Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.4 Epílogo


Epílogo



"... ¿Nnn?"



Fue en medio de la noche, alrededor de las 2am. Keiki se despertó al escuchar algún tipo de crujido a su lado. Dentro de la habitación tenuemente iluminada por la luna, Keiki podía decir que el techo que estaba mirando no era el suyo. Por supuesto, todavía estaba dentro de la residencia privada que poseía la familia Ootori. Una vez más escuchó ese sonido chirriante, seguido por una sensación suave y pesada en su estómago.



"-Nii-san".



"¿Mizuha...?"



Lo que le habló fue su hermana pequeña, con una camisa blanca. Con una expresión llena de emoción, miró a su hermano mayor.



"¿Cuál es el problema ahora?"



“……”



Sin embargo, la chica no respondió esta pregunta, y simplemente puso su dedo en un botón de su camisa.



Uno.



Un segundo.



Con estos dos botones deshechos, Keiki podría comenzar a ver el valle de los pechos de Mizuha.



"¡¿M-Mizuha-san?! ¡¿Qué estás haciendo?!"



"Yo... no puedo contenerme más..."



"¿Eh?"



"Ver a Nii-san estando cerca de otras chicas así... me dolía el pecho todo el tiempo". 



Ella abrió otro botón. Pero la ropa interior que debería llevar nunca apareció a la vista. En este momento, Keiki se dio cuenta de que probablemente no llevaba nada de ropa interior. Y finalmente-



“En realidad, nunca planeé entrar en el club de caligrafía. Después de todo, me vería obligados a ver a Nii-san ser amigable con otras chicas”.



"¿Entonces por qué…?"



"Eso es porque no quiero que Nii-san sea tomado por nadie más".



Cuando el cuarto botón se abrió, su vientre entró a la vista.



"Después de todo, amo a Nii-san."



Poniendo sus intensos sentimientos en palabras, el botón final voló, y la chica finalmente se quitó la camisa, sin vacilación alguna.



"¡¿Qu-?!"



Lo que Keiki vio ahora fue la apariencia de la chica, completamente desnuda, sin ropa interior. Su cuerpo iluminado por la luz de la luna era tan hermoso que Keiki pensó por un momento que una diosa estaba parada frente a él.



"…¡Mira! Hey, ¡Nii-san! ¡Mírame! Sólo a mí, ¿de acuerdo?



Su cuerpo, ya no oculto por un solo hilo, giró alrededor. Por supuesto, este movimiento mostró varias partes de su maravilloso cuerpo, y Keiki ya podía sentir la sangre saliendo de su nariz.



"Oye... ¡esto no es una broma, bien...!", Dijo.



"¿Por qué? Después de todo, no somos hermanos reales, así que no hay problema”.



Respondiendo con calma, la chica se lanzó contra su hermano mayor y lo abrazó.



"¡¿Uwaaaa ?!"



Estaba siendo abrazado por una chica completamente desnuda. Por supuesto, él podía sentir directamente la suave sensación de su cuerpo. Naturalmente, para un virgen como Keiki, que carecía de experiencia en este aspecto, el impacto fue demasiado estimulante. El hijo de Keiki estaba anunciando su presencia en su mitad inferior, y estaba haciendo todo lo posible por calmarlo.



"... Nii-san."



Mientras se encontraban a esta distancia donde podían sentir su aliento, la chica llamó suavemente a su hermano mayor.



Esta chica entró a la habitación de un chico a esta hora, completamente desnuda. Incluso Keiki sabía muy bien lo que esta chica esperaba al hacer esto. Y sabía muy bien que Kiryuu Mizuha era una chica muy atractiva. Era hermosa, amable y sus pechos eran del tamaño que Keiki le gustaba. Un chico normal se rendiría aquí. Keiki incluso pensó: "¿No está bien seguir la corriente aquí?", Pero la última parte de su pensamiento racional lo detuvo.



"¡N-No, Mizuha...!"



"¿Qué pasa?"



“Aunque no estamos relacionados, todavía nos vemos como hermanos y no vamos a salir. Esto es algo que solo debes hacer con un novio, así que...



"... ¿Hey, Nii-san?"



Mizuha detuvo a Keiki a media frase. Y acercando su boca a su oreja, ella susurró.



"Tengamos... sexo".



"¡¿Fuwaaaaaa?!"



Esta sola oración tuvo un impacto más fuerte en él que cualquier palabra que Keiki haya escuchado antes. El pensamiento racional de Keiki fue borrado en un solo instante.



¡¿Esto no es bueno?! ¡¿Mi hijo está totalmente ansioso por ir...?!



Después de descubrir que no estaban relacionados con sangre, Keiki no pudo evitar ver a Mizuha como una chica normal. Después de ser abrazado de esta manera por un miembro del sexo opuesto y de haber recibido esta suave invitación en el oído, le fue imposible no comenzar a entrar en el estado de ánimo.



El problema era que no podía escapar de la situación lo suficientemente rápido. A esta distancia, no había forma de que Mizuha no se diera cuenta de lo que estaba pasando en su mitad inferior. Si su linda hermanita le dijera "Nii-san, te pusiste duro, ¿verdad?" ahora con una sonrisa en su rostro, la razón de Keiki y la última línea de defensa serían destrozadas. No tenía confianza en que sería capaz de contenerse. A este ritmo, su primera vez realmente sería con su hermana pequeña.



"¡¡¡Espera, Mizuha! Yo-!!!"



Es por eso que reunió su resolución y estaba a punto de tratar de resolver la situación en el último segundo:



"... Zzzz ... Zzzz ..."



".........¿Ah?"



En ese momento, Keiki se dio cuenta de que los únicos sonidos que Mizuha hacía eran los sonidos de su respiración suave, como si estuviera dormida. Tenía una expresión como un ángel mientras su cuerpo yacía contra el de su hermano mayor.



"Pensar que ella podría quedarse dormida en una situación como esta... ¿Y demás hay un ligero olor a alcohol...?"



Ahora que Keiki lo pensó, también había comido un poco de chocolate con whisky. Probablemente por eso se quedó dormida con este tipo de evento. O tal vez fue la razón por la que ella incluso entró en su habitación así en primer lugar.



"... Cualquiera sea la razón, supongo que estoy salvado por ahora...”



Con su tensión previa completamente extinguida, Keiki dejó escapar un suspiro de alivio.



"Me duele el pecho ver a Nii-san estar cerca de otras chicas, ¿eh?"



Así que esta fue la razón por la que la sonrisa de la chica parecía estar apagada cuando todos estaban presentes en la sala de estar. Ella vio a Keiki ser amigable con las otras chicas durante el viaje de campamento, y los celos ardían dentro de su pecho. Tal vez esas acciones suyas, como mostrarle su sujetador en el salón del club, o levantarse la falda, eran solo formas de llamar la atención de Keiki.



"Cuando pienso en eso... Mizuha sigue pareciéndome cada vez más linda ..."



Él acarició suavemente la cabeza de la niña dormida. A pesar de que sería problemático ser abordado de esta manera más de una vez, no se sentía mal porque ella estaba mostrando abiertamente sus sentimientos hacia él.



"Ahora, ¿qué hago con esta chica...?"



Ciertamente, no podía dejar a la chica desnuda como estaba. Primero, tenía que ponerle algo de ropa, y luego tenía que sacarla de la habitación. Después de todo, si fueran vistos así, la situación sería—



"¿Keiki-kun?"



"¿Keiki-senpai?"



—Sería extremadamente malo.



Probablemente fue porque estaba demasiado ocupado enfocándose en la chica en sus brazos. La puerta de la habitación se había abierto, y dos chicas estaban de pie en el marco de la puerta cuando lo llamaban. Sus identidades eran Sayuki y Yuika. Sus expresiones eran oscuras, y sus miradas frías.



"No es de extrañar que no se dejaba influenciar por ninguna nosotras. Keiki-kun solo ve a su hermana pequeña después de todo.



"Yuika sabía que él era un siscon, pero no hasta este punto...”



"¡¿No, esperen?! ¡Se equivocan!"



"¿Y de qué podríamos estar equivocadas? ¿Un hermano mayor abrazando a su hermanita completamente desnuda?



"... Ah".



Sayuki bajó la mirada hacia su hermanita desnuda, que aún estaba en sus brazos.



"¿A pesar de que le hiciste todas esas cosas a Yuika antes? Eres lo peor."



"¡¿Qué cosas?!"



"¡C-como si Yuika pudiera decirlo en voz alta!"



Aunque parecía que estaba tratando de no recordarlo, ya que su rostro se puso rojo brillante.



"Keiki-kun también me hizo esto y aquello...”



"¡¿Qué es exactamente fue 'esto' y 'aquello?!'"



"¡C-como si pudiera decir!"



"¡¿Qué diablos hice?!"



Siguiendo el ejemplo de Yuika, la cara de Sayuki se puso roja cuando miró a Keiki.



Cálmate... Analicemos con calma la situación...



En este momento, era lo más profundo de la noche. Y, actualmente se encontraba dentro de un dormitorio de la residencia privada de la familia Ootori. ¿Qué estaba haciendo en este momento? Estaba sentado sobre su cama, abrazando con fuerza a su hermanita desnuda.



"... ¿Eh? ¿No estoy completamente acabado?



La situación era completamente inaceptable. Especialmente la parte de la hermana pequeña desnuda. No fue difícil llegar al tipo de malentendido que tenían las dos chicas. Cuando Keiki se dio cuenta de que no podría hablar de su situación actual, sintió que una gota de sudor frío corría por su espalda. Lo que estaba por comenzar era un juicio, y él no tenía un abogado defensor de su lado.



Y los jueces ambos dieron un paso adelante.



"Ahora bien, Keiki-senpai."



"Espero que puedas darnos una buena explicación, Keiki-kun".





Fin del Volumen 4


0 Comentarios