Sangre Argentea Capitulo 14

Capitulo 14

El cadáver atravesado de Yswar manchaba el hermoso césped, su pecho estaba abierto en forma de cruz, dejando a simple vista sus entrañas.

Jonás simplemente limpio la sangre que manchaba su puño en su pantalón, acto seguido escupió un gargajo a su ya moribundo oponente.

Con sus últimas fuerzas Yswar hablo.

- Es imposible.... Los de tu calaña fueron exterminados hace miles de años. – el moribundo tosió sangre. Luego murió

Jonás ni se dignó en contestar, una furia bestial bullía en su interior, sus músculos se tensaron, apretó sus puños y sonrió macabramente abriendo sus ojos de par en par. Luego se acercó al cadáver, metió su mano y revolvió sus entrañas, el sonido era desagradable pero a él ya no le importaba, de entre sus restos encontró lo que buscaba. Una pequeña esfera de color azulado parecía estar hecha de humo. Él sonrió, tenía la capacidad tocar y ver las almas sensibles de las demás personas, y también de consumirlas....

Se tragó la pequeña esfera sin masticarla, luego se refregó la mano en su pantalón, el olor a muerto impregnaba el ambiente.

Era la primera alma que consumía. Sintió una oleada de frio recorrer su cuerpo, ya la estaba asimilando. Según lo que aprendió de los pergaminos de Knip fue que algunas almas grises tienen la capacidad de manipular la energía del alma, o verla y tocarla. Él iba más allá de todo eso, al consumirla conseguía todas las habilidades a la perfección de su víctima.

Su habilidad de anular la magia funcionaba perfectamente, otra de sus habilidades, que descubrió en el inframundo era la de anular totalmente toda habilidad mágica que tocase su cuerpo, mientras esta tocase su cuerpo desaparecería en el acto, absorbiendo la energía y esta energía la podía utilizar en lanzar golpes o hechizos más fuertes. Intento invocar la lanza helada de Yswar, utilizando la energía que había absorbido de su ataque, una lanza gigantesca se formó en su mano, mucho más grande de la que le había lanzado su oponente.

Sintió una presencia atrás suya. Se dio media vuelta y vio a Silke saliendo de entre los árboles.

- ¿Yswar...? – pregunto asustado mirando el cadáver de su amigo. Se sostenía el pecho y un hilo de sangre colgaba de su mejilla.

Jonás aprovecho la situación y le mando la lanza gigantesca hacia él, impacto en su brazo derecho, destrozándolo y por completo, el sonido de los huesos quebrándose era muy sonoro, la sangre se congelo antes de poder salir de la herida.

Silke grito de dolor, acto seguido toco su brazo herido y lo convirtió en veneno, lo que antes era su brazo se convirtió en una masa verduzca que se escurría a través de la lanza helada.

- Huye si quieres vivir. No tengo tiempo para gente absurda y avisa esto a tus jefes: Mi nombre sera temido y desintegrare sus huesos hasta hacerlos polvo si los vuelvo a ver por este recinto. – para dar a entender su mensaje, Jonás alzo el cadáver de Yswar y lo empalo creando una lanza helada desde el suelo.

Las vísceras se resbalaron del interior del cadáver y cayeron al piso haciendo un ruido grotesco y asqueroso.

Silke huyo llorando de miedo.

El instinto asesino de Jonás decayó, ahora que lo pensaba... no había ido a buscar el alma de Ivan. Lo pensó pero mejor desistió, su alma era muy débil y sus habilidades no eran tan buenas como para quedárselas, lo malo de consumir almas era que la habilidad que obtenía no podrá mejorarse, la obtenía como la había desarrollado el portador. Por lo que su Lanza Helada si bien podría potenciarla, no podría desarrollar su potencial al máximo, aunque ya de por si era bastante poderosa.

El muchacho se limpió la sangre y la ropa en un arroyo cercano. No tenía que levantar sospecha alguna y menos hacia el Rector. Sabia más de lo que aparentaba e irradiaba un aire demoniaco. Sabía que él había invocado a un ser demoniaco dentro del castillo pero ¿Por qué motivo?

Recordó el pequeño pergamino que había obtenido del alma marrón. Lo abrió y lo analizo, un pergamino indestructible para desintegrar seres invocados.... Le serviría más a Augusto para que lo mejore ya las runas eran débiles o podía dárselo a Jocelyn. Esa chica....

Esa chica tenía potencial realmente alto pero sin desarrollar, era una mina de poder etéreo. Su alma blanca derivada de la del famoso Merlín podía hacer cosas asombrosas pero no sabía casi nada sobre magia, hasta se sorprendió al cruzar el perímetro mágico, una formación básica de un alma rosa.

Jonás no le dio importancia, había perdido toda capacidad de sentir emociones y empatía por los demás, la única que quedaba en su corazón era la venganza pero era un motivo muy cliché, tenía curiosidad por el encargo de Knip, lo cumpliría una vez encontrara a Nahuel y lo desmembrara vivo frente a sus seres queridos mientras lo hacía arder en fuego. Si, esa era la mejor forma de que supiera lo que él había sentido en esos años mientras el disfrutaba de su buena vida.

-

Jocelyn atravesó el patio en medio de la tarde y golpeo con fuerza la puerta de la sala común de los chicos. La recibió Rudolph y la miro levantando una ceja.

- ¿Esta Augusto? – pregunto ella agitada. La ceniza blanquecina todavía seguía en su pantalón

Miro hacia dentro de la habitación y asintió.

"¿Es que acaso no sabe hablar este idiota?" dijo enojada para sus adentros la chica.

Rudolph cerró la puerta, a los segundos la abrió Augusto, llevaba una camiseta holgada de Iron Maiden.

- Hola – saludo sin emoción –Supongo que vienes a verme por la pagina rúnica que te di ¿no?-

- Exacto, lo adivinaste. Necesito explicaciones y las necesito YA. – contesto Jocelyn arrastrándolo fuera de la habitación.

- Bueno por donde empiezo... ah sí, el Rector ha liberado un espíritu demoniaco, un "Teke Teke" espíritu demoniaco de la cultura oriental, motivo: desconocido. – explico él.

- ¿Y para que rayos lo libero y por qué me ataco en sueños? – pregunto enojada.

- Ya te dije que no sé, quizás como un modo de prueba, y porque te ataco en sueños, fácil, la runa que te di servía como escudo protector pero las escribí en papel común, se quema rápido lo sé. No tenía más pergamino para escribir.

- ¿Pergamino?-

- Si, de esos que sirven para hacer hechizos, ¿Tu familia no te enseño nada de magia? – dudo Augusto.

- Ninguno practica – contesto ella.

- Qué raro, los Witish siempre fueron de descendencia mágica, al parecer eres la primera en mucho tiempo. Ah el libro que tienes, es de conocimiento básico mágico, te servirá leerlo para protegerte. Toma. –

Le entrego otra hoja con runas.

- Úsala sin miedo, esta es más potente. – dijo tranquilamente.

- Bien....-

- Memphis me dijo que esta noche habrá conferencia en el comedor, ahí te sacara todas las dudas y si no, puedes preguntarle después de la conferencia a la profesora Verdi, ella sabe bastante. – le aviso Augusto antes de volver a su habitación.

-

Jonás emprendía la vuelta y paso por una galería de piedra oscura, a pesar de que el sol de la tarde brillaba, el lugar estaba un poco oscuro. Diviso al fondo de la galería una niña sentada de espaldas a él, sollozando, tenía el cabello negro largo y mugriento, vestia unos harapos ensangrentados.

Jonás soltó una carcajada alegre. –Por fin era hora de que aparecieras – avanzo lentamente pero seguro hasta la niña.

Sabía que emitía un hedor a sangre y muerte, que tenía un aire demoniaco pero Jonás no titubeo.

La niña se dio vuelta y salto frente a él, sus intestinos sobresalían al final de su torso pero antes de que ese engendro pueda tocarlo siquiera, el canalizo cuatro estacas de hielo que se incrustaron en sus manos y la dejaron empotrada en la pared. De allí Jonás acerco su cara a unos milímetros de la del demonio y le dedico una sonrisa de lo más satánica, el engendro intento morderle el cuello pero el reacciono rápidamente y de un salto retrocedió.

- Ehhh, tan agresiva, se cómo acabarte rápidamente. –dijo y acto seguido reventó un cabezazo y exploto el cráneo del demonio. No hubo sangre pero una ceniza y un hedor a muerto inundo el aire.

Poco a poco la tarde se iba consumiendo...

El día estaba terminando y ya se acercaba la noche de la conferencia....

Francisco Mazufri / Hotfix / No se aceptan copias ni adaptaciones- Original en wattpad @ElViajanteErrante / Viaggero




Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios