Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.5 Capítulo 1



Capítulo 1: Todavía no conozco la talla de los pechos que vi ese día 


Parte 1 

El agitado campamento de entrenamiento de Keiki y las pervertidas terminó, y le dieron la bienvenida a un nuevo lunes. Tres estudiantes permanecían dentro del aula 2B después de que las clases hubieran terminado ese día. 



"... Y debido a eso, me vi obligada a seguir sentado así hasta la mañana". 



"Eso suena como una catástrofe". 



Shouma le mostró a Keiki una sonrisa amarga desde su asiento al lado de la ventana. 



"Entonces algo así sucedió mientras dormía, ¿eh? Me preguntaba por qué la Presidenta del Club y Yuika estaban de tan mal humor”. 



Mao había levantado una silla para sentarse en la misma mesa que los dos chicos, y ella se unió a la conversación mientras aún dibujaba algo en su cuaderno de bocetos. 



"Akiyama, ¿sabías que Kiryuu y Mizuha no estaban realmente relacionados?" 



"No, acabo de enterarme de eso recientemente". 



"Quiero decir, incluso yo no lo sabía por mucho tiempo". 



Keiki ni siquiera había escuchado que no estaban relacionados por sangre hasta que Mizuha se lo confesó durante las vacaciones de verano en la piscina. Después de eso, él descubrió que ella era una exhibicionista, y desde entonces había estado haciendo movimientos con él constantemente. 



“Dicho esto, Mizuha-chan es bastante audaz. Ser un exhibicionista es una cosa, pero hacer una incursión nocturna a Keiki así es realmente otra cosa ". 



“Bueno, probablemente fue por el alcohol. Ella no parece recordar lo que hizo en absoluto”. 



Keiki opinaba que la razón de su ataque eran los bombones de whisky llenos de alcohol que Sayuki había traído con ella. Más bien, eso era lo que él quería creer. 



Tendría que preocuparme por mi castidad todas las noches si eso no fuera inducido por el alcohol... 



Decidió darle su castidad a su futuro amor. No podía dárselo a su hermanita. Mientras estaba ocupado tomando una decisión, Mao, aun dibujando en su cuaderno de bocetos, habló. 



"Entonces, ¿lo estas haciendo con Mizuha?" 



"No lo hacemos." 



"Hmmm... Entonces Kiryuu sigue siendo virgen, ¿eh?" 



"Cállate. ¿Y qué has estado dibujando todo este tiempo, de todos modos? 



“Un boceto de los dos hablando juntos en un aula vacía después de clase. ¿Quieres ver?" 



"No, estoy bien." 



"Vamos, vamos, no hay necesidad de modestia aquí. Solo échale un vistazo." 



"Uwa, hey, no me obligues a mirarlo... " 



En su cuaderno de bocetos se mostraba un mundo completamente nuevo de eros que los chicos nunca deberían ver. Para ser precisos, el culo de Keiki estaba siendo apuñalado por la barra de carne de Shouma. 



“¿Dónde está esa parte de 'hablar entre ellos' de la que hablabas? Esto es totalmente el trato real”. 



"Sus cuerpos están hablando entre sí". 



"Que molesta... Y también ¿por qué estoy siempre en el lado receptor? ¿Es esa la imagen que tienes de mí? 



"Ah, ¿eres del tipo que va al ataque?" 



"No quise decir eso". 



Mientras Keiki y Mao estaban ocupados discutiendo, Shouma miró el dibujo con gran interés. 



"Lo había oído antes, pero eres muy buena dibujando, Mao-chan. "Parece realmente realista, y aunque sé que es solo ficción, hace que mi trasero se ponga ansioso". 



"¡¿- ?! ¡¿A-Akiyama?! ¡Di eso una vez más! ¡Una vez más, por favor!" 



"¿Mi trasero está todo ansioso?" 



"¡¿Uhyaaaaaaaaa?! ¡Qué maravillosa expresión! ¡Muchas gracias! "¡Al oírte decir eso causó que mis fantasías alcanzaran el clímax!" 



"Está acabada. Tenemos que hacer algo rápido, o si no... 



Aquí estaba una estudiante de secundaria que comenzaba a babear después de escuchar a su compañera de clase decir una frase así. 



"Nanjou, creo que sería mejor que mantuvieras tus deseos honestos bajo control un poco más". 



"Hmph, no quiero que el siscon Kiryuu me lo diga", Mao se dio la vuelta, disgustada dijo "Además también creo que Kiryuu es realmente cruel. Aunque hice mi mejor esfuerzo esa noche, solo... 



A mitad de la frase, debió haberse dado cuenta de lo que estaba a punto de decir, y se cubrió la boca apresuradamente con una mano. 



"…Lo siento. Olvida eso." 



"Claro, pero... ¿estás enojada, Nanjou?" 



"No realmente. No es como si Kiryuu me hiciera malgastar mi valor por nada. Y Mizuha y tú no están relacionados. Estoy totalmente feliz. No me importa en absoluto”. 



"Ah, ¿es así...?" 



Claramente había algún tipo de significado oculto detrás de esas palabras. Pero Keiki decidió creer que era solo una cuestión de chicas, y Mao regresó a su escritorio y tomó su bolso. 



"Tengo que trabajar en mi manuscrito, así que me voy a casa". 



"¿Qué pasa con el club?" 



"Voy a pasar por hoy. Necesito avanzar, así que quiero concentrarme en mi propia habitación”. 



"Ya veo. Ten cuidado con los coches. " 



"No me trates como a una niña. ¿Y realmente deberías estar diciendo eso? Creo que tú eres el que necesita tener cuidado con lo que va a pasar”. 



"¿Qué quieres decir?" 



"Bien, te veré mañana ~" 



Sin responder a su pregunta, su compañera de clases de cabello castaño rojizo salió del aula despidiéndose con la mano. 



"¿Qué habrá querido decir con eso?" 



"Bueno, puedo imaginarme por qué dijo eso", dijo Shouma. 



Como Keiki no tenía idea de lo que quería decir, él solo podía mirarla confundido, mientras que Shouma mostraba una sonrisa amarga. Y en ese momento, el teléfono inteligente de Keiki vibró por un segundo. Cuando fue a verificar, vio que era un correo electrónico. 



“¿De quién es?” Preguntó Shouma. 



"Yuika-chan. Se le pidió que clasificara algunos libros en la biblioteca, así que quiere que yo ayude”. 



"Ya veo... Parece que Koga-san es la primera en moverse". 



"¿Eh?" 



"No es nada. De todos modos, yo también tengo club, así que seguiré mi camino”. 



"Y yo tengo que ir a la biblioteca". 



Respondiendo al correo electrónico con 'Voy en camino', se separó de Shouma, quien se dirigió hacia su club de tenis. 



Keiki se detuvo frente a la sala de almacenamiento. 



"...... Haaaah". 



Por supuesto, su duda fue por el trauma que había recibido aquí. Después de que descubrió la verdadera identidad de Yuika, ella le metió sus bragas recién usadas en su boca. Esta experiencia de pesadilla aún lo perseguía tras meses después. 



“… Bueno, ella ya no hará nada tan horrible como eso. Espero." 



Armando su resolución, abrió la puerta. Dentro de esta sala había un fuerte olor a papel viejo. Cuando se dio cuenta de que Keiki había entrado, Yuika se le acercó como un dueño que acababa de encontrar a su perro. 



"Keiki-senpai. Así que viniste”. 



"Bueno, yo también soy miembro del comité de la biblioteca". 



"Entonces, ¿puedes ayudar a organizar los libros en esa caja de allí?" 



"Entendido." 



Como Keiki había trabajado como miembro del comité de la biblioteca durante un año más, ya sabía cómo se suponía que se debían hacer las cosas. 



"Ohh, justo lo que Yuika quería ver. Trabajas rápido, Senpai. 



"Yuika-chan también. Realmente te has acostumbrado a trabajar como miembro del comité de la biblioteca”. 



"Ejejeje, es solo porque Keiki-senpai fue quien le enseñó a Yuika". 



Cuando fue elogiada, mostró una sonrisa angelical. 



…Gracias a Dios. Parece que Yuika-chan ya no está enojada. 



Después de ese incidente en el campo de entrenamiento, no había logrado animar ni a Sayuki ni a Yuika, pero parece que el tiempo era la mejor medicina. Keiki estaba realmente preocupado por cómo la situación continuaría después de eso, pero parecía que la preocupación era en vano. 



Un poco después de haber comenzado su trabajo, Yuika miró a Keiki después de meter un libro en el estante. 



"Um... ¿Keiki-senpai?" 



"Hmm?" 



"¿Cuáles son tus sentimientos hacia Mizuha-senpai?" 



"… ¿Por qué preguntas?" 



"Los dos no están relacionados por sangre después de todo. Por eso le interesa a Yuika. Se preguntaba si estabas siendo consciente de Mizuha-senpai ya que ella es una chica normal”. 



"¿Eh ...?" 



Cuando ella hizo esa pregunta, Keiki, que había estado sosteniendo un libro, se detuvo. Después de todo, no pudo evitar recordar cuando ella estaba completamente desnuda. Cuando recordó la hermosa piel de su hermana pequeña, su rostro de repente comenzó a arder. 



"... ¿Keiki-senpai? Tu cara se está poniendo roja, ¿sabes? 



"No, estás mal, ¡te equivocas!" 



"¿Y en qué se equivoca Yuika...?" 



El tono de Yuika era pesado, y su mirada, dirigida a Keiki, se sentía tan fría como el hielo. 



"... Este no es el momento para relajarse parece". 



Murmurando algo para sí misma, Yuika puso una mano en la cinta de su uniforme. Además, tres botones de su blusa blanca se abrieron con el movimiento de sus dedos. Como resultado, su ropa interior rosa que custodiaba su modesto cofre apareció a la vista. 



"¡¿Yuika-chan?! ¡¿Qué estás haciendo?!" 



"¿Qué estoy haciendo, te preguntas...? Yuika va a seducir a Keiki-senpai, por supuesto”. 



"¿S-Seducir...?" 



"Yuika aún no se ha rendido al hacer de Keiki-senpai su esclavo. Así que para garantizar que aceptes nuestra relación de amo-esclavo, ella te dará algunos beneficios maravillosos”. 



"¿Maravillosos beneficios?" 



"Si Senpai se convierte en el esclavo de Yuika, recibirás el derecho de lamer su pecho cuando quieras". 



"¿Qué dijiste?" 



Cada chico normal de la edad de Keiki debió haber tenido al menos una fantasía sobre lamer los senos de una chica por todas partes. Y Yuika le estaba dando el derecho de hacer eso cuando quisiera. 



"¡Sin embargo! ¡No cederé ante tales tentaciones! " Keiki negó sus impulsos. 



"Tu mirada está fija en el pecho de Yuika sin embargo" 



“……” 



Él no podía evitarlo. Keiki era un hombre después de todo. Un hombre no puede ignorar semejante vista delante de él. Al ver a su hombre de clase superior así, Yuika dejó escapar una leve risa. 



"A Senpai en realidad le gustan los pechos de Yuika, ¿verdad? Jugaste con ellos durante mucho tiempo después de empujar a Yuika en la cama contra su voluntad”. 



"¿Qué? … ¿De qué estás hablando?" 



"Aunque estaba un poco asustada, Yuika aún estaba feliz de que estuvieras tan fascinado mientras lo hacías". 



"¿De qué estamos hablando exactamente aquí?" 



"Así que realmente no recuerdas. Keiki-senpai, en la noche del campamento de entrenamiento, acariciaste el pecho de Yuika ". 



"¡¿Perdón?!" 



Aunque no recordaba haberlo hecho, no tenía recuerdos de cuando empezaron a comer chocolate. Y, dada la situación correcta, podría muy bien verse a sí mismo haciendo algo así. 



"... Eh ¿en serio? ¿Realmente me convertí en un abusador? 



"Sabes lo que pasará si Yuika se lo cuenta a la policía, ¿verdad?" 



"¡En verdad lo sientoooooooooooo! 



Keiki se tiró al suelo, disculpándose ferozmente. 



"Ahora, ¿qué debería hacer Yuika~? Personalmente, a ella realmente le gustaría ver a Keiki-senpai terminar en la cárcel”. 



"¡Por favor perdóname!" 



"Fufu, Yuika solo está bromeando... Pero gracias a eso, ha ganado un impulso de confianza. Especialmente ahora que ve cómo Senpai está excitado por los pechos pequeños de Yuika". 



Su Kouhai comenzó a moverse con las mejillas enrojecidas. Y, agachándose, sus ojos llorosos miraron directamente a Keiki. 



"... ¿O estás tratando de decirle a Yuika que sus pechos no son suficientes?" 



"No, este sentimiento inmoral es en realidad muy estimulante". 



Los senos grandes eran los mejores, pero los senos que todavía en crecimiento también tenían una fuerte presencia en el corazón de Keiki. La prueba de ello era que Keiki aún no podía apartar los ojos del pecho de Yuika. 



"Si Senpai se convierte en el esclava de Yuika, te perdonará por hacer cosas aún más indecentes". 



"¡¿Incluso cosas más indecentes?!" 



¿Qué otra cosa podría haber además de lamer sus pechos? La mente de Keiki comenzó a llenarse con infinitas posibilidades. 



"Si lo deseas, Senpai incluso puede frotar su cabeza contra ellos". 



"Ah, voy a pasar eso". 



Honestamente, recibir el derecho a lamer sus pechos sonaba más que atractivo para Keiki, pero... 



"... Lo siento, todavía no puedo convertirme en el esclavo de Yuika-chan". 



Keiki tuvo un sueño. Quería tener un amor normal con una chica normal. Yuika era realmente linda, y él pensó que ella era una chica muy encantadora, pero su deseo de hacer de Keiki su esclavo no se alineaba muy bien con su sueño. 



“… ¿Es así? Así que te niegas a Yuika incluso después de que ella haya ido tan lejos... A pesar de que ella contuvo su vergüenza de darte este servicio..." 



"¿Y-Yuika-chan...?" 



Aunque debería haber parecido triste, su boca formó una sonrisa cuando dijo eso. 



"Senpai necesita algún castigo por avergonzar a una chica como esta, ¿no crees?" 



"¿Eh...?" 



"¡Ey!" 



"¡¿Fuwaaaaaaaaaaaaaaa ?!" 



Después de clases, un grito femenino de un chico se escuchó desde la sala de almacenamiento de la biblioteca. La mano que Yuika extendió agarró la cabeza de Keiki y la forzó contra su pecho. 



¡W-Wow...! Esto realmente huele bien ...! 



Pero, la fuerza que lo jalaba era demasiado fuerte. 



"¡Espe ... Detente ... me estoy sofocando ...!" 



"¡¿Hyan?! ... En serio, Keiki-senpai, si vas tan desenfrenado de esa manera, le harás cosquillas a Yuika”. 



Sonaba bastante feliz cuando dijo eso, y apretó aún más su agarre sobre la cabeza de Keiki. Por supuesto, él era capaz de sentir la suavidad de su pecho aún más, pero era mucho más sofocante. 



"¡¿Mmmmggmg ?!" 



"Ajaja, ¿estás llorando porque el pecho de Yuika se siente tan bien? Eres un chico, y todavía estás haciendo ese tipo de cara... Senpai es muy lindo hoy". 



En respuesta a la agonía del chico, la chica dejó escapar una sonrisa satisfecha. Ella podría haber parecido un ángel, pero por dentro aún era una sádica hardcore. 



Ahhh... son pequeños pero son suficientes para sofocarme... 



Hubo un momento en que Keiki estaba casi asfixiado por los pechos de Sayuki, pero nunca esperó que lo llevaran a la puerta del cielo con un busto del nivel de Yuika. Justo en el momento en que Keiki había descubierto esa nueva realización, sin embargo, su conciencia se cortó tan fácilmente como desconectar un televisor. 



Cuando abrió los ojos, se encontró acostado en una cama en la oficina de la enfermería. La hora ya había pasado las 6 de la tarde, y la luz de la puesta de sol entró en la habitación a través de las ventanas. 



"Ah, estás despierto". 



"¿Sayuki-senpai?" 



Cuando buscó la fuente de esa voz, encontró a su senpai de pelo negro sentada en una silla junto a la cama. 



"¿Por qué estoy aquí?" 



"¿No te acuerdas? Te desmayaste en la sala de almacenamiento de la biblioteca y te trajeron aquí. 



"Ahh, ¿es así...?" 



Había perdido el conocimiento debido al castigo de Yuika. Después de eso, pidió ayuda y algunos muchachos que habían estado en la biblioteca ayudaron a llevar a Keiki hasta aquí. Quería agradecer a esos muchachos si podía, pero no sabía sus nombres. 



"Ah, pero ¿por qué está aquí Sayuki-senpai?" 



“Te vi cuando te trajeron aquí, y escuché las circunstancias de Koga-san. Realmente pasaste por mucho”. 



"Tienes toda la razón... ¿Y dónde está Yuika-chan ahora?" 



"Una vez que se calmó, se sintió tan avergonzada por lo que hizo que corrió a su casa con una cara roja brillante". 



"¿Qué pasa con eso? Me hubiera encantado ver eso”. 



Una sonrisa apareció en el rostro de Keiki cuando se imaginó a la sádica hardcore actuando avergonzada. 



"Oh, sí, la enfermera en jefe tampoco está aquí", comentó Keiki. 



“Después de mirar a Keiki-kun, ella se fue a casa. Ella dijo que tenía una cita con su novio de 24 años". 



"Ahh, ¿es así...?" 



Después de ese comentario que incluía demasiada información personal, Sayuki comenzó a inquietarse. Su cabeza parecía estar un poco enrojecida, y sus ojos estaban llorosos, aunque hoy no estaba tan caluroso. 



"... Hey, Keiki-kun?" 



"¿Qué pasa?" 



"Keiki-kun... ¿te gusta Mizuha-san?" 



"Bueno, por supuesto que sí." 



"¡¿- ?!” 



"Aunque en mi caso, solo la quiero como familia". 



"¿E-es así...? Uff..." Sayuki dejó escapar un suspiro de alivio. 



"Bueno, aunque es mi hermana pequeña, sería una mentira decir que mi corazón no saltó de un latido después de escucharla confesarse directamente así". 



"¡¿Hauuu?!" 



Sayuki dejó escapar un extraño grito. Ella presionó su mano contra su pecho para calmarse. 



"... Jugar con mi corazón así... Ese es mi futuro maestro... No odio ese tipo de cosas, ya sabes". 



"Um, realmente no entiendo lo que quieres decir" 



"Pero, hay una cosa de la que soy consciente ahora. Mizuha-san es peligrosa". 



"¿Sayuki-senpai...?" 



"Ah, es verdad. Hay algo que quiero darte. 



La expresión oscura de Sayuki de repente se convirtió en una sonrisa, y puso una mano en su bolso. Ella tomó algo y se lo entregó a Keiki. 



"Ten. Este es mi regalo para Keiki-kun ". 



"Esto es... ¿Una llave?" 



Cuando aceptó el artículo, Keiki lo miró en su mano, solo para darse cuenta de que era una llave pequeña. Aunque era demasiado pequeña para ser la llave de una casa, y parecía demasiado elegante para ser una llave de bicicleta. 



"... Esta es una llave mágica que te permite hacer lo que quieras con esta Onee-san de aquí". 



Después de decir estas palabras desconcertantes, Sayuki se levantó de su asiento. Agarrándose la falda con ambas manos, la levantó lentamente. 



"...... ¿Eh?" 



Al encontrarse incapaz de desviar sus ojos, Keiki se encontró capaz de ver su ropa interior. Hoy, ella llevaba bragas negras. No, era algo que solo tenía la forma de bragas. Parecía ser algo hecho de cuero, con sujetadores en ambos lados y un candado encima. Probablemente fue hecho para que la persona que lo usa no pueda quitárselo por su cuenta. 



"Sayuki-senpai, ¿qué es eso?" 



"Un cinturón de castidad". 



“¿¡Un cinturón de castidad?!” 



"Si una chica se masturba sin el consentimiento de su esposo o maestro, o si abre las piernas a otros hombres, esto se usa a menudo". 



"Lo sé, ¡así que deja la explicación explícita!" 



Aunque sabía de su existencia, nunca pensó que sería capaz de verlo en vivo así. 



"¡¿Haaa?! Espera, entonces esta llave es...? 



"Exactamente. La llave es necesaria para quitarse el cinturón de castidad. Esta es mi muestra de lealtad”. 



"L-Lealtad...?" 



"Básicamente, la única persona que puede hacerme el amor es Keiki-kun", dijo Sayuki con suavidad, y comenzó a quitarse la falda. Sus radiantes piernas se hicieron visibles, y Sayuki comenzó a gatear hacia Keiki como un gato. 



"... ¿S-Sayuki... senpai?" 



"Esperé tanto tiempo para que vinieras a la sala del club, ¿sabes? No respondiste mi correo electrónico, así que me sentí ignorada... y eso me hizo sentir bastante bien”. 



"¿Una pervertida total?" 



"Exactamente, soy una pervertida. Simplemente imaginándome usando esto mientras Keiki me toca todo el cuerpo me hace incapaz de contenerme... " 



Justo como ella había dicho, sus ojos miraban directamente a Keiki, llenos de éxtasis. El sudor corría por su cuello, su cara se estaba calentando, su respiración era áspera y un dulce olor emanaba de ella. Cada parte de ella era como un gato en celo. 



"Es por eso." 



Sayuki tomó la mano de Keiki, que sostenía la llave, y la llevó hacia su mitad inferior. 



"... ¿Usarás esa llave y me convertirás en tu juguete?" 



"¡¿Ueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee !?" 



Esa dulce voz combinada con esa seducción anormal causó que la mente de Keiki se quedara en blanco. Ciertamente no ayudó que la mano de Keiki estuviera a punto de tocar el lugar más preciado de la chica: 



Esto no es bueno... Mi nariz está a punto de sangrar... 



O mejor dicho, no estaba a punto. Un líquido rojo brillante salió de la nariz de Keiki. 



"¡¿Kyaa ?! ¡¿Maestro?!" 



El chillido de la chica sonó dentro de la oficina de la enfermería. Cuando Keiki una vez más se derrumbó en la cama y comenzó a perder el conocimiento, se rindió y simplemente cerró los ojos, resignándose a su destino. 



"…Volví." 



"Ah, Nii-san, bienvenido de nuevo". 



Cuando Keiki llegó a casa, Mizuha lo saludó mientras llevaba un delantal normal. 



"¿Te gustaría cenar? ¿Un baño? ¿O tal vez... tu pequeña hermanita? 



"Voy a tomar el baño hoy". 



"Muuu, Nii-san está muy frío". 



Ignoró a Mizuha cuando ella hinchó sus mejillas con indignación, pero su buen humor regresó tan pronto como él le dio una palmadita en la cabeza. 



"Por cierto, ¿por qué lleva Nii-san un jersey?" 



"Esto es... Bueno, han pasado muchas cosas". 



Su uniforme estaba manchado por la sangre que salía de su nariz cuando fue asaltado por una chica que llevaba el cinturón de castidad, pero ciertamente no planeaba decirle eso a Mizuha. Mientras él pasaba por alto lo que había sucedido, se quitó los zapatos. Estaba a punto de dirigirse a su habitación para cambiarse, pero se dio cuenta de que su hermana pequeña lo estaba mirando. 



"¿Mizuha? ¿Que pasa?" 



"Ah, no... no es nada". 



Antes de que Keiki pudiera expresar su duda, la chica ya había regresado a la sala de estar. 



"¿...?" 



Confundido, Keiki volvió a su habitación, recogió su ropa casual para cambiarse más tarde y se dirigió hacia el baño. Después de quitarse la camiseta y dejarla a un lado, se lavó la cabeza y el cuerpo y lentamente se lanzó a la bañera. 



"... Haaah, estoy muy cansado. Yuika-chan me asfixió de nuevo... Y en cuanto a Sayuki-senpai ... ¿Qué pasó con eso ...? ¿Un cinturón de castidad...? 



Una chica de secundaria no debería poseer un artículo así. 



"Tal vez Mizuha es la razón por la que se volvieron desenfrenadas de repente...” 



Parecía que ambas se habían dado cuenta de la amenaza que Mizuha significaba para sus planes. Y la prueba estaba en el hecho de que ambas habían planteado la relación de los hermanos. Pensando eso, Keiki comenzó a arrepentirse de decirles que ellos dos no estaban relacionados por sangre, y que Mizuha tenía sentimientos románticos hacia él. El que Keiki y Mizuha estuvieran juntos era una espina en el lado de Sayuki y Yuika, impidiendo que cualquiera de sus deseos fuera concedido. Esa fue probablemente la razón por la que de repente se habían puesto agresivas así. 



"... Uwah, puedo sentir la sangre saliendo de mi nariz otra vez...” 



Ya que pensar en ello más probablemente sería malo para su salud, se obligó a borrar la apariencia de Sayuki de su mente. 



"... ¿Hmm?" 



En ese momento, escuchó el revoleteo de la ropa al otro lado de la puerta del baño. Justo cuando pensó que Mizuha probablemente estaba usando la lavadora, la puerta se abrió, y... 



"Lo siento por entrometerme~" 



Tan casualmente como si ella estuviera entrando en la habitación de su hermano mayor, su hermana pequeña entró al baño, completamente desnuda. A pesar de que sus lugares más importantes estaban escondidos detrás de la pequeña toalla que sostenía, su valle, así como su cuerpo, eran claramente visibles. 



"¡¿Espe-Mizuha-san?! ¡¿Qué estás haciendo?!" 



"Pensé que me bañaría con Nii-san". 



"¡No no no! ¡No puedes hacer eso! ¡Un baño junto no está del todo bien! 



"¿Por qué? Siempre nos tomamos uno juntos cuando éramos pequeños". 



"¡Sin embargo, estamos más allá de esa edad! ... Si está aquí para mostrarme tu cuerpo desnudo, te agradecería que te fueras... " 



"Te equivocas. No necesitaría un baño como un pretexto si quisiera hacer eso". 



"¿Entonces por qué?" 



"... Nii-san huele a otras chicas. Pensé que algo podría haber pasado dentro del salón del club... con alguna... " 



Era cierto que en varias ocasiones la distancia entre Keiki y tanto Sayuki como Yuika se había vuelto casi cero hoy. 



"Um... Entonces, básicamente, ¿están celosas?" 



"……Sí." 



La chica asintió levemente de una manera linda. Era tan lindo que Keiki la hubiera convertido en su esposa en ese momento si no fuera una pervertida. 



"No creo que Mizuha tenga que preocuparse tanto". 



"¿De Verdad?" 



"Un par de cosas y accidentes ocurrieron, sí. Bueno... esta situación es una de esas, pero... no es nada importante, así que, ¿puedes irte? 



"Pero estoy desnuda. Mi cuerpo se enfriará. 



"Entiendo. Saldré, así que tómate tu tiempo, Mizuha ". 



A pesar de que apenas había podido mantener la calma, tener a una chica desnuda frente a él constantemente lo llevaría a su límite. Poniendo la toalla que trajo consigo alrededor de su cintura, salió de la bañera. 



"Ah, Nii-san ... El jabón de allí está ..." 



"¿Eh? ... ¡¿Woah ?! 



Todavía quedaba algo de jabón en el suelo cuando se estaba lavando el cuerpo. Y eso hizo que el piso estuviera muy resbaladizo. Al igual que en un manga, deslizó brillantemente y cayó al suelo. 



"Auch…" 



"Nii-san, ¿estás bien?" 



"Sí... de alguna manera ..." 



Se frotó el trasero mientras se levantaba. Al mismo tiempo, la toalla que debería haber estado alrededor de su cintura se cayó suavemente y cayó al suelo. 



"..." 



“……” 



Su hijo estaba saludando a su hermana pequeña. Al darse cuenta de eso, el color de las mejillas de Mizuha se tornó de un rojo tenue, y aunque estaba avergonzada, su mirada todavía estaba pegada a la entrepierna de su hermano mayor. Finalmente, ella abrió la boca... 



"Ahm... Ehhh ... ¿Gracias por la comida?" 



"¡¿Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa?!" 



Una noche determinada, en los primeros días de septiembre, se podía escuchar el grito de un hombre que emanaba de la familia Kiryuu.



Parte 2 

Keiki tuvo un sueño. Su deseo había sido concedido, y finalmente había logrado tener una novia. Estaban en una cita en un parque. La razón por la que se dio cuenta de que estaba soñando era simple. La chica había escrito "Mobuko" en su frente. Algo así no sucedería en la realidad, sin mencionar el hecho de que el nombre "Mobuko" no tenía ningún sentido para empezar. 

NT: Mobu se explica por sí mismo, pero el -ko fue originalmente es el kanji de niños / niñas. Llamar a su chica Mobu parecía aburrido 

Uro: No sé cómo “Mobu” se explica por sí mismo y no sé si este concepto se aplique acá pero Mobu (モブ) (literalmente significa «personaje de fondo»), por carecer de un sentido de presencia. 



Pero Mobuko dijo que tenía muy buena apariencia, cabello corto pero encantador, pechos grandes y una hermosa voz; en general, ella era una chica atractiva. Y ella también era muy amable. 



Cuando se detuvieron en este parque en su camino a casa, se sentaron uno junto al otro en un banco, y cuando Keiki de repente tomó la mano de Mobuko, ella respondió tímidamente. 



"Kiryuu-kun... Ya ves, realmente me gustas". 



"Mobuko ... yo también te amo". 



Los dos confesaron su amor el uno al otro una vez más en este parque, iluminado por la puesta de sol. Por supuesto, en esta atmósfera, sus caras se acercaron gradualmente entre sí. 



"¡No en mi guardia!" 



La persona que interrumpió su hora de amor era Sayuki. Y justo detrás de ella estaban Yuika, Mao y Mizuha. 



"Um... ¿Por qué están todas aquí?", Preguntó Keiki. 



"Obstruir la vida amorosa de Keiki-kun, por supuesto". 



"Por favor, váyanse a casa ya". 



"¡Por supuesto no! ¡Todas, refrenen a Keiki-kun!" 



"""¡Entendido!""" 



La presidenta del club señaló a Keiki, y en respuesta, todas las mujeres se apresuraron hacia Keiki. 



"¿Eh? ¿¡espera?! —-¿¡Uwaaaaaaaaaaaaaaaa?! ” 



"No pasaré por alto el hecho de que te estás acercando a otra chica cuando ya tienes esta linda mascota aquí". 



"¿Ignorando a tu maestra Yuika y consiguiendo una novia? ¡Parece que necesitas un poco de castigo! 



"¿Engañando a tu linda hermanita? ¡Un Nii-san así no recibirá ninguna comida casera! 



"¡Realmente creo que Kiryuu es un fracaso de un hombre!" 



Todas dieron su propia opinión, y comenzaron a castigar a Keiki. Se vio obligado a ser asfixiado en los grandes pechos de Sayuki, se vio obligado a usar las bragas de Yuika en la cabeza, fue abrazado por su hermanita desnuda y Mao le robó sus propios pantalones. Por supuesto, viendo que todo sucedía frente a ella, Mobuko se enfureció. 



"Hey, ¡¿Kiryuu-kun?! ¡¿Que está pasando?! ¡¿Quiénes son estas chicas?! 



"¡Solo son miembros de mi club!" 



“¡No quiero escuchar ninguna excusa! Hemos terminado ¡Hasta nunca!" 



La chica salió corriendo, temblorosa de los hombros. 





"¡¿Espera?! ¡Es un malentendido! Mobuko! 



Pero cuando extendió su mano para detenerla, su sueño terminó. 



"Por favor, espere, ¡¿Mobukooooooooo ?!... ¿Eh? 



Volviendo a la realidad, se encontró dentro del aula de clase 2B. Y estaba justo en el medio de la clase. Por supuesto, su grito desgarrador solo logró enojar al profesor. 



Sus compañeros de clase le dieron el apodo de "Príncipe durmiente" y las clases terminaron. Después de lo que había sucedido ayer, y especialmente después de haber tenido ese sueño, Keiki no tenía ninguna intención de visitar el club de caligrafía. En cambio, se sentó en un banco dentro de los terrenos de la escuela y reflexionó sobre su situación actual. 



"... Haaah, mi cuerpo no resistirá a este ritmo". 



Aunque era apenas el martes, sentía que ya había acumulado una semana de agotamiento. Le violaron el trasero en una ilustración, casi se había asfixiado en el pecho de su Kouhai, había sido asaltado por su Senpai, quien llevaba el cinturón de castidad, y su hermanita desnuda se había entrometido en su baño. 



Todo eso había sucedido durante un solo día. Todo fue por esas chicas pervertidas. 



"... Si esto continúa, mi sueño de experimentar un amor normal siempre será un sueño". 



A pesar de que encontró una carta de amor escrita para él, todavía no había conseguido una novia. Su Cenicienta había resultado ser una pervertida exhibicionista, y las otras chicas a su alrededor eran tan pervertidas como ella. La vida escolar de Keiki había sido arrojada al caos. 



"... Y ese sueño...” 



Recordó el sueño que tuvo durante la clase. A pesar de que había logrado tener una novia en el sueño, esas chicas lo habían obstruido incluso en ese momento. 



Imaginemos que Keiki encuentra a su chica ideal. Y supongamos que empieza a salir con ella. Si eso sucediera, ¿acaso las chicas del club de caligrafía realmente aceptarían la decisión de Keiki de esa manera? Por supuesto no. Ciertamente no podía imaginar que se detendrían solo porque había conseguido una novia. Y la misma situación se desarrollaría, tal como lo había hecho con Mobuko durante su sueño. 



"... Básicamente, si no hago algo con todas las del club de caligrafía, ¿nunca podré lograr mi sueño?" 



Cuando llegó a esa conclusión, Keiki sintió que un escalofrío le recorría la espalda. 



“¡¿No ha terminado mi adolescencia?!” 



Keiki nunca se hubiera imaginado que recibir una carta de amor terminaría así. Cuando se dio cuenta de que su futuro ya estaba manchado con el color de las chicas pervertidas, solo pudo suspirar con resignación. 



"... ¿Qué podría haber ocurrido en el mundo para que Kiryuu-senpai suspirara así?" 



"¿Nnn?" 



Cuando levantó la cabeza para ver quién lo llamaba, una chica familiar estaba de pie frente a él. El color verde de su cinta indicaba que ella era un primer año. Ella tenía su pelo rubio en coletas y una mirada segura. Era Nagase Airi. Keiki la conocía como la tesorera del consejo estudiantil. 



"Qué sorpresa. Nagase-san”. 



"Hmph, no me hables tan a la ligera. Es desagradable”. 



“¡¿Aunque fuiste tú quien inició la conversación?! ... ¿Hice algo para enojarte? 



"¿Lo has olvidado? Hace un tiempo, me acosaste sexualmente dentro del edificio del club”. 



"¿Acosado sexualmente…? Ahhh, ¿cuando te estaba acariciando la cabeza? 



Parecía que Airi era mala con los hombres, por lo que su cabeza siendo acariciada por Keiki fue más desagradable que agradable para ella. Por eso ella estaba actuando así hacia él en este momento. 



"No olvidaré esa humillación... No, en realidad lo estaba intentando, pero verte aquí sentado ha reavivado mi rabia". 



"Aunque pudiste haberme ignorado". 



"En realidad, pensé en patearte desde el principio, pero estabas suspirando, así que me mantuve alejado de eso por ahora". 



"¿Así que estabas preocupada por mí?" 



"¿Eres un idiota? Como si estuviera preocupada por alguien como tú. Solo estabas siendo una molestia, sentado allí y viéndote tan lamentable. Si vas a estar deprimido, hazlo en casa”. 



"Eres tan duro como siempre...” 



“Ah, ¿te dejaron las chicas del club de caligrafía? Esas son buenas noticias." 



"No estoy saliendo con ninguna, ¿de acuerdo?" 



Airi ciertamente no se contuvo contra Keiki. Aparentemente, ella había descubierto el malentendido de que Keiki estaba tratando de construir un harén con las chicas del club de caligrafía, y eso hizo que ella fuera aún más dura con él. 



"... ¿Estás preocupado por algo?" 



"¿Eh?" Respondió Keiki. 



"¿No me escuchaste? Te estoy preguntando si algo te está molestando”. 



"Entonces, ¿estás dispuesto a escuchar mis problemas?" 



"¡N-No lo entiendas mal! Aunque no es más que un problema, el trabajo de un miembro del consejo estudiantil es escuchar los problemas de los estudiantes. Por eso, aunque no quiero hacerlo, no tengo otra opción. Eso es todo lo que estoy diciendo. 



Actuando una ejemplar tsundere de una novela ligera, Airi hizo un "Hmph" y miró hacia otro lado. A pesar de que ella estaba actuando insensible hacia él, todavía parecía ser una chica amable de corazón. 



"Entonces, aceptaré esa oferta... ¿Pero no vas a sentarte?" 



"Eso es correcto, aceptaré esa oferta", dijo Airi, tomando asiento en el banco. 



Sin embargo, se sentó bastante lejos de Keiki, en el borde del banco. 



"... Uhm, Nagase-san? ¿No estás un poco lejos? 



"¿Es así? Aunque creo que esta es una distancia apropiada”. 



Para Keiki, parecía que la distancia entre ellos en este momento simbolizaba su distancia psicológica. 



"¿Y qué es lo que te preocupa, Kiryuu-senpai?" 



"Ahh, bueno. Recientemente, he estado preocupado por una serie incesante de ataques sucesivos de las chicas del club de caligrafía”. 



"¡¿Estás hablando inmediatamente de tus asuntos?! ¡Qué indecente! 



Unos segundos después de que el tema cambió a los problemas de Keiki, ya parecía que estaba en un callejón sin salida. 



"... Kiryuu-senpai, eres el dueño de ese harem, ¿verdad?" 



“Es un poco diferente de lo que estás imaginando, Nagase-san. Realmente estoy en un callejón sin salida aquí”. 



"Me pregunto. Si realmente lo odias, ¿por qué no te resistes un poco más? La situación no cambiará si dejas que te suceda”. 



"........... ¿Qué acabas de decir, Nagase-san?" 



“Estoy diciendo que deberías provocar el cambio con tu propia mano. Nada cambiará sin ningún esfuerzo”. 



“……” 



Para Keiki, que había estado al borde de la desesperación, estas palabras eran como un rayo de luz. Completamente conmovido, agarró reflexivamente la mano de Kouhai. 



"Nagase-san!" 



"¿Q-qué pasa?" 



"¡Gracias! ¡Eres como una diosa para mí ahora mismo! 



"¿Eh? ¿Eh?"





Airi se sorprendió al ser agradecida así de la nada. 



"Realmente no lo entiendo, pero ¿serías tan amable de soltar mi mano? Te denunciaré por acoso sexual, ¿de acuerdo? 



"Ah, disculpa," Keiki soltó su mano. 



"De repente, agarrando la mano de una chica así... Senpai realmente es una criatura peligrosa, tendré que desinfectarla más tarde". 



Aunque era un abuso verbal intenso, a Keiki no le importaba su lengua venenosa en este momento. 



"De verdad, muchas gracias. Mis dudas se han aclarado, todo gracias a ti." 



“¿Es así? Me alegra oírlo." 



Pareciendo un poco nerviosa, Airi le dio la espalda a Keiki. 



"... Pero no te equivoques aquí. Todavía no te he perdonado, y Kiryuu-senpai siempre será mi enemigo. ¡Espera, ¡se ha ido! 



Cuando ella se volteó para mirar a Keiki, él había desaparecido por completo. 



"¡¿No es eso un poco grosero?! ¡Por eso los hombres son tan...!" 



En ese momento, su ya bajo nivel de afecto cayó aún más bajo. 



Después de regresar al edificio de la escuela, Keiki se dirigió directamente al salón del club. Su estado de ánimo había mejorado mucho después de recibir ese consejo. 



"…Está cierto. ¿Por qué nunca se me ocurrió eso? 



La situación nunca mejoraría si Keiki no tomaba la iniciativa. En los deportes, nunca ganas defendiendo, así que nada comienza si no tomas una acción proactiva. En este momento, Keiki tenía dos deseos en su corazón. 



El primer deseo era conseguir una linda novia y disfrutar de su adolescencia al máximo. 



El segundo deseo era regresar su vida escolar, que había sido arrojada al caos por las pervertidas, a la normalidad. 



¡Tendré que hacer lo que solo yo puedo hacer! 



Habiendo llegado a su destino, Keiki llamó tranquilamente a la puerta. 



"¡Disculpen!" 



Todos los miembros del club se reunieron. Cuando la puerta se abrió de repente, las chicas, que estaban sentadas alrededor de una mesa, miraron confundidas en su dirección. 



"¿Keiki-kun? Que pasa ¿Comiste algo malo? 



"¿Te golpeaste la cabeza en alguna parte?" 



"¿Se te confesó un chico?" 



"¿Nii-san? Te daré una almohada de regazo si no te sientes tan bien, ¿de acuerdo? 



Sin responder a las preguntas preocupadas (?) De las chicas, Keiki entró en la habitación. 



"Tengo algo importante de que hablar con todos ustedes". 



Pensó sobre cuando había hablado con Mao bajo el cielo estrellado. En ese momento, Keiki había pensado en cómo sería el futuro si las chicas del club se convirtieran en chicas normales. Su Senpai que admiraba. Su honestamente lindo Kouhai. Su compañera de clase más cercana, su pequeña hermana considerada. ¿Y si todos se convirtieran en chicas normales? Pero este futuro nunca vendría. Eso era lo que Keiki creía honestamente. Nunca vendría si él no hiciera nada para provocarlo, es decir. 



"Yo... he terminado con la situación actual en este club! Que me digan que se convierta en esclavo de alguien, que se conviertan en mi mascota, que sea modelo para un manga BL, que se me muestre el cuerpo desnudo de alguien en cada oportunidad posible. ¡Quiero cambiar esta situación anormal! 



Todo este tiempo, estas chicas pervertidas lo habían llevado a un rincón, pero eso ya había terminado. Keiki declaró fuertemente su voluntad para agitar una revolución. 



“¡Así que quiero convertir a todos ustedes en chicas normales! ¡Mi objetivo es la desperversión! 



""""… ¿Qué?"""" 



De esta manera, comenzó su 'Plan de Desperversión', con el objetivo de convertir a cada una de estas chicas que tenían rasgos irregulares entre ciudadanos excelentes y honrados. 



Uro: En inglés decía de-perversion, esa palabra o término no existe, por lo cual, use una palabra en español que tampoco existe y es desperversión, el significado de este es prácticamente purificar a la perversión de alguien, y pos es lo que mejor encaja en este contexto, Fuck Gringos y sus palabras locas xD

0 Comentarios