Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.4 Capítulo 2


Capítulo 2: Él es mi Nii-san, pero no importa si hay amor, ¿verdad? 


(Este parte se relatará desde la perspectiva de Mizuha) 

Parte 1 

Eran las 8 de la mañana y la figura de Mizuha podía verse en el baño. Después de poner el agua caliente y agregar algunas sales de baño, Mizuha entró lentamente y dejó escapar un suspiro. 



"... Tomando un baño tan temprano en la mañana, ¿eh? Realmente debo estar motivada". 



Aunque había ocasiones en las que se bañaba tan temprano, no calentaba tanto el agua. Después de todo, eso sería un desperdicio si considerara el costo de la electricidad y demás. Pero había una razón por la que esta economista Mizuha estaba tomando un baño en este momento. 



"Bueno, está bien. Después de todo, hoy voy a tener una cita con Nii-san". 



Sus planes para hoy eran una cita con Keiki. Por eso se estaba bañando tan temprano y se estaba lavando bien el cuerpo. Ella quería verse lo más linda posible. 



"... Realmente amo a Nii-san un poco demasiado". 



Si alguien la llamara brocon, no podría negarlo. Y también, en realidad no eran hermanos. 



"... Hermanos, ¿eh?" 



Un hermano mayor y una hermana menor. Esta era la relación de Keiki y Mizuha. Exactamente porque sabía que este amor no era normal, se sentía ansiosa. Incluso si intentaba convencerse a sí misma con "No está mal en absoluto", aunque no estuvieran relacionados por la sangre, se había preguntado innumerables veces si sus sentimientos deberían permitirse. Incontables veces incluso ahora. Sin embargo, ella decidió dejar de esconder sus sentimientos. 



"--Yosh." 



Después de decidirse, se levantó de la bañera. Aunque sabía que caminar por la casa con su actual falta de ropa era más que indecente, le había dicho a su hermano mayor que la esperara en el lugar de reunión, por lo que debería estar bien. 



Por ahora, ella se secó el pelo apropiadamente. Después de eso, se puso algo de ropa interior rosa y se paró frente al espejo de cuerpo completo, sosteniendo la ropa que había decidido. 



"... Me pregunto si Nii-san me llamará linda...” 



En el fondo de su mente, esa preocupación la estaba molestando constantemente. Y aunque se sentía asustada por pensar en las posibles reacciones de su ser querido, aun así lo esperaba. 



Parte 2 

Fue durante la mañana de la cita. Keiki estaba sentado en un banco frente a la estación de tren en un enorme espacio abierto. El clima de hoy era perfecto. Un cielo azul brillante, sin nubes a la vista. 



"Pensar que llegaría el día en que iría a una cita con mi hermana pequeña...” 



Sus planes para el día eran ir a una cita con su hermana pequeña Mizuha. Por supuesto, hubo innumerables ocasiones en las que había salido con ella antes. Como salir a ver una película juntos, ayudarla con las compras o ir a una cafetería a tomar un té. 



Ahora que se había revelado que no estaban relacionados por sangre, y que se había enterado de los sentimientos de la chica, Keiki estaba dolorosamente consciente de que esta cita de hoy tenía un significado muy especial. 



“… ¿Qué tengo que hacer?" 



Pero su pregunta simplemente desapareció en el viento, sin nadie capaz de responderle. Y mientras esperaba a la persona en la que estaba pensando... 



"Lo siento por hacerte esperar, Nii-san." 



Escuchó una voz coloreada de tensión y ansiedad. Cuando levantó la cabeza, vio a una chica de lindo aspecto. Llevaba un vestido largo y apropiado con pantalones cortos a juego, y tenía un collar de trébol alrededor del cuello. Sin saber qué decir, Keiki solo miró a Mizuha, en trance. 



"¿Qué tal?" 



"Nuy nindo..." 



"En español, si es posible". 



"Creo que se ve muy lindo". 



"Ejejeje. Quería que Nii-san me llamara linda. Es por eso que trabajé muy duro en eso”. 



"¡¿Guha?!" 



Cuando ella sonrió felizmente, la abrumadora belleza de Mizuha envió un golpe a través del cuerpo de Keiki y él tuvo que estabilizarse sujetándose las rodillas.



"¿Eh? ¿Nii-san? ”



"... Creo que podría estar descalificado para ser un Onii-chan..."





"¿Eh?"



Al parecer, Keiki había subestimado la fuerza de combate de Mizuha. Después de recibir tanto daño, Keiki no pudo levantarse por un tiempo.



Y así comenzó su cita con su hermanita. Como nota al margen, la razón por la que no habían salido de su casa juntos fue porque Mizuha lo había solicitado.



"Se sentirá más como una cita si nos reunimos en algún lugar", fueron sus palabras.



Keiki por su parte podía entender por dónde venía ella.



Después de que viajaron en tren a la siguiente ciudad, Mizuha se dio la vuelta repentinamente cuando salieron de la estación de tren.



"¿Hey, Nii-san?"



"¿Hmm?"



"Hoy en esta cita, haré que te enamores perdidamente de mí".



"¡¿Goho?! ... P-Por favor, tómatelo con calma... "



Mizuha probablemente planeaba ser extremadamente agresiva hoy. Ella ya era linda cuando se mantenía callada, pero estos ataques sorpresa estaban claramente desgarrando la razón de Keiki.



"Entonces, ¿a dónde quieres ir hoy?"



"Hmm... estaba pensando en ver una película".



"Entonces supongo que haremos eso".



"Ah, pero quiero verla en otro lugar que no sea el cine".



"¿Dónde?"



"Uhm... un manga café".



"¿Eh...?"



Como Mizuha lo había pedido, Keiki no protestó y se dirigieron hacia un manga café cerca de ellos. Un manga café tenía mangas ilimitados, acceso a internet ilimitado y un suministro ilimitado de bebidas en el bar de bebidas, lo que lo convertía en un pequeño paraíso para el joven promedio. Y por lo que había oído, también podías ver películas en las computadoras de allí.



"Dos estudiantes de secundaria por dos horas por favor".



Mizuha reservó su habitación de una manera digna, y fueron llevados a ella. La habitación parecía que había sido hecha especialmente para parejas. Contenía un pequeño sofá y una computadora de escritorio con dos pares de auriculares. Y, era estrecho. Muy estrecho. La habitación apenas caben dos personas.



"Así que esta es la suite de pareja que se rumoreaba, ¿eh...?"



"Ahora, Nii-san, date prisa y siéntate".



"S-si..."



Después de quedarse allí, asombrado por un momento, se adentró en la habitación y se sentó junto a Mizuha.



"Tienen muchas cosas diferentes aquí, ya sabes".



"Ohh, ¿vienes aquí a menudo?"



"Justo cuando tengo tiempo. ¿Qué película deberíamos ver?



"Eso se lo dejo a Mizuha".



"¿De verdad? Entonces-"



Mizuha operó hábilmente la PC y recorrió las diferentes películas que se muestran en la pantalla. Realmente había mucha variedad. De la acción al romance, de la fantasía a la comedia, de los documentales a las películas extranjeras.



"Por cierto, ¿el aire acondicionado no funciona? Hace mucho calor aquí, ¿no crees?” Preguntó Mizuha.



"¿De Verdad? Creo que está bastante bien ¿¡a…quí?!



La razón por la que su voz se había roto de repente fue porque algo inesperado entró en su línea de visión. Mientras seguía revisando la lista de películas, Mizuha abrió el cuello de su ropa y comenzó a abanicarse. Por eso, su ropa interior rosa estaba a la vista.



"... ¿Nii-san? ¿Qué pasa?



"¡Nada en absoluto!"



"¿De Verdad? —Ah, esta podría ser buena. Hace tiempo que he querido verla, pero aún no he tenido tiempo para verla".



"E-¡Entonces veamos esa!" Prácticamente chilló mientras apartaba la vista del pecho de la chica.



"Pero, ¿por qué un manga café? Un cine hubiera sido suficiente, ¿verdad?



"¿Hmmm?"



Después de comenzar la película, Mizuha se apoyó en el hombro de Keiki.



"Aquí, podemos aferrarnos el uno al otro tanto como queramos, ¿verdad?"



“………”



A Mizuha le gustaban las películas desde que era pequeña, y ellas habían visto películas todo el tiempo mientras estaban sentadas en el sofá. Pero esta fue la primera vez que ambos estaban viendo una película sentados tan cerca uno del otro.



"... De alguna manera, parece que somos novios..."



"... Sí, es realmente emocionante".



Luego comenzó la película, y ambos la vieron en silencio. Dentro de este pequeño cine solo con ellos dos. Ya que Mizuha puso su mano inmediatamente sobre la de Keiki, él estuvo consciente de ella durante toda la película, y luego ni siquiera recordó de qué se trataba.



El siguiente destino al que se dirigían era el mismo centro comercial que Keiki había visitado en su cita con Yuika. Después de comer un almuerzo ligero en un restaurante de comida rápida, comenzaron a comprar en tiendas. Pasar por delante y observar las diferentes tiendas a ambos lados de la calle ya era bastante interesante. Aparte de varios restaurantes, había librerías, tiendas de CD y DVD, perfumerías e incluso tiendas de artículos para escalar. Si hay algo que quieras o necesites, seguramente lo encontrarías aquí.



Las tiendas en las que Mizuha se detenía con frecuencia eran cuberterías o tiendas de té. Parecía que su corazón anhelaba materiales domésticos, en lugar de maquillaje y accesorios. Keiki pensó que esto decía mucho sobre ella cuando era niña.



"Nii-san, Nii-san, dice que ninguna suciedad se atascará en este cucharón".



"Es raro que una chica como tú diga eso con una cara seria".



"Ah, ¿eso me hizo sonar como una anciana?"



"No, creo que es asombroso lo emocionada que estás por las cosas del hogar".



“¿Eso fue una propuesta? ¿Me estás pidiendo que me convierta en tu esposa?



"Nop".



"Si es por Nii-san, puedo hacer una deliciosa sopa de miso todos los días, ¿sabes?"



"Eso no es realmente diferente de cómo es ahora".



Casi toda la comida que Keiki comía era en realidad hecha por Mizuha. Incluso el almuerzo que comía en la escuela. Por supuesto, Mizuha había tomado nota de todo lo que le gustaba y no le gustaba en lo que se refería a la comida, por lo que todo lo que hacía estaba formado para los gustos de Keiki. Si él aceptara los sentimientos de Mizuha y se casara con ella en el futuro, este tipo de estilo de vida probablemente continuaría para siempre...



Mientras reflexionaba al respecto, Keiki pensó que sonaba muy bien.



"... Un futuro como ese no sería tan malo, supongo."



"¿Eh?"



“Sólo pensé que Mizuha podría ser una gran esposa. Si hubiera una certificación oficial para ser una esposa maravillosa, Mizuha seguramente lo lograría en su primer intento”.



"Nii-san, no estás tratando de ocultar algo, ¿verdad?"



"N-no lo estoy".



No podía decir que estaba imaginando un futuro en el que se casaba con su hermana pequeña. Y no quería darle falsas esperanzas, ya que todavía no le había dado una respuesta a su confesión.



Después de que habían terminado de caminar a través de las filas de artículos para el hogar, salieron de la tienda.



"Ah..."



"¿Mizuha?"



En el segundo en que volvieron a salir al camino principal, Mizuha se detuvo en seco. Más allá de su mirada había una joven pareja cogida de la mano.



"¿Deberíamos también tomarnos de las manos?" Preguntó Keiki.



"No, está bien."



"¿Por qué? Lo hacíamos mucho cuando éramos niños sin embargo".



"Esto es diferente de entonces. Incluso si no estamos relacionados, todavía somos hermanos. Si alguien que conocemos nos ve, pueden tener una idea equivocada”.



"Mizuha..."



"No me importa, pero odiaría ser una molestia para Nii-san".



“………”



Odiaría ser una molestia para Keiki...



Probablemente por eso eligió el manga café en lugar del cine. Para asegurarse de que Keiki no se avergonzara si alguien que ellos conocían los viera. Es cierto que puede haber personas que lo miren con sospecha si tiene una cita con su hermana pequeña.



Pero incluso si ella lo hizo por él, él no podía soportar ver una expresión solitaria en su rostro de esa manera. Ni siquiera tuvo que pensar en lo que era más importante: su apariencia ante los ojos de la sociedad, o la sonrisa de esta chica.



De pie junto a ella, Keiki tomó la mano de Mizuha.



"Ah, ¿N-Nii-san?"



"Tampoco me importa si tienen la idea equivocada".



"……… ¿De Verdad?"



A pesar de que se sorprendió por un segundo, apretó fuertemente su mano.



"Es exactamente debido a este tipo de cosas por la que me enamoré de Nii-san, ¿sabes?"



Esa sonrisa que Mizuha le devolvió fue tan brillante como sus palabras, y Keiki cambió el tema por vergüenza.



"P-Pero aun así, nunca esperé que Mizuha fuera la que me enviara la carta de amor".



"Y nunca pensé que llegaría el día en que Nii-san me levantara la falda de esa manera".



"Realmente me siento mal por eso, pero no tenía otra manera de descubrir si realmente eras Cenicienta".



"Lo dijiste en la piscina antes, pero ¿qué pasa con esta cosa de 'Cenicienta'?"



"Dejaste tus bragas y la carta de amor en el salón del club, ¿verdad? Así que decidimos llamar a la misteriosa remitente de la carta de amor "La Cenicienta que dejó caer sus bragas".



"Ahh, así que eso era lo que era ... Qué nombre tan horrible, sin embargo".



"¿Verdad? Shouma lo pensó, pero fue demasiado loco”.



La Cenicienta que dejó caer sus bragas en el salón del club. Esa chica estaba caminando junto a su príncipe, riendo.



Espera un segundo... nunca le pregunté de qué se trataban esas bragas.



Habían pasado muchas cosas, y él se había olvidado de eso por completo, pero este era el único misterio que no había resuelto hasta ahora. Sin idea, el príncipe no sabía la razón por la cual Cenicienta había dejado atrás sus bragas.



"Oye, Mizuha. Esas bragas... "



"-¿Ohya? Si no es Keiki-kun".



Keiki fue interrumpida por una voz familiar. Cuando miró la fuente de esa voz, fue recibido por una belleza de cabello negro de grandes pechos que llevaba una camiseta y pantalones vaqueros.



"Sayuki-senpai".



"Que coincidencia encontrarte aquí. ¿Podría ser este el destino?



"No, en realidad no es más que una coincidencia".



"Realmente no eres divertido. ¿Estás de compras?



"Eh? Ah, uh... "



"Estamos en una cita hoy".



El que contestó la pregunta fue Mizuha. Sin mencionar que lo hizo mientras se aferraba fuertemente al brazo de Keiki. Keiki se preguntó si era su imaginación, pero pensó que Mizuha sonaba un poco agresiva.



"¿Ah, entonces es así? Fufu, ustedes dos están tan cercanos como siempre,” dijo Sayuki mientras le devolvía una mirada cálida.



Esta chica no sabía que Keiki y Mizuha no estaban relacionadas por sangre. A pesar de que Mizuha se aferraba con fuerza al brazo de Keiki, para ella no parecía nada más que hermanos estando cerca uno del otro.



"¿Por qué está aquí Sayuki-senpai?" 



"Estoy comprando tinta y otros materiales del club".



"Podrías haberme dicho simplemente, y habría venido a ayudarte a cargarlos".



"¿De Verdad? Entonces, ¿puedo pedirte que vengas conmigo ahora mismo?



"Hoy es un poco inconveniente".



"Ah sí. Estás en una cita con tu amada hermanita, después de todo. Realmente, Keiki-kun es tan siscon como siempre”.



"Uhm... ¿Podrías no llamarme siscon en un lugar como este?"



"Fufu, te pediré que me ayudes de nuevo más tarde. En cuanto a la recompensa... veamos, te dejaré tocar mi cuerpo donde quieras. "



"¿Qué fue eso?"



"...... ¿Nii-san?"



"Te equivocas. Nii-san no pensó en eso en absoluto” dijo Keiki.



"¿Hmmm? ¿Es así?"



"Sí, lo es, así que por favor no me mires con esos ojos fríos".



"¿Pero la mirada de Nii-san está enfocada directamente en los pechos de Senpai?"



"De hecho, la mirada de Keiki-kun se dirigió directamente a mis pechos".



"No puedo evitarlo... Así es como trabajan todos los hombres...”



Por el contrario, sería grosero no apreciar unos buenos pechos. Pero, por desgracia, las chicas no entendieron ese sentimiento en absoluto, y Mizuha se separó a pocos pasos de Keiki. No solo con su cuerpo, sino que también sentía que daba un paso atrás emocionalmente.



"Nii-san, idiota..."



"Ah, Mizuha? ¿A dónde vas?"





“……Baño” dijo Mizuha, claramente disgustada, mientras se alejaba.



"Parece que estaba siendo una molestia, así que me disculparé por ahora".



"¿Por qué hablaste con nosotros si sabías que serías una molestia...?"



"Quiero decir, los dos se veían tan cercanos, por supuesto que estaría celosa" dijo Sayuki con un puchero.



"¿Celoso…? Mizuha es mi hermana pequeña, ¿sabes?



"No importa quién sea. No puedes analizar el corazón de una joven doncella con lógica. Si no lo entiendes, permanecerás virgen para siempre".



"¿Ser virgen no tiene nada que ver con eso sin embargo?"



"Hmph. Lo que sea."



Sacando la lengua de una manera linda, la estudiante de curso superior se alejó. Y mientras la observaba alejarse, Keiki dejó escapar un suspiro.



"Ahora, entonces... ¿Cómo debo disculparme con Mizuha cuando regrese?"



A pesar de que básicamente fue arrastrado a ello, la razón por la que ella estaba enojada era porque Keiki había mirado los pechos de Sayuki.



"Además, ¿las revistas porno en mi habitación están bien, pero sus pechos no? Realmente no entiendo su mentalidad... En cualquier caso, la pregunta es: ¿Qué debo hacer ahora? Hmmm, ¿debería intentar apelar a ella y decir que no pude evitarlo? ¿O debería decirle a Mizuha cuánto amo sus pechos? ... Sin embargo, creo que eso tendría el efecto contrario”.



Incluso si él sabía la razón por la que ella estaba enojada, no sabía cómo resolverlo. Como Mizuha rara vez se enojaba, no sabía cómo sofocar su ira. Pero, de nuevo, ese era el verdadero placer de salir en citas. Saber averiguar sobre un nuevo lado de la otra persona. Incluso si era información desagradable, Keiki pensó que era importante averiguar más sobre ella.



Habían vivido bajo el mismo techo durante años, pero todavía había lados de ella que él no conocía.



Después de que Mizuha regresó, Keiki y Mizuha entraron a una cafetería dentro del centro comercial.



"Ahhh, umm ... ¿Mizuha-san?"



"¿Qué?"



"¿Estás molesta?"



"No realmente."



"¿Es así…?"



A pesar de que ella dijo eso, ella estaba sorbiendo la pajita en su café con leche con una expresión bastante disgustada en su rostro.



“Sé que a Nii-san le gustan los pechos grandes, y no me importa en absoluto que su mirada esté pegada en los pechos de Tokihara-senpai. En lo más mínimo. Ni un solo poco".



"Claramente te importa sin embargo ..."



"Que no."



"Oye, ¿cómo puedo ayudarte a animarte de nuevo?"



"Eso depende de lo duro que Nii-san quiera intentarlo".



"Hmm..."



Para Keiki, se sentía como si estuviera siendo probado.



"Bien. Hoy haré todo lo que Mizuha quiere que haga”.



"Eh, en serio?"



"Los hombres no retractan sus palabras".



"Entonces... Hay un lugar al que quiero ir".



“¿A dónde quieres ir? Eh? — ¡¿Espera, Mizuha ?!



Después de que Mizuha lo agarrara, ella lo sacó de la cafetería.



"...¿Eh? ¿Aquí?"



"Aquí."



"No, pero... no es esto...”



Keiki no podía ser culpado por estar sorprendido. Después de todo, este era un lugar donde un hombre como él nunca debería entrar. Innumerables bragas y sostenes estaban alineados en los estantes - Era una tienda de lencería.



"Quiero que Nii-san elija ropa interior para mí".



"No en serio, ¿qué acabas de decir?"



"¿Quiero que me digas tu tipo de ropa interior favorita?"



"¿Para qué?"



"Para cuando llegue el momento".



"¡¿Qué momento?!"



"De todos modos, ve ~!"



"¡Espere! ¡Este no es un lugar al que un hombre como yo deba entrar!



"Pero es algo completamente normal hacerlo si somos novios, ¿verdad?"



"¿Es así? ¿Los hombres con novias realmente lo tienen tan fácil en el mundo de hoy? Eso es todo un shock para mí... "



Al parecer, algo como esto era completamente normal para las parejas. Eso fue todo un choque cultural para Keiki.



"¡No, espera! Incluso si es algo totalmente normal para las parejas, somos hermanos, ¿verdad? ¡Un hermano mayor que escoge las bragas de su hermana pequeña es completamente un pervertido!



"Pero hoy, Nii-san es mi novio, ¿verdad?"



"Sé que esa es la configuración de hoy, pero aun así..."



"Entonces no hay problema en absoluto".



"¡¿No es esa lógica un poco demasiado severa?!"



"... Nii-san, ¿no dijiste que harías lo que quisiera hoy?"



"Uu..."



"Un hombre no retracta sus palabras, ¿verdad?"



"Uuuu..."



Las palabras de Keiki de antes ya estaban regresando para atormentarlo.



"Nii-san..." Mizuha habló con una dulce voz con ojos llorosos.



Después de que ella lo mirara así, la terquedad de Keiki se hizo añicos.



"¡Bien! ¡Ya lo entiendo, así que por favor no me mires como un perro que acaba de ser regañado por su dueño! "



Cuando llegó el momento, Kiryuu Keiki era un siscon. Él no podría rechazar esta petición de su linda hermanita.



Y ahora que se había decidido que tendría que elegir ropa interior para su hermana pequeña, ambos pusieron un pie en la tienda de lencería. Mientras Keiki avanzaba con movimientos tan rígidos como un robot, Mizuha parecía completamente calmada y tranquila.



"... ¿Qué tipo de desarrollo es este?"



"Pero Nii-san eligió el traje de baño para mí cuando fuimos a la piscina, ¿verdad?"



“Hay un mundo de diferencia entre los trajes de baño y la ropa interior. Además, tenía a Koharu-senpai para ayudarme. Incluso la mujer en el en la caja registradora está constantemente mirando por aquí... "



Después de todo, todos los demás clientes, además de Keiki, eran mujeres jóvenes. Y la persona en cuestión comenzaba a sentirse mareado por toda la ropa interior que lo rodeaba.



"Nii-san, ¿cuál sería el mejor?"



"... N-¿No son esos grises de allí lindos?"



"¿Estos? ¿Así que a Nii-san les gustan así...? Entonces me lo probaré.



"Sí, voy a esperar allí por ti".



"¿Qué quieres decir? Nii-san tiene que mirarme cuando me lo pruebe, ¿sabes?



"¿Que acabas de decir?"



"Tienes que decirme si me quedan bien, ¿sabes?"



"Pero... eres tú en ropa interior, ¿sabes? ¿Estás bien con ser visto por mí?



"No me importa... si Nii-san es la único..."



"¿Mizuha-san?"



¿Podrías por favor no decir eso en un lugar lleno de gente como este...? Las mujeres mayores y las empleadas me miran aún más fríamente ahora...



"Además, Nii-san ya me ha visto desnuda incontables veces".



“¿Incontables veces, dices…? Eso fue cuando todavía éramos pequeños... "



"A menudo nos bañábamos juntos en aquel entonces".



Eso fue cuando no sentía nada cuando veía los pechos de su hermana. Y desde entonces, los pechos de Mizuha habían tomado bastante forma. No hay manera de que no pueda ser consciente de ellos ahora.



"Entonces espera un poco, ¿de acuerdo?", Dijo Mizuha, caminando hacia el puesto de cambio con la ropa interior en la mano.



Y, unos minutos más tarde, Mizuha asomó la cabeza por una abertura.



"Uhm ... lo siento por hacerte esperar."



Incluso a través de las cortinas, Keiki podía ver su inquietud.



"Me lo probé... p-pero realmente es un poco vergonzoso".



"¿D-De verdad? ¿Deberíamos dejarlo así por hoy?



"N-No. Quiero seguir adelante. Quiero que Nii-san me mire.



"¿Por qué tu decisión está escrita en piedra así...?"



Después de una breve pausa, las cortinas se abrieron lenta pero constantemente.



“………”



El escenario que apareció ante sus ojos era demasiado estimulante, y le quitó a Keiki su capacidad de pensar. Su hermana pequeña estaba actualmente parada allí, vestida solo con ropa interior, con una cara roja brillante. Sus lugares más importantes solo estaban ocultos por un sostén gris y bragas grises. Sus pechos de apariencia suave, su vientre bien formado y su espalda delgada...



¡Esto... es incluso peor de lo que pensé que sería...!



Esto era completamente diferente de cuando la había visto por accidente antes. Después de todo, ahora sabía que ella no era su hermana pequeña relacionada con sangre. Además de esto, estaba el hecho de que ella le estaba mostrando esto por elección debido a sus sentimientos. Keiki fue asaltado con poderosos sentimientos de estimulación y excitación.



"¿Q-Que tal...?"



"Ahhh... sí, realmente se ve bien en ti, creo".



"¿Te pone... excitado?"



"Me pone. Claro que me pone."



"¿Es así…? Me alegro…"



"¿Por qué te alegras por eso?"



"Estoy feliz de que Nii-san esté excitado por mí".



"¡¿Uuuuu?!"



Su sonrisa nerviosa era tan brillante que Keiki podía sentir su corazón haciendo una explosión. Hoy, Mizuha probablemente haría todo lo posible para hacer que su hermano se enamorara de ella.



"Entonces voy a comprar estos".



"Sí, adelante...”



Después de cambiarse nuevamente a su ropa normal, agarró con fuerza la ropa interior mientras caminaba hacia la cara registradora.



"Gracias a Dios. Finalmente seré liberado de esto...



Cuando Keiki levantó la cabeza después de dejar escapar un suspiro de alivio...



"Ah...”



"Eh...”



Sus ojos se encontraron con la mirada de una chica familiar, que estaba ocupada mirando la línea de ropa interior. Era la chica con el pelo marrón rojizo atado en una cola: Nanjou Mao. Claramente sorprendida por su repentino encuentro, sus manos, que sostenían un sostén considerablemente grande, se congelaron.



"H-Hey, Nanjou. Qué coincidencia." 



"¿Qué quieres decir con 'coincidencia?' Esta es una tienda de lencería, ¿sabes? ¿Qué estás haciendo aquí exactamente?



"Um...”



Ciertamente no tuvo el coraje de decirle que estaba escogiendo ropa interior para su hermana pequeña.



"Bien ~ pensé que podría querer conseguir un sostén para mí...”



"..."



En completo silencio, Mao retrocedió unos pasos de él.



"... No pensé que Keiki tuviera ese tipo de pasatiempo...”



"¡Lo siento mucho! ¡Mentí!"



Esto es malo... ¡Si ella descubre que vine aquí a elegir ropa interior de mi hermana pequeña, moriré...! ¡Socialmente!



"Nii-san, gracias por esperar... Oh, Mao-chan?"



"¿Mizuha está aquí también?"



"Ah sí. Uhm... "



Keiki miró a Mizuha con una expresión indefensa en su rostro.



Por favor, Mizuha! ¡Ayúdame aquí…!



Mizuha se dio cuenta de eso y asintió en respuesta.



"Justo ahora, Nii-san estaba escogiendo algo de ropa interior nueva para mí".



"¡¿Mizuha-saaaaaaaaaaaaaaaaaaan?!"



"Kiryuu... Tú...!"



Después de la declaración muy contundente de Mizuha, los ojos de Mao miraron a Keiki como si estuviera mirando basura humana.



"¿Sabes? Nii-san dijo '¡Elegiré las bragas que mejor se adapten a Mizuha!', ¿Verdad?"



"¡Nunca dije algo así!"



"Eres lo peor..." La mirada de Mao ardió aún más ferozmente mientras miraba a Keiki. "Sabía que eras un siscon, pero para forzar tus preferencias sobre tu hermana pequeña... lo he decidido. Haré que nuestros compañeros te llamen 'hermano mayor pervertido' de ahora en adelante”.





"¡Por favor no!"



Teniendo en cuenta la red de conexión de Mao, definitivamente no tendría problemas para lograrlo. Así, el apodo de Keiki cambió de "hermano mayor siscon" a "hermano mayor pervertido".



"Que horrible día..."



"Normalmente, el Onii-chan no sería el que escoge las bragas de su hermana pequeña", dijo Mizuha.



"Tú fuiste quien me obligó a hacerlo, sabes...”



Debido a Mao, la historia sobre el incidente de la tienda de lencería se había extendido, e incluso había llegado a Sayuki y Yuika. Poco después, recibió correos electrónicos de ambas. Dichos mensajes eran declaraciones abusivas de una sola palabra como 'Pervertido' o 'Siscon', y llegaron como un tsunami.



"Al final, no solucionamos el malentendido, y los apodos ya se estaban deteniendo en el dócil título de 'siscon', ¿eh?" 



"La mayoría es verdad, así que, ¿qué hay de malo en eso? … De todos modos, actualmente solo estoy interesado en la crepe de arándanos de Nii-san ”.



"Sí, sí, adelante. Come tanto como quieras”.



"Gracias."



Cuando le entregó la crepe, ella probó un bocado.



"... Mmm, mi crepe de fresa es bastante buena, pero el arándano tampoco es tan malo".



"Estoy seguro de que la crepe está feliz de que te guste".



Actualmente, estaban en un parque abierto afuera. El cielo estaba teñido de naranja fuerte por la puesta de sol, y habían encontrado un banco para sentarse, cada uno disfrutando de una crepe.



"Nii-san, tienes algo de crema en la mejilla".



"¿Dónde?"



"Aquí."



Mizuha acercó su rostro y lamió la crema en la mejilla de Keiki.



"... De hecho, Mizuha-san, puedes ser bastante audaz".



"... ¿Qué pasa con esa antigua forma de hablar?"



"... De todos modos, se ha vuelto bastante oscuro, por lo que deberíamos ir a casa por ahora".



"Ah, espera, Nii-san."



"¿Hm?"



"Solo un poco más. Será pronto”.



"¿Qué será pronto?"



"No importa. Ven acá."



Fue atraído por Mizuha, y se dirigieron a la parte delantera de una fuente de agua. Inmediatamente después de su llegada, sus alrededores se vieron envueltos en una luz deslumbrante.



"Esto es…"



La fuente estaba iluminada con luces artificiales. Incluso Keiki tuvo que decir que se veía bastante romántico.



“Las chicas de mi clase me hablaron de esto. Quería ver esto con Ni-san... ¿Qué piensas? "



"Creo que se ve bastante romántico".



"Fufu. Ya que estamos aquí, ¿qué tal si tomamos una foto?



"Oh, buena idea."



"Entonces, Nii-san, acércate un poco más."



"¿Qué tal esto?"



"Un poco demasiado lejos. Aquí, así. " 



"Oye, ¡no es esto un poco...!"



Mizuha agarró con fuerza el brazo de Keiki, y su suave sensación se transmitió directamente a su piel y se transmitió a sus células cerebrales. Actualmente se encontraban a una distancia que solo las parejas tenían. Poniendo una mano delante de ella, pasó la cámara de su teléfono inteligente al modo selfie y mostró una sonrisa brillante.



"No tiene sentido discutir sobre esto. ¡Aquí, digamos cheese!"



Se escuchó el sonido del obturador y Mizuha se separó de Keiki. Después de revisar la pantalla, ella sonrió alegremente.



"¿Tomaste una buena?" 



"Es perfecta. Te lo enviaré más tarde. 



"……Sí." 



"¿Nii-san?" 



"Ahh, bueno... estaba pensando que realmente podríamos parecer una pareja". 



"…………Si, tienes razón." 



Mirando una película juntos, yendo de compras juntos, tomando una foto juntos... 



—Fue exactamente como la cita normal con la que Keiki siempre había soñado. 



Tal vez, si fuera Mizuha, podríamos convertirnos en novios normales... 



Una vez que empezó a pensar eso, sacudió furiosamente la cabeza. 



No, no, no... Incluso si no estamos relacionados, Mizuha sigue siendo mi hermana pequeña, ¿sabes? Poner mis manos sobre ella sería... 



Él había repetido esos pensamientos innumerables veces ya dentro de su cabeza. Sin embargo, no pudo encontrar la respuesta correcta. Y mientras su hermano mayor estaba perdido en su conflicto interno, Mizuha le mostró una sonrisa brillante y alegre. 



"Fue muy divertido, pero cuando pienso que se acabará pronto, me siento un poco sola..." 



"... Hay una cosa que me gustaría saber". 



"¿Mhm? ¿Qué?" 



"¿Por qué Mizuha se enamoró de mí?" 



"Mmm... me pregunto. No lo sé." 



"¿No lo sabes?" 



"Creo que el detonante fue el primer encuentro contigo... Escuchaste sobre mis verdaderos padres de parte de mi padre, ¿verdad?" 





"Sí…" 



"Aunque ha pasado tanto tiempo, puedo recordar claramente la primera vez que conocí a Nii-san". 



Con la luz de la fuente de agua detrás de ella, la chica comenzó a hablar sobre el pasado. 



"Fue un poco antes de conocer a Nii-san, cuando todavía estaba en el preescolar. Mis padres trabajaban en el mismo lugar, por lo que siempre iban juntos en un solo automóvil, y siempre me recogían juntos por la noche... Pero un día, no importa cuánto esperé, no vinieron”. 



“………” 



"Esperé tanto, tanto tiempo. Al final, mis padres nunca llegaron a casa. Las personas que vinieron a recogerme fueron el padre y la madre que tengo ahora. Al final, nunca pude volver a decirles “Bienvenidos a casa” a mis verdaderos padres”. 



Esos eran recuerdos de cuando aún era una niña pequeña. 



¿Qué tan duro debió haber sido? 



¿Qué tan sola y qué tan triste debió haber estado? 



Solo el imaginar eso, se sentía como si alguien estuviera golpeando un cuchillo en el pecho de Keiki. 



“Como no tenía parientes a los que pudiera ir, padre y madre me adoptaron. Y en esa casa, conocí a Nii-san por primera vez... 



Se detuvo, levantó la cabeza y miró a Keiki. 



"Lo recuerdo, incluso ahora. Lo que Nii-san me dijo entonces. Lo que me dijo a mí, quien acababa de perder a las personas que más amaba en todo el mundo. "De ahora en adelante, siempre estaremos juntos", dijiste. Al escuchar esas palabras, me sentí tan, tan feliz”. 



Su amable y agradecida sonrisa mostraba lo importante y lo especiales que eran esas palabras para ella. 



"Vivir bajo el mismo techo, comer la misma comida, ver el mismo programa de televisión mientras reímos, pelear por las cosas más pequeñas, pero aun así, reconciliarnos de inmediato..." 



Esas palabras, empapadas en sus cálidos y reconfortantes sentimientos, fueron transmitidas a Keiki tan directamente que dolió. 



"Como no me enamorarme de ti si estuve tan cerca de eso". 



Ese fue el proceso por el cual Kiryuu Mizuha se había enamorado de su hermano mayor. No fue nada especial en absoluto. Sus sentimientos surgieron porque siempre estaban juntos. 



"Gracias por estar siempre conmigo, te amo". 



En el momento en que habló esas dulces palabras de afecto, Mizuha acercó su rostro. A pesar de que Keiki aún pensaba que no deberían hacer esto, no podía alejarse. Solo cerró los ojos, y una sensación suave golpeó sus labios. 



"...... Sólo bromeo ~" 



“……… ¿Eh?” 



Cuando abrió los ojos, vio el dedo de Mizuha presionado contra sus labios. 



"...... Mizuha-san?" 



"Después de todo, te prometí que no te besaría más". 



"Es cierto…" 



"¿Lo esperabas?" 



"¡N-No lo esperé!" 



Debido a que la reacción de Keiki sopló por completo su cobertura, la chica dejó escapar una risita. 



"Si Nii-san está de acuerdo, vamos a otra cita en algún momento, ¿de acuerdo?" 



… ¿Qué tan lindo puedes ser? 



No debería sorprender que la sonrisa de la niña le haya hecho mucho daño.




Parte 3 


Esa noche, en el baño de la casa Kiryuu. 



Mientras se empapaba de la cálida bañera llena de agua hasta sus hombros, Keiki recordaba la fecha de hoy. 



"La cita fue muy divertida...” 



Esos eran sus sentimientos honestos. 



Ver una película en el manga café, tomarse de las manos mientras camina, alimentarse con crepes. Keiki estaba seguro de que debían de parecer una pareja feliz y feliz. 



“El problema no es que Mizuha sea una mala chica o algo así. Es linda, amable y tiene grandes pechos... E incluso me dijo que le gustaba”. 



No había manera de que Keiki no se sintiera feliz con esta confesión directa e impactante. Le hizo pensar que ser su hermana pequeña no era un problema en absoluto. 



"Mientras sea linda, no importa si es mi hermana pequeña, ¿verdad...?" 



Aunque él la llamaba su hermana pequeña, no estaban relacionados por la sangre. 



Si decidieran querer casarse, no habría ningún problema. 



"No, pensar en el matrimonio es un poco demasiado rápido, ¿no es así...?" 



Sintiéndose avergonzado por sus pensamientos, Keiki se sumergió más profundamente en la bañera, hasta que incluso su cabeza estaba bajo el agua. 



Ni siquiera le ha dado una respuesta a su confesión todavía. 



¿Debería él aceptar sus sentimientos o no? La respuesta no llegaría a él, sin importar cuánto tiempo lo pensara. 



"Me siento un poco mareado... es hora de salir". 



Al final, su respuesta fue pospuesta una vez más. 



Después de secarse, Keiki se puso la ropa, se secó el cabello y regresó a su habitación, solo para encontrar a Mizuha durmiendo sobre su cama. 



"Ella no sabe lo difícil que es para mí, y está durmiendo con una cara tan feliz", dijo Keiki. Se sentó en el extremo de la cama, acariciando suavemente la cara de la chica. "¿Hmm?" 



Junto a ella estaba su teléfono inteligente, y en la pantalla estaba la foto que habían tomado juntos en la cita de hoy. 



"Ahora, sin importar cómo lo mire, nos vemos como una pareja". 



Mizuha probablemente estaba esperando a que Keiki saliera del baño, mirando esta foto, probablemente quería verlo con él. Imaginando eso, Keiki podía sentir su cara calentándose. Tratando de cubrir eso, él volvió a pasar las otras fotos que ella había tomado. 



"Ah, ¿cuándo tomó esto?" 



Su teléfono estaba lleno de fotos de Keiki en la cita de hoy. 



Su perfil mientras comía su crepe, su apariencia mientras miraba una sartén con una cara seria. Innumerables fotos, solo de él. 



"... ¿Ella tendrá más?" 



A pesar de que se sentía mal por mirar en su carpeta de fotos, su curiosidad lo superó... 



“……… ¿Eh?” 



Pero una vez que llegó a cierta foto, no pudo contener su asombro. Lo que se mostraba en la foto era una niña que se escondía los ojos con una mano. La parte inferior de su ropa estaba en su boca, y su pecho, envuelto en un sostén rosa, y su hermoso vientre eran claramente visibles. Su otra mano libre sostenía el teléfono inteligente para tomarse una selfie. 



"... ¿Q-qué es esto?" 



El principal problema era que Keiki conocía a la chica en esa foto. Después de todo, la ropa que llevaba puesta, la ropa interior rosa y el collar de trébol que tenía alrededor del cuello coincidían exactamente con la apariencia que "ella" tenía durante su cita de hoy... 



"... ¿Esa es... Mizuha?" 



No había manera de que él la confundiera solo porque estaba escondiendo sus ojos. Su pelo, sus labios... la reconoció claramente. La chica de la foto era sin duda Kiryuu Mizuha. 



Esto... es algo que nunca debería ver, ¿verdad...? 



Su corazón latía como un loco, cuando... 



"——Nii-san?" 



"¡¿?!" 



Probablemente había abierto los ojos alrededor de ese tiempo. Mizuha había levantado su cuerpo de la cama y estaba mirando a Keiki, perpleja. 



"¿Eso es mío?" 



Al darse cuenta de que su hermano mayor estaba sosteniendo su teléfono, su linda cara perdió todo el color... 





"Nii-san, detenteeeee!" 



Dejando escapar un grito que Keiki nunca había escuchado en todos los años que habían vivido juntos, le arrancó el teléfono inteligente de las manos. Y, después de mirar la pantalla, se dejó caer sobre la cama, mirando a Keiki sin comprender. 



"……… ¿Lo has visto?" 



"……………Yo lo vi." 



"Ah... Así que fue demasiado tarde". 



Esa foto de Mizuha ya estaba grabada en la mente de Keiki. 



"Honestamente, estoy un poco confundido aquí... ¿De qué se trata esta imagen?" 



"No te preocupes. No subo esas cosas en línea. Odiaría que me vieran en línea, después de todo... Aunque me agradaría si fuera vista por Nii-san”. 



"Te agradaría...” 



A pesar de que él debería conocer a esta chica más que nadie, nunca había esperado escuchar estas palabras. Y, con la sonrisa nerviosa más adorable, dijo... 



"Después de todo, soy una exhibicionista". 



Y le arrojó esta declaración de salida. 



Unos minutos más tarde, tanto Mizuha como Keiki estaban sentados en la parte superior de la cama, uno frente al otro. 



“Ocurrió en el verano de mi quinto año en la escuela primaria. Ese día teníamos clases de natación, y me olvidé de traer algunas bragas de reserva, así que tuve que caminar todo el día sin usar ninguna. Durante ese tiempo, me sentí extrañamente excitada, y la vergüenza que sentí..." 



“¿Y? 



"Se sintió realmente bien por alguna razón". 



"¿E-es así...?" 



Lo que Keiki le había preguntado era la razón por la que se convirtió en exhibicionista. 



"Ahora que lo descubriste, podría estar bien mostrartelo...” 



Mizuha jugueteó con su teléfono y se lo entregó a Keiki. 



"E-esto es...?!" 



En el teléfono inteligente que había recibido, podía ver una carpeta abierta de imágenes. Imágenes de ella levantando su falda, fotos de ella vestida solo con ropa interior e incluso completamente desnudas. 



"Uhm... ¿Mizuha-san? De alguna manera, esta habitación parece extrañamente familiar ¿sabes? 



"Ah, esa. Las tomé cuando estaba desnuda en la habitación de Nii-san mientras estabas durmiendo. Mi corazón latía tan rápido que pensé que podría morir”. 



"¿Qué tipo de stripper estás haciendo dentro de mi habitación?" 



Aquí estaba una chica pervertida, que se tomaba nudes mientras su hermano mayor estaba durmiendo casi a su lado. Mientras él estaba en la tierra de sus sueños, su hermana pequeña estaba en su traje de cumpleaños justo al lado de él. Solo el pensamiento de eso envió escalofríos por su espina dorsal. 



"También hubo momentos en que me dormí dentro de la habitación de Nii-san de esa manera". 



"¿Entonces es por eso que a veces estuviste envuelta en mi manta?" 



Las fotos peligrosas siguieron llegando cuando Keiki pasó la carpeta. 



"... Quería preguntar sobre esto antes, pero ¿cuáles eran esas bragas que dejaste con la carta de amor?" 



"Ahh, en realidad las llevé para ponérmelas". 



"¿Ponértelas? ¿Qué quieres decir?" 



"Esa vez cuando estábamos limpiando el salón del club, en realidad no llevaba bragas". 



"¡¿Sin bragas?!" 



Lo que salió de la boca de Cenicienta, fue la verdad fría y dura. 



"No fue porque te olvidaste de ponértelas, ¿verdad ...?" 



"No fue eso. No las usé por mi propia voluntad. A veces quiero tener este sentimiento de liberación, así que a veces voy a la escuela sin ponerme nada”. 



“… Días sin bragas, dices?” 



"Y, ese día, estaba sudando debido a la limpieza... así que, uhm, me estaba sintiendo un poco mojada allí...” 



"..." 



“Entonces, cuando dejé la carta de amor, fui a ponerme las que había traído, pero Nii-san regresó más rápido de lo que esperaba. Me escondí dentro del casillero en pánico y olvidé llevarme las bragas. 



Y justo después de eso, Keiki había encontrado la carta de amor. Hasta que se calmó y se fue, Mizuha tuvo que esconderse dentro del casillero. Pensando en ello, Mizuha estaba incómodamente inquieta después de que la operación de limpieza había terminado. Y la razón de eso fue probablemente porque ella no llevaba bragas. Era porque estaba sudando en un lugar que seguramente no sería cómodo para una monstruo de la limpieza como ella. 



“Antes, hubo un momento en el que Nii-san me preguntó si alguna vez sentí que no llevaba bragas en algunos días, y dije que no, pero eso fue una mentira total. No llevo bragas de forma regular”. 



"Oh Dios mío…" 



Keiki se había sentido terriblemente sorprendido cuando descubrió que Tokihara Sayuki no había usado bragas durante un día, pero Mizuha lo había estado haciendo regularmente todo el tiempo. 



"E-Entonces, ¿por qué robaste esas bragas de mi habitación? Había una posibilidad de que yo descubriera tu identidad por eso, ¿verdad? 



"Realmente me gustaban esas bragas. Y me sentí rara al saber que Nii-san probablemente las usaría para eso y para aquello todas las noches". 



"Solo por referencia, nunca los usé para eso, ¿de acuerdo?" 



Quería enfatizar esa parte. 



"... Pero, entiendo que eres un exhibicionista, pero ¿por qué tomaste todas esas fotos durante la cita?" 



Algunas fotos que se le mostraron en esa carpeta claramente fueron tomadas durante la cita. 



"Eso es... quería llamar la atención de Nii-san". 



"¿Atención?" 



"Después de todo... Nii-san se excitó con Tokihara-senpai". 



"No quise que eso sucediera sin embargo ..." 



“Cuando me enojo, tengo ganas de desnudarme. Una vez que empiezo, no puedo contenerme. Es como aliviar el estrés al tomarme fotos como esta". 



"¿Qué tipo de aliviador de estrés es ese...?" 



Debido a que su hermano mayor estaba coqueteando con otras chicas, se sintió irritada y alivió su estrés dentro del inodoro. 



"Sabes, cuando voy a la escuela sin bragas, o cuando tomo estas fotos, me excito mucho. Y estimulada. Justo como cuando Nii-san me vio en mi ropa interior hoy”. 



Esa fue probablemente la razón principal por la que ella quería que él eligiera ropa interior nueva para ella. 



El príncipe, que había estado buscando durante tanto tiempo, había descubierto que su Cenicienta era, de hecho, un exhibicionista. 



"Aunque soy tu hermana pequeña, me encantaría que me hicieras tu novia". 



"Lo siento, eso es imposible". 



No importaba lo linda que fuera, no importaba que no estuvieran conectados por sangre, para él era imposible una pervertida. Después de todo, el sueño de Keiki era experimentar el amor normal con una chica normal. 



Las cuatro candidatas a Cenicienta que habían participado en la operación de limpieza. Había descubierto que todas ellas eran pervertidas, y la esperanza de poder conseguir una novia finalmente se había hecho añicos en mil pedazos.

0 Comentarios