Sangre Argentea Capitulo 5


Capitulo 5

"Pasaron ya diez años de la repentina desaparición de un chico de secundaria. Se dice que fue visto por última vez en casa de uno de sus amigos. Al no haber una demanda de búsqueda, su caso fue cerrado pero hasta el día de hoy siguen habiendo teorías de lo que le sucedió"

El titular del diario era bastante llamativo. Hasta para una chica que detestaba leer las noticias.

Jocelyn Witish amaba las novelas de ciencia ficción y más que todo, fantasía medieval, con dioses y guerreros mágicos. Pero ese día, pasó por alto su desagrado a los diarios locales y se detuvo en el artículo de la desaparición del muchacho.

"Jonás, conocido a secas así, fue visto por última vez en los barrios céntricos hace ya diez años. Ningún familiar, pariente lejano o hasta sus propios amigos reclamaron su aparición con vida. Su caso se volvió viral pero al cabo de unos meses el juzgado cerró el caso alegando pruebas que el muchacho había sido visto por última vez en otro país. A ciencia cierta todavía se ciernen muchos misterios sobre este caso."

- Wow, diez años y ninguna pista hasta la fecha... - se sorprendió Jocelyn. – debió ser duro para su familia... si es que tenía.-

Miro su reloj de pulsera. Casi eran las 8:00, apuro el paso mientras dejaba el diario sobre el banco de la plaza donde lo encontró. Estaba llegando tarde a clase. Y en su instituto castigan severamente la impuntualidad.

Mientras iba corriendo se tropezó y chocó de frente a un joven que llevaba un buzo con capucha negra.

- Ay, ¡disculpa! ¿Estás bien? – pregunto ella.

El muchacho se dio la vuelta y la observo con ojos negros. Fríos. Como si absorbieran el calor de su alma. Tenía la tez grisácea y su rostro no mostraba emoción alguna. A Jocelyn se le helo la sangre, daba terror. Se levantó rápidamente recogiendo sus cosas y se fue rápidamente, sin saber que el chico la seguía con la vista.

- Genial, justo me tenía que tropezar con el psicópata – decía ella mientras se ajustaba nuevamente su cabello rojizo en una cola de caballo.

Sus ojos negros todavía la estremecían, parecían carentes de vida y su mirada cortaba como una navaja. Sacudió la cabeza para borrar esa imagen antes de entrar al Instituto.

En una de las carteleras se anunciaba la competición anual de Deportes académicos. Una competición donde entraban los más listos y más atléticos de la escuela. Para llevarse el primer lugar y ganar beneficios como becas y uno de los tantos premios era ir a conocer el viejo castillo de Timthriall, el fundador del Instituto Draíocht.

Ella se estaba preparando para entrar en las competencias intelectuales mientras su mejor amiga Rose, entrenaba para la carrera de 100 metros llanos.

Entre los chicos que participaban, en la parte deportiba habian verdaderas bestias.

Thadeus Formuz, un muchacho de ultimo curso, enorme y se especializaba en artes marciales. Se le apodaba Thor por su fuerza insana, decian que era una bestia en combate y la mayoria de sus oponentes terminaban con algun hueso roto.

Otro era Rudolph Germin, un estudiante de intercambio aleman, el era mucho mas tranquilo que Thor pero igual de implacable en competitividad. Se especializaba en los deportes olimpicos. Tiro de jabalina y Tiro de arco eran sus especialidades. Tambien dominaba el Judo y Karate pero no tanto como Thor. En tamaño era mas bajo que Thadeus pero igual de musculoso.

Jocelyn deseo que su amiga no terminara topandose con alguno de ellos en el entrenamiento o en la competencia.

-

Cuando toco el timbre de salida. Ella acompaño a Rose hasta la pista de entrenamiento, de paso se quedaba alli hasta la hora de salida. Le gustaba ver entrenar a Rose. Como se esforzaba por su objetivo, ella no tenia la voluntad ni el fisico para los deportes, asi que preferia las letras y el arte. Cosas en la que su amiga no era muy buena.

Su familia habia ido por generaciones a esa academia y todos se recibieron con honores. Ella no iba a ser la excepcion. Tenia que ganar, abrio un de sus libros favoritos y se perdio en sus mundos de fantasia mientras desde lejos Rose seguia calentando para correr.

Estaba atardeciendo y Jocelyn seguia inmersa en su libro, no se percato que habian entrado a la pista un grupo de bandoleros. Rose los vio desde lejos y se acerco a ella.

- Vamonos, unos idiotas vienen hacia aca. – la apuro para irse.

Mientras juntaba sus cosas y se dirigian a la puerta de salida, uno de los bandoleros les cerro camino, estaba esperando junto a la puerta.



- ¡Hola chicas! – saludo alegre el bandolero. Llevaba una bandana de color violeta en la cabeza. Una banda que hacia rato que estaba vigente por su ciudad por años y se habia labrado una reputacion bastante mala.



Jocelyn madijo entre dientes. La pista era de acceso publico, ya que no pertenecia a los terrenos del colegio. La del colegio estaba cerrada por refacciones para el evento.

- ¿Que carajos quieres? – dijo directamente Rose.

- Wo wo, relajate. ¿Por que tan agresiva? – se rio uno de los del grupo que se acercaba desde atras.

Jocelyn estaba empezando a incomodarse. Pero, desde la acera del frente observo algo que la dejo helada. El joven de buzo negro la observaba desde el otro lado. Pero esta vez estaba sonriendo, una sonrisa macabra. Desde alli pudo observarlo bien, era musculoso pero no tanto como Thadeus o Rudolph, la capucha le cubria casi todo el rostro dejando al descubierto sus dientes blancos.

-Joce, ¿Que te pasa? – la sacudio de un codazo su amiga.

-¿Se asusto ya? Pobre ni siquiera la hemos tocado.... – comento uno de los del grupo.

El joven de abrigo negro estaba cruzando hacia ellas. Hacia ella.

Tuvo la necesidad de huir pero algo le impedia moverse, su mirada fria pero a la vez desquiciada la paralizaba, no sabia como reaccionar.



- ¿Huh? – se volteo el bandido que estaba en la puerta. - ¿Eres amigo de ellas? – lo provoco extendiendo los brazos.



- No. – contesto secamente el joven mientras conectaba un puñetazo en la mandibula, mandando a volar la bandana por los aires.

El grupo se alerto y empujaron a las chicas hacia atras y rodearon rapidamente al encapuchado.



El que recibio el golpe estaba tirado en el piso, sosteniendose la mandibula con los ojos llorosos. El golpe lo habia hecho sangrar y unos cuantos dientes se le habian salido.

-Eh eh eh, ¿Que te pasa? Nadie humilla a uno de los nuestros, a un Corcra sin salir humillado.



- Que nombre patetico. – contesto el encapuchado. – Detesto a los de su calaña, se hacen llamar banda pero son un grupo de tarados que lo unico que hacen es aprovecharse de los demas.



-Tu lo pediste... – dijo uno de los mas grandes sacando una navaja y avalanzandose contra el.

De un simple movimiento esquivo el tajo y con otro lo desarmo de una patada. Se escucho el crujir de los dedos cuando el pie impacto de lleno en su mano. Uno de sus dedos apuntaba en una direccion extraña.

Apartir de aqui los otros tres intentaron atraparlo pero rapidamente el encapuchado hizo un barrido con su pierna, tirandolos a todos al piso.

- Primer aviso, vayanse o saldran lastimados muy horrosamente. – comento con un semblante serio.



-¿Aviso? Que te piensas que eres, intento de justiciero social – lo provoco el de la mano sagrante.

- No digan que se los adverti.-

Todo paso tan rapido, en un momento los bandoleros estaban agrupados frente al joven de ojos negros y al otro estaban tirados en el piso sangrando por la nariz.



- ¿Quien...? No, ¿Que eres? – se atrevio a preguntar Jocelyn asustada, su velocidad y fuerza sobrehumana eran sorprendentes.



- Nada. Nadie. Solo una alma errante en busca de un objetivo cual cumplir. – respondio y se fue sin siquiera mirar atras.



Rose y ella se miraron mutuamente. Al parecer fue un dia largo, era de volver a casa.

Doblando la esquina se encontraron con el padre de Jocelyn.

¿Quien era ese?- dijo señalando al encapuchado que se alejaba en direccion al ocaso.

- Nadie, al parecer le tenia odio a los bandoleros que nos arrinconaron, deberia darle las gracias. – respondio su hija, observandolo como iba caminando encorvado.

-No. La proxima vez, alejate de el. No tengo un buen presentimiento de lo que puede pasarte.-

Jocelyn miro a su padre extrañada. ¿Que estaba pasando? Primero su subita aparicion y ¿luego decia que era peligroso?

Tenia muchas preguntas revoloteando en su cabeza pero lo dejo para otro dia, ya habia visto suficiente por hoy....

Francisco Mazufri / Hotfix / No se aceptan copias ni adaptaciones- Original en wattpad @ElViajanteErrante / Viaggero







                                                         
Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios