lo tuvo difícil recientemente. Ser el administrador del maid café además de ser un miembro temporal del consejo estudiantil". 



"Es cierto, ajaja. En este punto, estoy agradecido por cualquier ayuda que pueda obtener". 



"Nuestro trabajo en el día del festival cultural es solo caminar y revisar las cosas de todos modos, así que también podrías quedarte con el club de caligrafía, ¿sabes?" 



"Eso no servirá. Hasta que no hayamos pagado la deuda, sigo siendo miembro del consejo estudiantil". 



"Keiki-kun es tan serio. Onee-san piensa que es un rasgo maravilloso de tener". 



La senpai soltó una risita. Y, con una expresión un tanto solitaria en su rostro, pasó los dedos alrededor del borde de su taza de té. 



"Realmente envidio a Tokihara-san, ya que ella tiene un Kouhai como tú". 



"¿Eh?" 



"Quiero decir, estás trabajando tan duro para Tokihara-san, ¿verdad? Incluso cuando se enteró de su mal uso del presupuesto, todavía trató de cubrirla. Ya que sabes lo importante que es para ella el club de caligrafía, estás haciendo todo lo posible por protegerlo". 



"…Es cierto." 



Quería proteger un lugar importante de alguien que era precioso para él. Esos sentimientos eran la única motivación de Keiki en este momento. 



"Dime, Keiki-kun, ¿te gusta Tokihara-san?" 



"¿Hah?" 



Los pensamientos de Keiki se detuvieron de repente. 



“Ah, no, no, no, no. Ese definitivamente no es el caso”. 



"Ohh, qué negación tan energética". 



"Quiero decir, Sayuki-senpai es hermosa, y es muy pura cuando está tranquila, y su estilo y todo está totalmente dentro de mi zona de ataque". 



"¿Qué es esta 'zona de ataque'?" 



"Pero nuestros intereses no coinciden". 



"¿Es así?" 



Es así. 



“Además, todos tienen la impresión equivocada sobre Sayuki-senpai. Puede que se vea perfecta desde fuera, pero tiene muchos agujeros, es bastante egoísta y sus bromas a veces son de nivel infantil, y...” 



Aunque no podía decirlo, ella también era una mujer masoquista hardcore. 



"De todos modos, así es como es". 



"Hmmm, ¿es así?" 



Después de escuchar a Keiki, Shiho le devolvió una sonrisa. Parecía que se estaba divirtiendo. 



"... ¿Qué pasa con esa cara?" 



"¿Nada en absoluto? Parece que miras muy de cerca de Tokihara-san. " 



"No te burles de mi ..." 



"¿Así qué? ¿Qué piensas de ella, entonces? 



"... Bueno, es cierto que es alguien a quien no puedo dejar sola". 



Dejando a un lado los sentimientos románticos, el hecho era cierto de que Sayuki era una persona importante para Keiki. Incluso después de que ella le había hecho todas estas cosas a Keiki, él todavía la atesoraba hasta este punto. 



"Sería bueno si pudieras reconciliarte con Tokihara-san, ¿verdad?" 



"Realmente me gustaría hacer eso, pero Sayuki-senpai no vino a la escuela hoy tampoco, y no puedo ponerme en contacto con ella... Estoy pensando que ella probablemente todavía esté enojada conmigo" 



"Debería estar bien. Ver lo difícil que está trabajando Keiki-kun en este momento definitivamente la hará feliz". 



"Takasaki-senpai ..." 



"Y, si quieres contactar con ella, hay un buen método". 



"¿Qué método?" 



Cuando Keiki mostró interés en sus palabras, Shiho le lanzó un guiño. 



"Sólo tienes que visitar su casa". 



Dejando la escuela detrás de él, Keiki se dirigió hacia la residencia de Tokihara. 



"Es tan grande como siempre..." 



En este día normal de la segunda mitad de octubre, la hora era poco después de las cinco de la tarde, pero el cielo ya tenía un color naranja intenso. En medio de la zona residencial, su casa destacaba. La residencia de Tokihara era una casa antigua que había resistido las mareas del tiempo. Aunque solo parecía que era una residencia de un solo piso, parecía que tenía un origen bastante antiguo, y Keiki tardó un poco en acostumbrarse a la diferencia. 



"Ir a la casa de una chica de esta manera realmente me hace sentir tenso..." 



Sin mencionar que era la casa de su senpai, justo después de que tuvieron una pelea. Pero Keiki no podía regresar ahora mismo. Respiró hondo, armó su decisión y tocó el timbre. Después de esperar un poco, con su corazón latiendo intensamente, la puerta se abrió lentamente con un sonajero. 



"Hola, ¿quién podrías ser?" 



La persona que lo saludó no era Sayuki, sino otra chica, que era un poco más pequeña que Sayuki, pero con un cabello negro igualmente intenso. Su cuerpo estaba envuelto en un kimono rojo. Su cabello negro estaba atado como un moño en la parte posterior de su cabeza. Aunque el tamaño de su pecho ni siquiera podía compararse con el de Sayuki, realmente se parecían. 



¿Tal vez era su hermana pequeña? Pero Sayuki-senpai dijo que ella es hija única... 



"Oh cielos, ¿podrías ser...?" 



"G-Gusto en conocerla. Soy el Kouhai de Sayuki-senpai, Kiryuu". 



"¡Ahh, eso pensaba! Así que tú eres Kiryuu-kun. Sayuki-chan siempre está hablando de ti." 



Con una voz refrescante y calmante, la mujer vestida con el estilo tradicional japonés soltó una leve risita. 



"Umm... no quiero ser grosero, pero ¿ posiblemente eres la hermana pequeña de Sayuki-senpai?" 



"¿No? Soy la madre de Sayuki-chan." 



"¡¿Madre?!" 



La parecida de Sayuki era la madre de Sayuki. Para ser franco, parecía tener la misma edad que Sayuki, o incluso más joven. 



"E-eres muy joven, ya veo." 



"Ufufufu, a menudo me dicen que tengo una cara infantil". 



"Esto no está en el nivel de una cara infantil..." 



Pero, al pensar en cómo existía una loli legal como Koharu, su existencia de repente no parecía tan irracional. 



“Una vez más, soy la madre de Sayuki-chan, Tokihara Mifuyu. He escuchado muchas cosas sobre ti de Sayuki-chan ". 



"¿Mucho?" 



"Sí. Por ejemplo, cómo la azotaste recientemente." 



"¿Eso de todas las cosas?" 



"Enserio, tienes una cara bonita, pero eres bastante desviado dentro". 




"¡Es un malentendido!"


Ese incidente efectivamente había ocurrido. Pero eso solo significaba un castigo o, para un masoquista como ella, la motivación para trabajar más duro. Ciertamente no era como si Keiki realmente disfrutara haciéndole eso a ella. 



¿Qué le está diciendo esta chica a su propia madre...? 



Aunque Keiki estaba más que intrigado por saber qué otras cosas vergonzosas que la chica le había dicho a su madre, no era por eso que había venido hoy aquí. 



"Umm, ¿podría estar Sayuki-senpai en casa ahora?" 



"Ah, ¿viniste aquí porque estabas preocupado porque ella no ha ido a la escuela por un tiempo?" 



"Umm... Eso es correcto, sí ..." 



No podía decirle exactamente que él era el motivo de su ausencia en la escuela. 



"Ya veo... Pero eso es un poco problemático. Sayuki-chan se ha encerrado en su habitación y no saldrá, ya ves. Incluso me dijo que te enviara lejos si vinieras a visitarla..." 



"Qué minuciosa..." 



Parecía que las posibilidades de Keiki eran realmente limitadas. Pero no podía simplemente darse la vuelta y rendirse ahora. 



"Umm, si es así, entonces..." 



Keiki sacó una foto de su bolso y se la dio a Mifuyu. 



"¿Podrías darle esto a Sayuki-senpai?" 



"Entiendo. Se lo daré a ella. 




La madre sonrió mientras aceptaba. Y dicha sonrisa parecía casi idéntica a la normal de Sayuki.






Parte 4 

Al ver al Kouhai alejarse de su hija, Mifuyu volvió a entrar y se dirigió a la habitación de Sayuki, donde Sayuki ya la estaba esperando con la cabeza asomada por la puerta. 



"... ¿Keiki-kun se fue a casa?" 



"Si estás tan interesada, ve a verlo". 



"No quiero. Todavía estamos en medio de nuestra pelea". 



"Me pregunto de quién sacaste esa terquedad". 



"De ti. ¿Quién más?" 



Pero Mifuyu acabó devolviéndole una sonrisa, todo el tiempo caminando hacia ella con la foto en la mano. 



"Aquí, esto es de Kiryuu-kun". 



“¿…? ¿Una fotografía?" 



"Bueno, ese era mi trabajo, así que me iré ahora". 



"Ah sí…" 



Al ver a su madre alejarse, su mirada cayó sobre la foto en sus manos. La foto fue tomada obviamente por la profesional Koharu, y probablemente se imprimió con la impresora de alta tecnología en la sala del club de astronomía. Dentro del decorado salón de caligrafía, los cuatro miembros estaban parados uno al lado del otro. Y en la parte inferior, decía "¡Bienvenido a nuestro Maid Café!" 



"Esto es…" 



Pero con solo esta foto, la chica comprendió de inmediato las intenciones del chico. Para detener la disolución del club de caligrafía, probablemente habían decidido abrir una tienda en el festival cultural para ganar suficiente dinero para pagar la deuda. 



"Keiki-kun..." 



En este momento, incluso después de que habían despedido a Sayuki, el chico todavía estaba trabajando duro para salvar el club de caligrafía que tanto atesoraba. 



"Aunque dijiste que preferías el consejo estudiantil..." 



Si él realmente pensara eso, entonces no habría razón para que él hiciera algo como esto. Entendiendo eso, una lágrima de alegría corrió por su mejilla. Tratando de no dejar ir esta sensación, se llevó la imagen a su pecho, abrazándola suavemente.






Parte 5 

Y luego, después de que terminó la noche, llegó el fatídico sábado. La mañana apenas había comenzado, y la escuela ya estaba tan animada como siempre. En el patio delantero, uno podía encontrar muchos puestos de comida que vendían salchichas, crepes y otras cosas. El edificio en sí estaba decorado al máximo, y cada clase tenía algo de atracción propia, y el gimnasio estaba equipado con un gran escenario. En medio de todo eso, Keiki estaba caminando como un miembro temporal del consejo estudiantil. Hoy y mañana, no solo habrá estudiantes caminando, sino también varios tutores y personas de los vecindarios cercanos. Para evitar cualquier problema de agitarse con esta masa de personas, su misión era caminar por el lugar y vigilar cualquier cosa fuera de lo común que pudiera significar peligroso. Incluso cosas menores como recoger pertenencias perdidas, ayudar a un niño perdido, y así sucesivamente, podría llevar bastante tiempo. Después de haber ayudado a reunir a un padre con su hija, tuvo un pensamiento mientras estrechaba la mano del padre: 



"Me pregunto si el café va bien..." 



No pudo evitar sentir curiosidad por cómo estaba la tienda. Si pudiera, iría allí de inmediato y ayudaría, pero su trabajo como miembro del consejo estudiantil le negó que hiciera eso. 



"Solo tengo que pasar la mañana..." 



Una vez que la mañana hubiera terminado, Keiki sería liberado, y él podría concentrarse en apoyar el maid café. Mientras pensaba eso, el teléfono inteligente en su bolsillo vibraba. 



"Sí, Kiryuu aquí." 



La persona en el teléfono era alguien del comité ejecutivo. 



"…Si entiendo. Lo comprobaré de inmediato. 



Un cliente había enviado una queja sobre la exhibición realizada en una clase de primer año. Enserio, el festival cultural no era más que un problema. Para poder ayudar con este nuevo problema de inmediato, Keiki se dirigió hacia allí. Y- 



"Umm... vine aquí por una queja", dijo Keiki. 



"Incluso si dices eso, esto me pone un poco en un aprieto", respondió la persona. 



Los dos estaban de pie frente a un aula. La persona que dio la respuesta gruñona era otro miembro del consejo estudiantil, Nagase Airi, con sus habituales coletas como su único punto encantador. 



"Si la casa encantada es demasiado aterradora, simplemente no puedes entrar en ella en primer lugar". 



"Estoy de acuerdo con eso, pero aun así..." 



Sí, la queja esta vez fue algo como "La casa encantada es demasiado aterradora", que involucró el proyecto de la clase de Airi. Por supuesto, uno podría simplemente evitar la casa embrujada, pero ese no era el asunto en cuestión... 



"Por cierto, Nagase-san, ¿qué son esas ropas?" 



"T-Todos en la clase me pidieron que los usara, así que no puedo evitarlo..." 



En respuesta al comentario de Keiki, Nagase-san dio una explicación rápida y avergonzada. Le habían encomendado la recepción de la casa encantada y, de hecho, la ropa le quedaba perfecta. Era un traje negro de una sola pieza, con cuernos en la cabeza y alas de murciélago emergiendo de su espalda. Un cosplay de diablilla.


"¿Cómo digo esto? Teniendo en cuenta la personalidad de Nagase-san, es un ajuste perfecto". 



"¿Estás tratando de pelear conmigo?" 



"¡¿Estoy diciendo que realmente te queda bien?!" 



"No me alegra en absoluto escuchar que un cosplay como este me conviene..." 



Por cierto, dado que el turno del consejo estudiantil de Airi era en la tarde, ella podía ayudar a su clase hasta la hora del almuerzo. 



“Bueno, dejando eso de lado por ahora, el hecho de que recibimos una queja es más importante ahora. Por eso tenemos que conprobarlo sin importar qué... 



Antes de que Keiki pudiera terminar su oración, un aterrador "¡Kyaaaaaaaaaaaa!" Vino desde el interior de la habitación. 



"¿Vas a entrar? Aparentemente, la calidad de la sangre y los temores son tan altos que incluso pueden hacer llorar a los adultos". 



"... Voy a pasar eso". 



"Una sabia decisión." 



Keiki se preguntó por qué tenían que ir tan lejos por un festival cultural de escuela secundaria. En su lugar, decidieron restringir la casa encantada a personas de 15 años o más, y hacer una señal que indicaba que la escuela no sería responsable si ocurriera algo si esa regla no se tenía en cuenta. 



"Por cierto, Kiryuu-senpai, ¿todo va bien con el café?" 



"Mi turno para ver el festival casi ha terminado, así que lo veré por mí mismo muy pronto". 



"Iré allí más tarde para comer algo, supongo". 



"Oh, ¿vas a venir de visita?" 



"¡Por supuesto! ¡No me puedo perder la apariencia de la criada de Yuika! 



"Eres bastante honesta con tus deseos..." 



La Airi que odia a los hombres era en realidad una autora de novelas yuri en secreto. Aunque era tan linda, una vez más, era una pervertida. 



"¡Entonces me iré!" 



Después de saludar a su Senpai, quien se haría cargo de su trabajo, Keiki dejó el vestuario del personal detrás de él. Hoy, su trabajo como miembro temporal del consejo estudiantil habría terminado, y ahora tenía tiempo libre para actuar como gerente del Maid Café. 



"Está bien, vamos a ver cómo está la tienda". 



El tiempo fue un poco después de las 2 pm. Un momento perfecto para comer en una tienda de comida y bebida como un Café. El club de porristas también tenía un café instalado en el edificio de las aulas especiales, y Keiki lo miró de reojo mientras se dirigía al café del club de caligrafía. 



"... ¿Hm?" 



En frente de la habitación, Keiki vio a una chica de cabello rubio aislada, vestida con un uniforme de sirvienta. Sin lugar a dudas, ella era la miembro de primer año del club... 



"¿Yuika-chan?" 



"Ah, Keiki-senpai!" 



Después de que la llamaron, la chica corrió hacia él de una manera nerviosa. 



"¡Hay un gran problema!" 



"¿Qué pasa?" 



Los accidentes siempre ocurren en momentos como estos. Con su experiencia en el consejo estudiantil, Keiki estaba seguro de que podría encontrar una solución sin importar el problema. Pero- 



"¡No estamos recibiendo ningún cliente en absoluto!" 



"...... ¿Eh?" 

El problema que expresó Yuika estaba fuera de las expectativas de Keiki. El primer día de la apertura del café, la gerencia ya enfrentaba una dificultad imprevista.

0 Comentarios