Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.6 Capítulo 2


Capítulo 2: Es por eso que ella no puede trabajar a tiempo parcial 



Parte 1 

Fue el día después de que el mal uso indebido del presupuesto del club por parte de la presidenta del club se había revelado. Durante la agradablemente cálida y reconfortante pausa del almuerzo, Keiki y Sayuki estaban juntos en el salón del club, revisando varias revistas con varias ofertas de trabajo a tiempo parcial. 



"Realmente no puedo encontrar un buen trabajo aquí..." 



"Cuando los requisitos son fáciles de cumplir, alguien lo toma muy rápido, después de todo". 



Cuanto mejor sea la paga y más fáciles sean los requisitos, más personas solicitarán dicho trabajo, lo que hará más difícil que los recién llegados encuentren uno bueno. 



"Ah, ¿qué pasa con este? Solo tiene que hablar con una persona en una habitación privada, y hay una paga diaria de 50.000 yenes. Y solo las mujeres serán aceptadas, dice." 



"Ese es definitivamente uno de esos trabajos que nunca debes aceptar". 



Puede sonar bien, pero no lo era. Sobre todo porque ya apestaba a esos trabajos callejeros en los que los estudiantes de secundaria, o las personas en general, nunca deberían involucrarse. Especialmente la paga de 50,000 yenes por un solo día. 



“No te dejes engañar por esas ofertas de trabajo defectuosas y busca ofertas serias, si lo haces. Solo tenemos alrededor de un mes para pagar esto, por lo que cuanto más rápido encontremos un trabajo, mejor". 



"¿Por qué solo yo tengo que buscar un trabajo a tiempo parcial?" 



"Porque Sayuki-senpai fue quien nos metió en este lío". 



Después de que se reveló que Sayuki había comprado cuatro trajes de conejitas muy caros del presupuesto del club, se realizó una reunión de emergencia del club, y se decidió que todos pagarían por su propio traje de conejitas. Aunque 20.000 yenes era mucho, todos los miembros, excepto Sayuki, ya habían pagado su parte. 



“Mizuha dijo que usó sus ahorros del dinero del año nuevo, Nanjou gana suficiente dinero de sus ventas de doujinshi y Yuika-chan lo obtuvo de su padre. Al parecer, ni siquiera tuvo que rogar por eso, y lo consiguió de inmediato cuando preguntó. 



"¿No está Koga-san un poco demasiado mimada...?" 



"¿No puedes obtener tu mesada mensual un poco antes?" 



"Ya lo intenté, pero como ya obtuve 2 meses por adelantado, ya no puedo pedir más". 



"Entonces, buscar un trabajo a tiempo parcial es la única posibilidad". 



"Es verdad. Pero para ser honesta, realmente no quiero trabajar... " 



"Esperaba totalmente que dijeras eso... Si no puedes devolver el dinero, entonces el club se disolverá, ¿sabes?" 



"Muu... lo sé..." 



Su senpai hinchó sus mejillas como una niña. Dejando la revista en su mano, ella apoyó su cuerpo en la mesa frente a ella. 



"Ahhhh... Si solo hubiera un maestro maravilloso y amoroso que me diera un dinero infinito, ¿quién aguantaría los juegos de rol de mi perro y me llevaría a pasear?" 



"Como si hubiera una persona así". 



“Aun así, soy una chica para la que el mundo de la caligrafía tiene grandes esperanzas, ¿sabes? ¿No crees que solo sería un desperdicio de talento si tuviera que trabajar para casi nada en un trabajo a tiempo parcial? 



“……” 



Si uno estuviera presente, uno podría haber escuchado el sonido de una vena en la frente de Keiki. Levantándose tranquilamente de su asiento, caminó hacia la persona que lo había agravado a este nivel. 



"Sayuki-senpai..." 



"¿Q-qué es? ¿Qué pasa con esa cara aterradora? 



"Senpai, parece que no entiendes la posición en la que estás ahora". 



"Eh, ¿Keiki-kun? ... Espera, ¿qué estás... ¡¿Hyaaa ?! 



La razón por la que Sayuki chilló fue porque Kouhai se acercó y levantó su cuerpo. Con sus brazos debajo de sus axilas, Keiki se sentó. 



"H-Hey, Keiki-kun, ¡¿qué estás planeando hacer?!" 



"Esto justo aquí". 



Dejando a su luchadora senpai en su regazo, decidió hacer que ella se tope con el objetivo. Levantó su mano derecha y la bajó. 



"¡¿Kyaan?!" 



En el momento en que su mano aterrizó en su trasero, un fuerte '¡Slap!' se escuchó. La cara de Sayuki se puso roja y levantó su voz debido al repentino castigo. 



"¡¿K-Keiki-kun?! ¡¿Qué diablos estás haciendo?! 



“Qué, preguntas… Esto es para disciplinarte, por supuesto. ¡Ahora teeeeeeeen! " 



"¡¿Hyaaaaaaaan !?" 



"¡Todavía hay más!" 



"S-Si sigues haciendo eso, yo... ¡¿Yaaaaaaaaaaan ?!" 



Bajó la palma de su mano contra el trasero de esta chica descarada una y otra vez. Cada vez que recibía un azote, un grito escapaba de la boca de la chica. 



"Esto es todo porque abusaste del presupuesto del club, ¿sabes?" ¡¿Y qué es eso?! Estás bromeando conmigo, ¿verdad? ¡¿No quieres trabajar?! ” 



"L-Lo sientoooooooooooooo!" 



“No solo tus pechos, sino tu actitud también es demasiado grande para tu propio bien. ¡¿No estás avergonzada de ser un humano?! 



"¡¿Eso duele?! ¡Lo siento! ¡Todo es mi culpa!" 



"¿Has reflexionado sobre tus acciones?" 



"¡Lo hice! Lo hice por favor, detente! ¡Te lo ruego! ¡Hazlo más! ” 



"¿Qué estás...?" 



"Haah... Haaah... Tener mi trasero azotado por Keiki ... ¡Esta es la mejor recompensa de todas!" 



"Es por eso que las pervertidas son tan... Ugh". 



Al darse cuenta de que seguir azotando a Sayuki no le serviría de nada si continuaba, Keiki se detuvo e hizo que la chica en su regazo se pusiera de pie. 



"... ¿Eh? ¿Por qué? ¿Porque te detuviste?" 



"Porque no veo absolutamente ninguna razón para hacer que Sayuki-senpai sea feliz así". 



"De ninguna manera…" 



Cuando Keiki dio una respuesta fría, Sayuki lo miró como un cachorro desechado. Al ver eso, Keiki le dio una sonrisa ominosa, y dijo lo siguiente. 



"¿Quieres que continúe?" 



"S-si! ¡Por favor continua!" 



"Entonces trabaja más duro para encontrar un trabajo. "Una vez que hayas trabajado lo suficiente para reproducir el presupuesto del club que desperdiciaste, te recompensaré como quieras". 





"Ah..." 



Probablemente recordó la sensación de haber sido azotada, porque sus mejillas se enrojecieron y su cuerpo comenzó a temblar. Una vez que le das a alguien un sabor de algo bueno, trabajarán duro para recibirlo nuevamente. Es el mismo concepto que entrenar a una mascota. Haz que recuerden la sensación de ser recompensados y trabajarán para lograrlo. 



"¿Ahora qué vas a hacer?" 



"¡S-Siiiiiiii! ¡Haré mi mejor esfuerzo para encontrar un trabajo de medio tiempo! 



Con una expresión llena de éxtasis, la senpai juró trabajar más duro. Y poco después, Sayuki decidió solicitar un trabajo de medio tiempo. 



La clase había terminado, y Keiki recogió su bolso y salió del aula. Mientras caminaba por el pasillo, miró el paisaje exterior y dejó escapar un suspiro. 



"Tengo que trabajar para el consejo estudiantil ahora, ¿eh...? Estoy un poco nervioso." 



"Solo eres una ayuda temporal, ¿verdad? No creo que tengas que hacer mucho”. 



El que daba una respuesta exasperada era la persona que había abandonado el aula junto con Keiki, Nanjou Mao. 



"Ya has ayudado con su trabajo antes, ¿verdad? ¿Por qué te pones nervioso después de todo este tiempo? 



"Sí, tienes razón en eso. Pensar así me lo hará más fácil". 



"Ehh... Sé que fui yo quien lo mencionó, ¿pero no eres un poco simplista?" 



A decir verdad, Keiki ya había ayudado al consejo estudiantil unas cuantas veces. Desde ayudar a la incómoda Ayano a llevar el equipo a un almacén, a ser obligado por Airi a ayudar a clasificar los documentos. Gracias a eso, se había familiarizado con Shiho y había conseguido que ella les diera un poco más de tiempo para pagar el presupuesto del club que Sayuki había desperdiciado. Perder su energía preocupándose por eso no le haría ningún bien. 



"De todos modos, ¿la búsqueda de empleo para la presi del club ha funcionado hasta ahora? Estoy más preocupada por ella que por ti." 

Uro: Desde el vol 1, he puesto a Mao dirigiéndose a Sayuki como Presidenta o Presidenta del Club, me parecía correcto así, pero de ahora en adelante, por una sugerencia, le pondré el apodo que tiene en inglés, que es “Presi” de “Presidenta”, supongo que esto hará que la lectura exprese más a Mao y su forma de hablar :v 



"Debería estar bien. Durante el almuerzo, me dijo que había encontrado una buena oferta de trabajo y que pronto iría allí para una entrevista". 



"Ya veo... Pero eso significa que las actividades del club estarán congeladas por un tiempo, ¿verdad?" 



"Ahhh... Sí, una vez que comience su trabajo, a eso se reducirá, supongo". 



La presidenta del club tendrá su trabajo a tiempo parcial, y Keiki estará ocupado con el trabajo del consejo estudiantil, por lo que es difícil reunir al resto de los miembros del club. 



"Por cierto, ¿Hay algún miembro masculino del consejo estudiantil?" 



"¿Hmm? No, no lo creo. Fujimoto-san me dijo antes que no había ninguno". 



"Ya veo... Justo cuando pensé que podría obtener algo de material nuevo". 



"¿Qué es exactamente lo que estás esperando...?" 



"Mis lectores quieren ver algo nuevo, ya sabes. Quería presentar un nuevo personaje masculino pronto, pero... " 



"No importa lo que esperes de mí, no puedo hacer que aparezca uno". 



"Tch... Bueno, está bien. Supongo que trabajaré en mi manuscrito en casa por el momento". 



"Realmente no quiero animarte demasiado, pero haz lo mejor que puedas". 



"Gracias. Tú también con el trabajo del consejo estudiantil". 



Mao se separó de Keiki con una ola, y Keiki se quedó allí por un momento, despidiéndola. 



"Supongo que las actividades de nuestro club van a estar fuera por un tiempo, ¿eh...?" 



Aunque las cosas aún no se habían decidido, eso era probablemente a lo que se reduciría cuando Sayuki obtuviera su trabajo de medio tiempo. Pensando que no vería a los otros miembros del club por un tiempo, Keiki se sintió un poco solo... 



"... No, en realidad no tanto como pensé que sería. Después de todo, estaré libre de las pervertidas por un tiempo". 



Ahora estaba realmente esperando con ansias el trabajo de su consejo estudiantil. 



En el tercer piso del edificio de la escuela, en la parte más profunda del pasillo, llamó a la puerta de la sala del consejo estudiantil. Después de recibir una respuesta y entrar, fue recibido por tres chicas sentadas alrededor de una mesa. 



"Ahh, justo a tiempo. Ven." 



Shiho se levantó de su asiento y saludó a Keiki. Cuando él se movió hacia ella nerviosamente, vio a Ayano agitando su mano hacia él. 



"Creo que ya lo conocen, pero este es nuestro miembro temporal que trabajará aquí: Kiryuu-kun". 



"Mi nombre es Kiryuu Keiki. Estaré a su cuidado por un tiempo". 



Cuando Keiki saludó, las chicas aplaudieron. Una de ellas, su Kouhai, lo fulminó con la mirada, pero decidió ignorarla por ahora. 



"¿Oye, Kiryuu-kun? Todas las chicas nos llamamos a nosotros mismos por nuestros nombres, ¿así que podemos llamarte 'Keiki-kun' también? " 



"Claro, no hay problema". 



"Entonces, Keiki-kun, esto podría ser un poco repentino, pero ¿podrías contarnos acerca de tus pasatiempos?" 



"¿Pasatiempos? Umm... me gusta ver a mi hermanita cocinar en la cocina mientras ella usa un delantal". 



““ …… ”” 



Cuando anunció su pasatiempo, todas las chicas presentes se congelaron. 



"Ya veo, así que Keiki-kun es un siscon". 



"Kiryuu-kun es un chico, después de todo" 



"Qué tan sucio…" 



Shiho dijo sus palabras con una cálida sonrisa, Ayano asintió con aceptación, mientras que los ojos de Airi claramente lo despreciaron como si fuera basura mientras ella murmuraba su respuesta. 



"... ¿Ah? ¿Ya me equivoqué? 



Junto como el club de caligrafía, ahora incluso el consejo estudiantil sabía que era un siscon. 



"Supongo que nos presentaremos también. Soy Takasaki Shiho, y como sabes, soy la presidenta del consejo estudiantil. Tengo muchas aficiones, pero mi favorita es jugar juegos". 



"Oh, eso es un poco inesperado". 



"Fufufu, esta Onee-san aquí es bastante gamer, ¿sabes?" 



"Sí, el presidente es una buena gamer. A menudo juega en su PC mientras holgazanea en su trabajo". 



"¡¿Ayano-chan?! Tengo mucho orgullo como presidenta, ¡¿así que podrías no destrozar todo eso en un segundo?! ... S-Sólo cuando tengo tiempo libre, ¿de acuerdo? 



"Otro lado inesperado de ella ~" 



"Enserio, no me tomes el pelo de esa manera!" 



Shiho hizo un puchero y sus mejillas se pusieron un poco rojas. Ver ese lado infantil de ella en realidad era bastante seductor para Keiki, pero él, por supuesto, lo mantuvo en secreto. 



"D -De todos modos... La siguiente es Ayano-chan, entonces". 



“Soy la vicepresidenta del consejo estudiantil, Fujimoto Ayano. Mi hobby es hacer dulces. Y me encanta el olor de Kiryuu-kun". 



"Sí, estoy dolorosamente consciente de eso". 



Normalmente, Ayano tenía una personalidad bastante calmada y tranquila, pero ella era una pervertida que se excitaba con el olor de un chico. 



"No puedo entender el razonamiento detrás de los gustos de Ayano-senpai..." 



"No está exactamente prohibido, pero, por favor, mantén la inhalación al mínimo durante las horas de trabajo, ¿de acuerdo?" 



"No, por favor, prohíbe... O mejor dicho, Takasaki-senpai también sabe del fetiche de Fujimoto-san, ya veo". 



"Hemos trabajado juntas durante mucho tiempo, por supuesto que sí". 



Tenía sentido, ya que la presidenta del consejo estudiantil era bueno para ver a través de las personas. 



"El último es Airi-chan. Si pudieras." 



"... Nagase Airi. Yo soy la tesorera, mis pasatiempos son... bueno, diversos". 



Tenía sentido que ella dudara en nombrar sus aficiones. Ella escribía novelas de Yuri, después de todo, mientras lo mantenía en secreto. 



"En realidad tenemos otro miembro, pero están en casa con un resfriado, así que te presentaré más tarde". 



"Entiendo." 



"...Hmph, por favor haz tu mejor esfuerzo como nuestro chico de recados". 



"Ajajaja..." 



"El trabajo de Keiki-kun es ayudar a los demás miembros con su trabajo, sustituir a los miembros cuando estén fuera y otras cosas pequeñas que puedes hacer por tu cuenta". 



"Entiendo." 



"Ayano-chan, ¿puedo pedirte que le muestres como funciona esto? Están en el mismo año, así que las cosas probablemente irán mucho más suaves". 



"Déjamelo a mí". 



Ayano asintió, aceptando el trabajo de la presidenta. 



"Entonces el asiento de Kiryuu-kun estará al lado de Ayano-chan allí". 



"Ah, sí." 



Cuando se sentó en la silla, según le dijeron, Ayano le habló de inmediato. 



"Si no entiendes nada, no dudes en preguntarme". 



"Sí, lo haré". 



"Si haces un buen trabajo, te diré mis tres medidas". 



"¿Eh?" 



"Sólo bromeo. Dejando a un lado, no tengo ninguna confianza en mis medidas". 



"Así que tu confianza en tu forma es inquebrantable… ¿eh...?" 



Como siempre, Keiki no tenía idea de cómo manejar a la vicepresidenta Fujimoto. Su único ojo oculto por su flequillo, su fetiche por los olores... Su existencia aún estaba plagada de misterios. 



"Keiki-kun y Ayano-chan son bastante cercanos, ya veo". 



"A menudo intercambiamos nuestros aromas". 



"¿Qué tipo de explicación es esa?" ¡Fujimoto-san es la que siempre se aferra a mí por su cuenta! 



"¿Así?" 



"Ahhh, justo cuando dije eso!" 



Levantándose de su asiento, Ayano se acercó y frotó su mejilla en el uniforme de Keiki. 



"Él dice eso, pero en realidad le gusta ser abrazado de esta manera. Sniff sniff." 



"¡Lo estaría si no me estuvieras olfateando todo el tiempo!" 



"¿Kiryuu-senpai?" 



"¿Hyii?" 



Cuando Keiki escuchó una voz muy agitada, levantó la cabeza, solo para ver a Airi mirándolo con esa mirada que podía matarlo... 



“Entonces, mientras sea una chica, ¿todas están bien entonces? Rey del Harem. 



"¡¿Rey del Harem?!" 



“¡No te acerques más a Ayano-senpai! ¡Y Ayano-senpai, por favor valórate un poco más! ¡Vas a ser devorada por este monstruo, ¿sabes?! " 



Airi habló, mirando como si estuviera lista para declarar la guerra. Shiho cuidó la situación con expresión preocupada. 



"Cielos... Parece que esto podría ser problemático". 



"Kiryuu-kun, ¿aún no te has reconciliado con Airi?" 



"Es una pena..." 



"¿Reconciliarnos? ¡No hemos estado muy unidos desde el principio!" 



"Ahhh, esas palabras realmente duelen..." 



Su lengua venenosa seguía siendo tan dañina como un arma como siempre. Y tristemente, Keiki no era un masoquista hardcore como Sayuki, quien realmente disfrutaría algo como esto. 



"Hmmm... pero Airi-chan? Estarás trabajando con él por un tiempo, así que deberías hacer las paces con él, ¿sabes? 



"I-Incluso si dices eso..." 



"¡Ah, ya se! Para profundizar sus vínculos, ¿qué tal si los hacemos revisar el equipo? " 



""¿Eh...?"" 



En respuesta a la propuesta de la presidenta, sus voces se superpusieron perfectamente. 



Aproximadamente diez minutos después, Keiki y Airi estaban dentro de la sala de equipos, trabajando en la misión que habían recibido. 



"Esto es lo peor... ¿Por qué tengo que hacer este trabajo con Kiryuu-senpai...?" 



"Porque Takasaki-senpai lo dijo." 



Los dos realmente estaban en malos términos. Por supuesto, aunque se vieron obligados a mantener una conversación, era escasa e incómoda. Compararon la reserva con la lista de verificación que habían impreso, revisaron el inventario en busca de bienes de consumo y verificaron si había algún daño. 



"Ah, este va por aquí, no por allá". 



"Ah sí…" 



"Esos de los cuales tenemos que deshacernos. Solo déjalos en la entrada. 



"Sí…" 



El recién llegado al consejo estudiantil fue gobernado por su Kouhai. Se vio obligado a sacar cajas, mover equipos viejos... En general, fue un trabajo bastante pesado. 



"Trabajar en el consejo estudiantil requiere bastante fuerza física, ya veo". 



"Está bien. Ya sea el festival deportivo o el festival cultural de este mes, tenemos que mover muchos equipos para los diferentes eventos... En ese sentido, te agradecería que aumentaras la mano de obra..." 



Antes de que pudiera terminar su oración, Airi se detuvo con un "¿Eh?" Y cerró la boca. 



“¡No, no estaría agradecida en lo más mínimo! ¡No necesitamos hombres! 



"Si lo sé." 



"Entonces está bien... Umm, el siguiente es el equipo de audio ... Ahí dentro, creo..." 



Más allá de la mirada de Airi había una caja, colocada en la parte más alta de un estante. Por eso, la chica fue a traer una escalera y extendió la mano. 



"¡Mmmm ~! ... S-sólo un poco más... " 



Su mano apenas alcanzaba. Se puso de puntillas e hizo todo lo posible por agarrarlo, pero estaba más allá del límite de su pequeña estatura. 



"Déjame conseguirlo para ti. Eso se ve bastante difícil para ti". 



"¡¿Me estás llamando pequeña?! ¡No, gracias, no quiero tu ayuda! 



"Ehhh..." 



Tal vez Keiki eligió las palabras equivocadas, pero fue reprendido en respuesta. Aunque Keiki podía ver su razonamiento, esto era demasiado peligroso para ignorarlo. 



"Solo un poco más... Woah, ¿kyaaaaaa?" 



"¡Ohhhh!" 



En el momento en que estuvo a punto de tocarlo, perdió el equilibrio. Airi dejó escapar un grito ante este desarrollo bastante predecible, y ya que Keiki había anticipado el peor escenario, ya estaba en posición de atrapar a su cuerpo cayendo. Sin embargo, la posición en la que terminaron fue bastante desafortunada... 



"¡¿Uwaa?!" 



Después de atrapar a la chica, cayó de espaldas al suelo. Sintió la sensación fría y dura de dicho piso en su espalda y la sensación suave del trasero de Airi en su vientre, y se dio cuenta de que ella estaba sentada encima de él. Dependiendo de cómo lo vieras, esto podría parecer que él estaba siendo abatido por ella, pero Airi no le prestó ninguna atención cuando finalmente regresó a sus sentidos. 



"¿E-estas bien?" 



"Bueno, de alguna manera... ¿Qué hay de ti, Nagase-san?" 



"S-sí..." 



"Es por eso que dije que lo conseguiría por ti". 



"Lo siento... por rechazar tu ayuda..." 



La chica tenía una personalidad seria. Probablemente estaba frustrada de que esto hubiera sucedido por ella. 



“Sabes, Nagase-san, el rumor de que estoy construyendo un harem en el club de caligrafía realmente es un malentendido. Tampoco fui yo quien las obligó a usar atuendos de conejita. No soy lo suficientemente astuto como para eso, ni soy lo suficientemente apuesto". 



“……” 



"En realidad, en todos mis dieciséis años en esta tierra, nunca he conseguido una novia... ahh, decirlo en voz alta me pone aún más triste..." 



Keiki se preguntó por qué incluso estaba abriendo su corazón así. 



"¡D-de todos modos! ¡El rumor sobre mi contruyendo de un harem es una completa tontería! 



"…Yo lo sé." 



Airi murmuró, como si estuviera teniendo problemas para expresarse. 



"Me he vuelto terca. Ver a Senpai rodeado de chicas hizo que la sangre corriera hacia mi cabeza, así que conscientemente me obligué a hacer ese malentendido y comencé a sentir que me habían traicionado... Aunque debería saber que Kiryuu-senpai no es una persona así... " 



"Nagase-san..." 



“Sabía muy bien que el club de caligrafía tampoco era un mal lugar. Cuando estaba en el salón del club, Koga-san realmente parecía que se estaba divirtiendo, después de todo. Nunca la vi sonreír en el aula, ¿sabes? Eso solo demuestra lo mucho que disfruta su tiempo con ustedes". 



"…Ya veo." 



Keiki se sintió feliz al escuchar eso. Era porque sabía muy bien cómo solía ser Yuika. 



"... Pero sigo pensando que la parte con el presupuesto del club no fue algo bueno". 



"Eso es... Sí, estoy de acuerdo con eso". 



Sabía muy bien lo idiota que era comprar trajes de conejitas con el presupuesto del club. 



“Pero aun así, el club de caligrafía es un lugar muy importante para nosotros. Así que una vez que paguemos la deuda, detén tus planes para disolverlo". 



"Está bien. Como la cosa del harem no parecía ser más que un malentendido, una vez que pague la deuda, renunciaré a mis planes". 



"Umm... Entonces, ¿nos hemos reconciliado ahora?" 



"... Bueno, esto debería estar bien". 



Cuando Keiki extendió la mano, la chica desvió la mirada, pero todavía la sacudió sin quejarse. 



"Y tambén…" 



"¿Qué cosa?" 



"Por ahora, he podido ver tus bragas". 



"...... ¿Eh?" 



Después de que Keiki hizo ese comentario, Airi bajó la mirada. La chica todavía estaba sentada sobre el vientre de Keiki, con la falda levantada apenas lo suficiente para que Keiki pudiera ver sus muslos y sus bragas blancas. Esta vez, no eran las bragas infantiles como las que el gato había robado. En su lugar eran normales, lindas bragas blancas. Incluso Keiki no pudo ocultar su vergüenza por más tiempo. 



"¡Creo que estas bragas blancas te quedan mucho mejor que esas infantiles!" 



"¡Eres lo peooooooooooooooooooooooor!"



Después de ese grito, Keiki recibió una bofetada en la cara. Y así, todo su progreso hacia la reconciliación se perdió. 



Habiendo sido liberado de sus deberes, el mundo exterior ya se había vuelto completamente negro cuando Keiki llegó a casa. 



"No puedo más..." 



En lugar de sentirse agotado por el trabajo, la presión constante de su disgustada Kouhai realmente jugó con su salud mental. Preguntándose si sería capaz de sobrevivir, viendo cómo su primer día ya era un infierno, Keiki abrió la puerta de su casa. 



"Nii-san, bienvenido de nuevo." 



"Sí, estoy devuel— ¡¿ta?!" 



La que recibió al hermano mayor fue su hermana pequeña conejita. La parte del pecho del disfraz era lo suficientemente ancho como para mostrar sus pechos en su totalidad, tenía orejas de conejo a juego en su cabeza, y había una linda cola pegada a su trasero. Keiki tuvo que admitir que era increíblemente linda, pero el shock fue demasiado grande para él. 



"¡¿Por qué una conejita?!" 



"Antes, no lo viste bien porque había muchas otras chicas hermosas a tu alrededor, así que pensé que tenía que hacer mi propio llamado". 



"¿Por qué eres tan linda…?" 



El corazón de Keiki dio un vuelco debido a su razón. 



Quiero declararle a todo el mundo lo linda que es mi hermana pequeña. Keiki pensó. 



"Además, quería que Nii-san me viera con este disfraz vergonzoso". 



"¡Sabía que faltaba el remate!" 



Keiki había perdido la cuenta de cuántas veces se había hecho ilusiones solo para estar decepcionado. Definitivamente era hora de arreglar finalmente las fantasías de esta chica distorsionada. 



"Y bien, ¿qué tal…?" 



Cuando Mizuha se inclinó hacia delante, el valle de sus pechos se hizo claramente visible. 



"¡¿Uwaaaa?!" 



"¿Nii-san?" 



“¡Está prohibido inclinarse hacia adelante, ¡Mizuha! Es moral y éticamente inaceptable, ¿de acuerdo? " 



Keiki supuso que Mizuha solo perdería contra Sayuki cuando se tratara de su tamaño. Como normalmente no lo mostraba cuando llevaba ropa, su atractivo sexual era demasiado grande cuando llevaba ropa reveladora. 



"Pero Nii-san, te gustan las conejitas, ¿verdad?" 



"¡Me encantan!" 



"¿No quieres tomar algunas fotos?" 



"¡Lo haré totalmente!" 



Kiryuu Keiki, de dieciséis años. Un hombre honesto acerca de sus propios deseos. Para guardar esta escena frente a él para las generaciones posteriores, sacó su teléfono inteligente y se preparó para comenzar a tomar fotografías, cuando de repente... 



Como si fuera una señal, su teléfono vibraba de un correo electrónico entrante. 



"¿Qué hay con esto? Estaba a punto de ponerse divertido... " 



El remitente del correo era Sayuki, y los contenidos fueron los siguientes: 



"Me dieron el visto bueno en la entrevista de trabajo". 



Pareciendo interesada también, la conejita Mizuha se alineó junto a Keiki y miró su pantalla. 



"¿De quién es?" 



"Sayuki-senpai. Ella consiguió un trabajo aparentemente”. 





"¿De Verdad? Esas son buenas noticias." 



"Sí, así, ella también podrá pagar su propia parte". 



Con esto, podrían evitar la disolución del club de caligrafía. Y mientras Keiki se sentía aliviado, otro correo electrónico llegó de ella. 



"Haré lo mejor que pueda en el trabajo, así que golpea mi trasero de nuevo en algún momento, ¿de acuerdo?" 



Con este contenido peligrosamente fácil de malinterpretar, el ambiente en la sala dio un giro completo de 180 grados. 



"... ¿Nii-san?" 



"Sí." 



"Estás bien con solo comer huevos crudos y arroz para la cena de hoy, ¿verdad?" 



"Por supuesto. No tengo quejas de mi parte. 



Su hermana pequeña todavía estaba disgustada por un poco después de cambiarse a su ropa informal, y durante los preparativos para la cena, pero los huevos crudos con arroz todavía estaban deliciosos. Aun así, el hecho de que no pudiera tomar una foto de la conejita Mizuha era más frustrante para él que ver a Mizuha comer sus hamburguesas caseras sin darle ninguna.




Parte 2 

Era la hora del almuerzo el viernes. Keiki y Yuika se podían ver sentados detrás del mostrador en la biblioteca. Aunque estaban en servicio hoy, no había muchos clientes de la biblioteca, así que podían hablar de lo que se les ocurriera. 



"Keiki-senpai, ¿te vendieron al consejo estudiantil?" 



"Vendido... Bueno, algo así, supongo". 



"¿Cómo es allí?" 



"Hmm... Bueno, todos son dignas representantes del consejo estudiantil, y se toman en serio su trabajo". 



"Eso no es lo que Yuika quiso decir. Ella se refería a las relaciones personales". 



"¿Relaciones personales?" 



“Tanto la presidenta del consejo estudiantil como la vicepresidenta son mujeres, y también está Nagase-san, así que el consejo estudiantil está lleno de chicas, ¿verdad? Si Yuika piensa que Senpai está persiguiendo a otra chica, no podrá dormir por la noche". 



"Eso en sí mismo envía escalofríos por mi espina dorsal sin embargo..." 



"De todos modos, no escuches a esas chicas". 



"Eso es imposible." 



"Muu..." 



Disgustada, Yuika hinchó sus mejillas. Su apariencia enojada también era bastante linda, y Keiki pensó en lo injusto que era eso. 



"... Yuika entiende. No podemos evitarlo por ahora, pero vuelve pronto, ¿de acuerdo? 



"Entendido." 



"Vuelve pronto, y jura tu lealtad a Yuika". 



"Eso no pasará, jefa". 



Keiki ya no caería en esa clase de trampa. No importaba lo linda que fuera, su único deseo era convertirlo en su esclavo. 



“Eso me recuerda que recibí un correo electrónico de Bruja-senpai. Desde que encontró un trabajo, las actividades del club estarán congeladas por un tiempo ". 



“Si ella no escupe el dinero, el club se disolverá después de todo. Tenemos que hacerla trabajar duro". 



"Está bien. Pero aún así…" 



"... ¿Yuika-chan?" 



"Ah, no, no es nada". 



Yuika sonrió levemente en respuesta, pareciendo intentar cubrir su murmullo. Pero sí notó la expresión solitaria que cruzó su rostro por un momento. Estaba interesado en sus sentimientos, pero sabía que ella estaba ocultando sus verdaderas intenciones porque no quería que la confrontaran. Deseaba que ella honestamente hablara sobre sus problemas, pero si la persona misma no quería, no había nada que pudiera hacer. 



"—Ah, es Kiryuu-senpai." 



"¿Hmm? Ah, ¿Nagase-san? 



Cuando Keiki levantó la cabeza después de escuchar su nombre, vio a Airi de pie frente al mostrador. 



"¿Viniste aquí en nombre del consejo estudiantil?" 



"No, yo tenía algunos asuntos aquí... me gustaría devolver esto". 



"Ahh, entendido". 



Después de escanear el código de barras, comenzó el trabajo de devolución del libro y fue a llevarlo de vuelta a la estantería correspondiente. Por cierto, el libro que Airi había devuelto se titulaba "Aprendiendo el oficio: Yuri". Keiki decidió ignorarlo sin embargo, y no cuestionó por qué la biblioteca de la escuela tenía algo así. 



"Entonces me voy a excusar". 



"-U-Uhm, Nagase-san." 



"¿Eh? ¿Qué pasa?" 



Airi estaba a punto de darse la vuelta y alejarse cuando Yuika de repente la detuvo. 



"¿Tienes algo de tiempo ahora? Hay algo de lo que a Yuika le gustaría hablar". 



"¿Conmigo? No me importa, pero..." 



Airi miró a Keiki, claramente no había esperado este desarrollo, pero él tampoco sabía de qué quería hablar Yuika. 



"Keiki-senpai. Yuika lo siente, pero ¿puedes ocuparte del mostrador un poco? " 



"A-Ahh... Sí, claro". 



Dejando a Keiki atrás, Yuika llevó a Airi con ella hacia la sala de almacenamiento. Al principio, escuchó obedientemente la petición de Yuika, pero... 



"... Realmente quiero saber de qué están hablando". 



No pudo contener su curiosidad. Ver a Yuika llamar a Airi de esa manera le parecía un poco extraño. Y Yuika también parecía muy agitada, así que estaba preocupado por lo que ella podría estar haciendo. 



"Está bien, supongo que voy a revisar las cosas allí". 



No había clientes presentes en la biblioteca en este momento, así que pensó que dejar su puesto por un tiempo no lastimaría a nadie. Por lo tanto, se dirigió hacia donde se habían dirigido las dos chicas. Cuando llegó, abrió un poco la puerta de la sala de almacenamiento, apenas lo suficiente para poder escuchar la conversación de las chicas. 



"Entonces, ¿de qué querías hablar?" 



"Yuika tiene una solicitud para Nagase-san." 



"¿Una solicitud?" 



"Por favor, detén tus planes para disolver el club de caligrafía". 



"¿Eh?" 



“La parte de desperdiciar el presupuesto del club es totalmente nuestra culpa. Pero la parte sobre Keiki-senpai que trata de construir un harem no es más que un rumor sin fundamento. Keiki-senpai no es el tipo de persona que haría eso, y el incidente de las conejitas solo sucedió gracias a Yuika y los demás". 



Yuika habló en un tono mucho más serio de lo que Keiki nunca la había escuchado usar. 



"Es por eso que, una vez que la deuda sea pagada, Yuika quiere que detengas tus planes para disolver el club de caligrafía. Para ella, el club de caligrafía es un lugar muy importante, y ella no quiere perder eso". 



Cuando Yuika terminó con su petición, parecía que estaba a punto de llorar. Keiki se sintió tan feliz por sus palabras que su pecho se sintió cálido. 



Ya veo... por eso ella tenía esa expresión triste en su cara antes... 



Probablemente ya estaba sola solo por la actual ruptura del club. Eso solo demostraba lo precioso que era el tiempo para ella. Y Airi parecía pensar lo mismo, porque sus mejillas se aflojaron en una sonrisa. 



"Fufu". " 



"Eh, ¿por qué te ríes?" 



"Ah, lo siento. Es solo que Kiryuu-senpai me dijo exactamente lo mismo". 



"¿Keiki-senpai hizo?" 



"Sí. Y mi respuesta será la misma. Ya que tuve una idea equivocada sobre él, mis planes terminarán cuando la deuda se pague por completo". 



"¿De Verdad?" 



"Sí, lo prometo." 



"…Gracias a Dios." 



Sus negociaciones terminaron, y Yuika dejó escapar un suspiro de alivio. Al ver eso, Airi mostró una expresión amable. 



"Oye, Koga-san. También quiero preguntarte algo. 



"¿Qué cosa?" 



"Hmmm, ya sabes..." 



Agitándose, Airi expresó su petición. 



"¿Puedes hacerte mi amiga?" 



"¿Eh? No gracias." 



"¿Ehhh?" 



Airi claramente no esperaba ser rechazada de esa manera. 



Bueno, Yuika-chan siempre está en guardia, después de todo... 



Keiki lo sabía bien, ya que lo había experimentado de primera mano. Dándole mentalmente sus respetos a Airi, se apartó de la puerta. Se apresuró a volver al mostrador, y Yuika y Airi pronto lo siguieron. 



La expresión de Yuika era como un cielo azul sin una sola nube, mientras que Airi parecía haber visto un fantasma. 



"¿Ah? Keiki-senpai, ¿por qué sonríes así? " 



"No hay ninguna razón en absoluto ". 



Yuika ciertamente no planeaba contarle a nadie sobre su discusión con Airi. Y nadie, excepto Keiki, sabría lo sola que se sentía durante este descanso del club. Por eso decidió recordar para siempre sus sentimientos. 



Hasta que se pagara la deuda del presupuesto del club, Keiki tenía que trabajar como miembro temporal del consejo estudiantil. Esa era la condición que habían acordado a cambio de que Keiki y los demás tuvieran tiempo extra para devolverlo. Así que para evitar la disolución del club de caligrafía, Keiki estaba una vez más en camino hacia el consejo estudiantil hoy. Y así comenzó el segundo día de su trabajo temporal allí. 



Cuando llamó a la puerta, recibió un calmado "Adelante" en respuesta. En este país, si escuchabas un 'Entra' después de tocar una puerta, eso se consideraba un permiso para abrir la puerta. Sin embargo, tan pronto como Keiki hizo exactamente eso, una voz llena de arrepentimiento dijo "Oh, oops..." en respuesta. Lo que recibió a Keiki fue la visión de una chica, actualmente en medio de un cambio de ropa... 



"... Ah, ¿un hombre?" 



La linda chica de pelo corto se volvió y miró cuando Keiki hizo su aparición repentina. Su altura parecía ser un poco más baja que la de Ayano. Llevaba una falda verde y estaba a punto de ponerse una blusa. Ella tenía ambas manos en los botones de dicha blusa mientras se congelaba en su lugar. Gracias a eso, a través de la ligera apertura de la blusa, Keiki pudo ver su lindo ombligo blanco. 



¿Qué tipo de ombligo encantador es ese? 



Aunque Keiki estuvo encantado con la chica por un segundo, no tuvo el placer de admirar su ombligo por ahora. 



"¡¿L-lo siento?! ¡No pensé que estarías cambiándote! " 



"Por favor, no te preocupes. Es mi culpa por cambiarme en un lugar como este. Terminaré pronto, así que espere un momento". 



(NT: Ella usa el pronombre personal 'Boku', que generalmente solo usan los chicos). 

Uro: Como nota al margen, las chicas usan más el pronombre personal 'Watashi' o 'Atashi' para referirse a ellas mismas :v 



Con una sonrisa nerviosa, la chica terminó de abrocharse la blusa. Después de eso, tomó la chaqueta colgada en la silla junto a ella y se la puso. 



"Ejeje, lo siento por hacerte esperar así". 



"No te preocupes por eso. Vi tu lindo ombligo, después de todo. 



"¿Eh?" 



La chica mostró una expresión de asombro al principio, pero pronto comenzó a reírse. 



“Ajaja, muchas gracias. Esta es la primera vez que alguien elogia mi ombligo de esa manera". 



Aunque la habían visto mientras se cambiaba, la chica no mostraba signos de estar enojada y, en cambio, mostraba una sincera sonrisa. 



"Por cierto, ¿tienes algún asunto con el consejo estudiantil?" 



"Ahhh, en realidad estoy..." 



Justo cuando estaba a punto de explicar las circunstancias, la puerta se abrió y Shiho hizo su aparición. 



"¿Ah? Así que ustedes dos ya están aquí. Buen trabajo~” 



Saludando a los dos con una sonrisa, centró su mirada en la misteriosa chica. 



"Rin-chan, ¿está mejor tu resfriado ahora?" 



"¡Sí! ¡Estoy completamente mejor ahora! ¿Y quién podría ser esta persona...? 



"Ah, esta es la primera vez que te reúnes con él, ¿verdad? Hay algunas circunstancias, ya sabes. Este es Kiryuu Keiki-kun, y es un miembro temporal del consejo estudiantil. Nos ayudará con nuestro trabajo”. 



"Oh, así es como es". 



La chica que la presidente había llamado Rin-chan asintió con satisfacción, y una vez más se volteó hacia Keiki. 



“Mi nombre es Mitani Rin, y soy un primer año. Soy la secretaria del consejo estudiantil.” 



"Encantado de conocerte. Soy de segundo año, Kiryuu Keiki".




"Kiryuu... ¿Eres tú quien está tratando de construir un harem en el club de caligrafía?" 





"Ese Kiryuu podría parecerse a mí, pero lo del harem es un malentendido, ¿de acuerdo?" 



"Ah? Entonces, ¿qué pasa con la historia de cómo Senpai obligó a las chicas a usar disfraces de conejitas? 



"Falsa alarma." 



"Ya veo. Una falsa alarma, ¿eh? Realmente no se pueden confiar en los rumores después de todo ". 



La chica inmediatamente creyó a Keiki, mientras que Airi nunca hizo hasta el final. A diferencia de la chica de con coletas, Rin parecía tener una personalidad bastante directa. 



"Entonces, ¿cuál es el pasatiempo de Senpai? ¿Escuchas música a menudo? ¿Qué pasa con los deportes? ¿Puedo preguntar por tu tipo de chica favorita? 



"¿Eh? ¿Ummmmmm...? " 



Justo cuando Keiki comenzó a sentirse aliviado, una tormenta de preguntas se apresuró a acercarse. Acercando su cuerpo de estatura pequeña, Rin parecía que estaba sinceramente interesada en Keiki. Este era su primer encuentro con él, un miembro del sexo opuesto, y a esta distancia... 



¡Ella debe ser una de esas! ¡Esos monstruos de comunicación de los que he oído hablar en los rumores! 



Alguien con las habilidades para encontrar inmediatamente un tema o un terreno común con otra persona. Al darse cuenta de que tenía a una persona así, todo lo contrario de sí mismo, delante de él en este momento, Keiki miró a Shiho mientras comenzaba a responder las diversas preguntas. Shiho simplemente estaba vigilando la situación con una suave sonrisa. 



"... Ah, lo sé. ¿Puedo llamar a Kiryuu-senpai 'Keikun-senpai?' ” 



"¿Keikun-senpai?" 



"Me gusta darle a la gente nueva que conozco apodos. Por cierto, el apodo de Shiho-senpai es 'Shiichan-senpai', y el apodo de Ayano-senpai es 'Ayanon-senpai' ”. 



"Así que por eso soy Keikun-senpai..." 



"¿Es eso un no?" 



"No, no me importa". 



"¡Hurra! ¡Entonces, siéntete libre de llamarme 'Rin-chan'! ” 



"Eso es un poco..." 



Como Keiki se sentiría un poco avergonzado con esa forma íntima de dirigirse a ella, por el momento se decidió por 'Mitani-san'. 



"¡Keikun-senpai, estoy deseando trabajar contigo!" 



"Sí. Igualmente, Mitani-san." 



Al principio, Keiki estaba un poco preocupado por sus gestos energéticos, pero después de hablarle un poco, se sintió aliviado al descubrir que parecía que podía llevarse bien con ella. Poco después, Ayano y Airi también llegaron a la sala del consejo estudiantil, y todos los miembros estaban presentes. 



La considerada presidenta del consejo estudiantil de tipo Onee-san. 



La dócil y ferviente vicepresidenta. 



La tesorera estricta, que odia a los hombres. 



La secretaria que crea el ánimo. 



Y por supuesto el miembro temporal, Keiki. 



"Fufu, parece que la oficina del consejo estudiantil se ha vuelto bastante animada". 



La presidenta del consejo estudiantil dijo esto con un tono de voz alegre, y comenzó su trabajo del día. Durante los eventos o reuniones siempre fue agitado, pero los trabajos normales para el consejo estudiantil eran bastante repetitivos, trabajando con varios documentos de texto, etc. El trabajo de Keiki en la actualidad era clasificar los innumerables documentos de ingresos y gastos, y reorganizar los archivos afiliados. Un trabajo muy importante para mantener un ojo en el presupuesto general de la escuela, y para verificar qué tan específicamente se estaba utilizando el dinero. 



"Kiryuu-kun, ¿ya terminaste?" 



"Sí, Fujimoto-san, estoy cerca de terminar aquí". 



"Eso fue bastante rápido sin embargo. Fiuu." 



"Podría ser realmente bueno en estas tareas simples y sencillas". 



Keiki podría ser una buena opción para la administración. 



“Tenerte aquí realmente nos ayuda mucho, Kiryuu-kun. También tenemos que prepararnos para el festival cultural, por lo que estamos muy ocupados estos días". 



"Ahora que lo mencionas, el festival cultural es este mes". 



Era el mayor evento escolar en octubre. El consejo estudiantil encabezaría los preparativos, por lo que parecían estar trabajando para eso ya. Y aunque Ayano dijo que era "solo un poco" de estrés, él podía decir que ella lo estaba minimizando. 



"Si hay algo en lo que pueda ayudar, adelante, pregúntame, ¿de acuerdo?" 



"Entiendo." 



Si él iba a trabajar de todos modos, quería ser de ayuda. Quería disminuir la carga de trabajo de Ayano, ya que ella siempre estaba trabajando tan diligentemente. 



Después de que trabajaron un poco más, Shiho miró el reloj y levantó la voz. 



"Ya es hora. Acabemos aquí por hoy". 



"¿Ah? ¿No es todavía muy temprano? 



El reloj decía que eran las 7 de la tarde. Eso fue una hora antes que ayer. 



"Sí, ahora que Rin-chan está de vuelta, finalmente estamos completos otra vez, así que pensé que deberíamos tener la fiesta de bienvenida para Keiki-kun". " 



"¿Fiesta de bienvenida?" 



"Ya que te has convertido en un compañero para nosotras, creo que sería bueno fortalecer nuestros lazos", dijo Shiho con un guiño. 



Y así, comenzó la fiesta de bienvenida para Keiki. 



"Ahora que las partes iniciales están listas... ¡Kanpai! (Salud)" 



Los miembros del consejo estudiantil estaban reunidos en un restaurante familiar cercano. Habiendo terminado de ordenar su comida, prepararon sus bebidas en el bar. Frente a Keiki en la mesa estaba Shiho, Rin, Airi... 



"... Uhm, Fujimoto-san, ¿no estás demasiado cerca?" 



"Ayano-san es la Senpai de Kiryuu-kun en el trabajo, después de todo". 



"¡Eso no tiene nada que ver con esto sin embargo!" 



"¡Puedo recargarme con el olor de Kiryuu-kun de esta manera!" 



"¿Cuál es el beneficio para mí?" 



“Ayano-senpai, por favor no hables sobre el olor de un hombre dentro de un restaurante como este. Somos miembros del consejo estudiantil, así que mantén tu moral bajo control cuando estemos afuera". 



Airi regañó a la pervertida vicepresidenta. En lugar de ser un miembro del consejo estudiantil, ella probablemente encajaba mejor en el comité de moral pública. 



"... Sin embargo, los trajes de este restaurante aquí son realmente lindos. Realmente desearía que Koga-san pudiera probarlos, porque eso me daría un gran progreso... Ahh, no debería. Imaginármela medio desnuda me excitó toda... 



"¿A dónde fue tu moral pública?" 



En las fantasías de la autora yuri, la camarera que pasaba se convirtió en una Yuika semidesnuda. ¿Estaba esta chica tratando de ocultar su secreto? 



"Fujimoto-san, ¿cuánto tiempo planeas aferrarte a mí?" 



"Para toda la eternidad." 



"¡¿Para siempre?!" 



Ayano, mientras hablaba de la eternidad y otras cosas, y Keiki, quien claramente no estaba disfrutando de la situación, estaba siendo observado por Rin, mordiendo la pajita de su bebida. 



"Keikun-senpai y Ayanon-senpai realmente son cercanos". 



"Eh, ¿se ve así?" 



"Bueno, siendo acaramelados así, es como si fueras una pareja". 



"En lugar de un novio, me siento como uno de esos ambientadores que usarías en tu hogar..." 



"Ustedes dos se han conocido por un tiempo, ¿verdad? ¿Cómo fue tu primer encuentro? 



Con ojos expectantes y brillantes, Rin hizo la pregunta y Ayano respondió. 



"En realidad, hace un tiempo, Kiryuu-kun me salvó cuando me caí por las escaleras". 



"Fujimoto-san se tropezó mientras llevaba copias impresas". 



"Y entonces, Kiryuu-kun me atrapó". 



"Y como resultado de eso, Fujimoto-san se interesó en mi olor". 



“¡Así que ocurrió un desarrollo parecido a un manga shoujo! ¡Maravilloso!" 



"¿Cómo es eso maravilloso?" 



Salvar a una chica así podría ser una situación parecida en un manga, pero todo lo que siguió fue demasiado surrealista. 



"Bueno, ya basta de nosotros... Mitani-san, ¿tienes algún pasatiempo o algo así?" 



"Supongo que mi hobby es vestirme. Como decidir sobre ropa linda y probármela”. 



"Ohh, puedo ver eso totalmente". 



"Rin-chan está muy informada cuando se trata de ropa occidental, así que a menudo le pido un consejo". 



"Eso es muy femenino, si". 



Los otros miembros del club también a veces hablaban de esto. 



"... Sin embargo, la comida realmente está tomando su tiempo". 



"Está bastante lleno aquí, así que realmente no podemos evitarlo". 



Airi gruñó como un estómago vacío, y Shiho le respondió. La comida aún no había llegado cuando sus bebidas estaban vacías, así que Airi se levantó. 



“Shiho-senpai, Ayano-senpai, ¿qué quieres beber? Iré a buscarte algo. 





"¿De Verdad? Veamos, tomaré un poco de café helado." 



"Ayano-san quiere cola". 



“Café helado y cola”. 



"¡Entonces, quiero un poco de té helado!" 



"¿Ah? Mitani-san tendrá que conseguirlo ella misma, por supuesto. 



"Eso parece~" 



Después de ser rechazada de una manera fría, Rin miró a Airi con una sonrisa amarga. 



"¿No están ustedes dos en buenos términos?" 



"Ajajaja, aunque sí quiero arreglar eso sin embargo". 



A pesar de que se suponía que Airi era amable con las chicas, su actitud hacia Rin era algo inesperado. Dicho esto, ella tampoco estaba en buenos términos con Sayuki o Yuika, así que dejó de pensar en profundizar en eso. 



"Por eso me gustaría estar en buenos términos con Keikun-senpai". 



"Por supuesto." 



"Ejejeje, muchas gracias". 



Su recién descubierta Kouhai le dirigió una amable y alegre sonrisa. Si él tuviera a Kouhais así, entonces el consejo estudiantil podría no ser tan malo. 



"... Parece que la estás pasando bien aquí, ¿verdad, Keiki-kun?" 



"¿Eh? … ¡¿Espera, Sayuki-senpai?! ” 



Cuando se dio la vuelta después de que una voz helada lo llamara, encontró a Sayuki de pie allí, vestida con el mismo uniforme que las otras camareras. Aunque el nivel de promiscuidad no era tan malo como los trajes de criada o conejita que había usado antes, el diseño limpio también se adaptaba a ella. 



"¿Por qué está Senpai aquí?" 



"Porque este es el lugar donde trabajo a tiempo parcial, por supuesto". 



"Escuché que tienes un trabajo, pero no pensé que estaría aquí..." 



"Lo siento, pero realmente no puedo entrar en detalles, ya que estoy en horas de trabajo en este momento. ¿Quién podría haber ordenado los camarones y el arroz gratinado?" 



"Ah, esa soy yo ~" 



"Entendido." 



Sayuki sacó la comida ordenada del carrito que estaba empujando y la dejó sobre la mesa. Después de eso fue el pilaf de Shiho cubierto con bechamel, y el pescado de Airi. Después de eso fue el napolitano de Rin, y el sándwich blt de Ayano. 



"Tokihara-san está trabajando duro, ya veo. Bien bien." 



"Jeje, recibiré una recompensa de Keiki-kun si pago el resto de la deuda, después de todo". 



Declarando eso, Sayuki sacó el menú de hamburguesas de Keiki. 



"Gracias por esperar. Este es tu menú de hamburguesas. La placa de hierro está muy caliente, así que ten cuidado”. 



"M-Muchas gracias." 



"Si eso fue todo, entonces disfruten su comida~" 



Terminando su perfecto servicio al cliente, Sayuki regresó a la cocina. 



"Al principio estaba un poco preocupado, pero parece que las cosas van a salir bien". 



Aunque se suponía que este era su primer trabajo, Keiki pensaba que lo estaba haciendo bastante bien. 



"A este ritmo, el pago de la deuda será fácil" 



"— ¡¿Kyaaaaaaaaaa?! Tokihara-san, ¡¿qué estás haciendo?! 



"— ¡Ohaaaaaah! ¡¿Sangre saliendo como una fuente?! 



" — Lo sientooooooooooo!" 



Desde las profundidades de la tienda, se oían gritos espeluznantes. 



"-¿?" 



Pagar la deuda del fraude de Sayuki era una condición necesaria para evitar que el club de caligrafía se disolviera. Para lograr eso, tener a Sayuki trabajando para pagar su propia parte era una parte esencial, pero... 



"... ¿Será despedida antes de que pueda ganar suficiente dinero, me pregunto?" 



Después de eso, mientras Keiki la observaba trabajar, la vio cometer varios errores que podrían hacer que la despidieran de inmediato. Por ejemplo, ella mezcló varias órdenes y le sirvió una bebida sobre la cabeza de un cliente (calvo). Hizo que Keiki pensara que las habilidades que había demostrado al principio no eran más que la suerte de un principiante. 



"Parece que realmente tengo que hacer algo al respecto..."

0 Comentarios