Articulo

Kawaiikereba Hentai demo Suki ni Natte Kuremasu ka Vol.6 Prólogo


Prólogo 


Tres estudiantes estaban presentes en la oficina del consejo estudiantil. Airi estaba de pie con una expresión severa en su rostro. Keiki estaba escondido detrás de ella. Y, finalmente, sentada a la mesa en una silla, estaba otra estudiante con el cabello ondulado y semi largo. Su nombre era Takasaki Shiho. La cinta azul en su pecho dejó claro que ella era una estudiante de tercer año, y ella era la presidenta interina del consejo estudiantil. Actualmente, sostenía el teléfono de Airi en la mano, mirando varias fotos que se habían tomado unos minutos antes en la sala de caligrafía. 

Uro: Aunque digan que las tercer año tengan un lazo color azul en su pecho, en la ilustración podemos ver bien claro que lo único azul es su falda, pero bueno, cosas de traducción xD) 



Esas fotos mostraban a cuatro chicas, cada una de ellas con atuendos de conejita y un solo estudiante masculino entre ellas. Por supuesto, no hace falta decir que este chico era Kiryuu Keiki. En cuanto a las conejitas, todas eran mujeres del club de caligrafía. 



"…Ya veo ya veo. Si que son algunas fotos bastante interesantes las que tenemos aquí." 



Shiho dijo esto sin ninguna tensión en su voz mientras levantaba la mirada del teléfono inteligente. 



“Basándose en estas fotos, Airi-chan quiere decirme '¡Qué indecente es vestir ropa de conejita en una institución de aprendizaje como la nuestra! ¡¡¡No te limites a saltarte las actividades de tu club!!! ¿O algo por el estilo?" 



“Exactamente, Shiho-senpai! ¡Todas las mujeres miembros del club de caligrafía ya han sufrido demasiado por los colmillos venenosos de esta bestia! Dado que el rumor de un harem en un club de caligrafía está llenando la escuela, digo que, para proteger la moral de esta escuela, ¡debemos disolver el club de caligrafía de una vez por todas! 



Poniendo sus manos sobre la mesa, Airi empujó su cuerpo hacia adelante y audazmente dijo su caso. Keiki la observó mientras sus coletas rubias se balanceaban con sus movimientos. 



Esto se ha convertido en algo muy complicado, ¿no es así? 



Después de que Airi hubiera visto a las conejitas ponerse en contacto con Keiki, ella inmediatamente lo arrastró hasta aquí. Justo como ella había declarado en el salón del club antes, quería recibir el permiso de la presidenta del consejo estudiantil para disolver el club de caligrafía. 



Nagase Airi odiaba mucho a los hombres. Ella era una estudiante de primer año, así como la tesorera del consejo estudiantil. Ver a Keiki en esa situación en ese entonces parecía haber encendido su ira nuevamente. 



Hubiera sido mejor si Sayuki-senpai fuera la que hubiera sido arrastrada aquí... 



La presidenta del club de caligrafía estaba cambiando de nuevo a su ropa normal con los otros miembros del club. La razón obvia era que no podía caminar exactamente por el pasillo con el disfraz de conejita, por lo que Airi consideró que Keiki actuaría como representante del club por el momento. 



Mientras la presidenta del club no esté aquí, ¡depende de mí impedir que el club de caligrafía se disuelva...! 



El club de caligrafía era un lugar muy querido por el corazón de Sayuki. No podía permitir que se destruyera por este tipo de razón. 



"Así que es por eso que Airi-chan arrastró a Kiryuu-kun aquí. Vamos vamos. Esto parece ser bastante interesante". 



"Por favor, no lo llames interesante, Takasaki-senpai..." 



Como nota al margen, Keiki había estado ayudando bastante al consejo estudiantil, así que, por supuesto, había estado en contacto con la presidenta del consejo estudiantil, Takasaki Shiho. Por eso se comportó familiar con ella en ese momento. Sin embargo, a Airi no pareció gustarle eso, y volvió su mirada hacia él. 



“Por favor, abstente de hablar en este momento, Kiryuu-senpai. No tienes derecho a hablar. Por supuesto, tampoco tiene derecho a guardar silencio.” 



"Entonces, qué debería hacer?" 



No se le permitió hablar, ni se le permitió cerrar la boca. Las peticiones de su Kouhai eran demasiado difíciles de cumplir para él. 



"De todos modos, para salvar a las víctimas del club de caligrafía, ¡aconsejo que lo disolvamos!", Dijo Airi. 



En respuesta, Shiho mostró una sonrisa bastante amarga. 



"Hmm ... Pero estas son solo las chicas que usan disfraces de conejitas mientras juegan un poco, ¿verdad? Creo que disolver el club debido a esto lo está llevando un poco demasiado lejos, ¿no crees? 



"¡¿De ninguna manera?! P-Pero, Kiryuu-senpai estaba jugando con ellas, ¿sabes? Probablemente le gusten los disfraces de conejita, ¡y las obligó a usarlos para su propio entretenimiento! 



"Eso dice Airi-chan, pero ¿realmente has estado engañando a dos, o mejor dicho, cuatro chicas, Kiryuu-kun?" 



"Eso es sólo un malentendido. No fui yo quien les dijo que los usaran. 



“Me doy cuenta. Tampoco creo que seas del tipo que haga ese tipo de cosas." 



"¡¿Shiho-senpai?!"


“Todavía soy la presidente del consejo estudiantil, así que tengo un ojo para la gente. Kiryuu-kun no es el tipo de persona que obligaría a una chica a hacer algo como esto. Airi-chan probablemente lo sabe, ¿no? 



"E-eso es..." 



La pregunta directa de Shiho hizo que Airi vacilara. En cuestión de segundos, el Kouhai de Keiki se había convertido en una chica domesticada. Justo lo que esperarías de la presidenta del consejo estudiantil. 



"Bueno, llevar disfraces de conejitas en los terrenos de la escuela lo está llevando un poco demasiado lejos, creo". 



"Por lo que entonces…" 



"Sí, realmente no puedo disolver el club solo por esto". 



"No, no puedes estar..." 



Cuando Shiho tomó su decisión, Airi bajó la cabeza, mientras... 



"Estamos salvados..." 



Keiki dejó escapar un suspiro de alivio. Pensando en ello, la disolución de un club debido a esto habría sido un poco exagerado, por lo que la decisión de la presidenta del consejo estudiantil fue comprensible. 



"Pero los disfraces de las conejitas lo están llevando un poco demasiado lejos, así que por favor, dile a todas en el club que se abstengan de usarlos en los terrenos de la escuela". 



"Entiendo." 



"Personalmente, me gustaría descartar este incidente con eso, pero..." 



Shiho se detuvo a media oración y miró a Airi. 



"Airi-chan todavía no parece muy satisfecho con este resultado". 



"Por supuesto. La duda de Kiryuu-senpai no se ha aclarado en lo más mínimo". 



"Eres tan serio como siempre. Aunque eso también es algo bueno de ti... " 



Diciendo eso, Shiho se puso la mano en los labios, pensando en algo. Poco después, ella asintió levemente. 



"Si realmente no puedes aceptarlo, entonces, ¿qué tal si pasas un tiempo en el club de caligrafía?" 



"¿Eh?" 



Las voces de Keiki y Airi se superpusieron. 



“Te unirás al club de caligrafía para ver por ti misma si realmente están realizando un trabajo adecuado para club o no. Si lo ves con tus propios ojos, estarás satisfecha, ¿verdad?” 





"E-¿Está bien?" 



"Sin embargo, no voy a dejar que te distraigas de tu trabajo en el consejo estudiantil" 



"¡Lo haré lo mejor que pueda! ¡Revelaré los planes del harem de Kiryuu-senpai, y salvaré a las chicas de su alcance!" 



"... ¿Umm? ¿No está la conversación dando un giro bastante extraño? 



Además, Keiki solo tenía un mal presentimiento acerca de Airi vigilando las actividades del club. 



"¿Qué hay de ti, Kiryuu-kun? Creo que esta es una buena oportunidad para que ustedes se deshagan de las dudas que ella aún tiene." 



"Bueno, si es solo eso, entonces no me importa..." 



Además, se sentiría triste si la distancia entre ellos aumentara debido a un malentendido. Especialmente después de haber trabajado tan duro para cerrarla (la distancia). Por supuesto que él aprovecharía esta oportunidad para reconciliarse con ella. 



“¿No vas a rechazar esto, Senpai? Si no pasa nada en tu club, entonces no debería haber problemas, ¿verdad? 



"Sí, no hay problema en absoluto. Mira el club hasta que estés satisfecho, Nagase-san." 



Exactamente. Dado que el rumor donde Keiki estaba construyendo un harem era completamente falso, no debería haber problemas con esto. Si ella fuera a ver al club realizando sus actividades diarias, incluso Airi debería entender: 



…¿Espera un segundo? 



Si Airi investigara el club de caligrafía, naturalmente también hablaría con los otros miembros del club, y no solo con Keiki. Y, en cuanto a los otros miembros, había una abusadora Senpai masoquista hardcore, una sádica Kouhai, una mangaka BL y una exhibicionista: 



¿No hay muchos problemas? 



Dejando a un lado las dudas de que Keiki tuviera un harem, si Airi descubriera las respectivas personalidades secretas de las chicas, las cosas serían malas en un sentido diferente. Nagase Airi odiaba cualquier cosa inmoral. Si ella se enterara de los diversos fetiches, el club definitivamente se disolvería de inmediato. 



¡Definitivamente tengo que ocultar los secretos de todas de Nagase-san...! 



Y así, las cortinas se levantaron en la feroz batalla por la supervivencia del club de caligrafía.

0 Comentarios