Arifureta Capitulo 186: Conmemoración de navidad – Regalos de Santa-san

Arifureta Capitulo 186: Conmemoración de navidad – Regalos de Santa-san


A todos los riajuu, y también a los aldeanos de la aldea de la soledad, a todos…
¡Feliz Navidad!

Personas vestidas con trajes coloridos, criaturas misteriosas (mascotas), alcaudones que contenían alegría y emoción, efectos de sonido y música que resonaban aquí y allá.
Ese lugar que parecía irreal y extraordinario, era un parque temático famoso.
Era época de invierno. Además, el día era el tiempo en el que se acerca el final del año, era la Navidad.
Era natural que allí hubieran más parejas de lo habitual, pero también habían personas que venían con su familia o amigos, todos vinieron en auto a disfrutar al máximo este parque temático que había sido remodelado por un tiempo limitado, teñido con el color de la Navidad.
Tal parque temático cuyo número de visitantes hizo que el rostro de la administración estallara en risas fue visitado por un grupo que era un poco especial. Era un grupo de un hombre, acompañado de ocho chicas y mujeres hermosas. Luego, en el hombro de ese hombre, estaba una niña pequeña con ojos brillantes. No hace falta decir que este grupo era Hajime y sus esposas (Yue, Shia, Tio, Kaori, Shizuku, Remia, Aiko y Liliana) y Myuu. Shuu y Sumire estaban en su trabajo. También era evidente que los dos estaban derramando lágrimas porque no podían venir.
Por cierto, en el momento actual, Liliana aún no podía separarse del reino, por lo que normalmente se quedaba en Heilig. Sin embargo, en esta tan esperada noche santa, sería demasiado cruel dejar sola a Liliana, entonces Hajime abrió una puerta y secuestró a Liliana que estaba en el medio del trabajo.
Por el momento, al usar el sistema para convertir la electricidad en energía mágica (Hajime había construido un generador de energía geotérmica personal en las profundidades de la tierra para poder convertir el poder mágico a su antojo), la cantidad de tiempo que podían entrar y salir libremente entre Tortus y la tierra había aumentado, por lo que no había ningún problema particular al hacer esto.
「Papá, papá! Ahí, vamos allí nano! ¡Ese con Tiburón-san haciendo haup!」(TN: Parece que Myuu se refiere a un tiburón abriendo su mandíbula y luego tragando en un instante)
「Sí, sí. A pesar de que hace frío aquí, pero intencionalmente elegiste atracción acuática, ¿eh? ¿Esto es por el rasgo de raza de Myuu? 」
Myuu fue llevada en el hombro de Hajime, sus piernas se balanceaban hacia adelante y hacia atrás mientras chillaba alegremente. Su cabeza estaba cubierta con un sombrero de Santa peludo y su aspecto era el de un disfraz de Mini Santa. Sus piernas estaban envueltas en una media blanca y sus botas eran blancas con pompón, cada vez que movía las piernas revoloteaban.
Su pelo rubio esmeralda que fluía desde el sombrero de Papá Noel y sus rasgos suaves bien ordenados heredados de su madre, su alegría inocente, este pequeño Santa-san que adulaba a su papá con todas sus fuerzas, agregado a todas las Onee-chan que rodeaban al papa, esta pequeña niña estaba extremadamente destacando. Las miradas de la gente de los alrededores eran succionadas inconscientemente hacia ella, y cuando la veían, no podrían evitar suavizar su expresión con afecto.
Así como Santa Myuu lo deseaba, papá Hajime se dirigía hacia la atracción acuática donde tendrían una aventura en un río donde acechaba un tiburón gigante.
Mientras esperaban, los otros visitantes seguían robando miradas hacia la hermosa apariencia de Yue y las otras… no sucedía tal cosa. Debido a un artefacto que obstruía el reconocimiento de la gente, el entorno no estaba prestando atención a Yue y las otras.
En cambio, eran Yue y las otras cuya mirada estaba vagando inquieta por el entorno. Especialmente Liliana, cuya familiaridad con este mundo aún era débil, parecía estar recibiendo choques culturales de varias cosas, desde detrás de los anteojos por la obstrucción de reconocimiento, su mirada posiblemente era más brillante que la de Myuu corriendo por la zona.
Habían ingresado al parque temático desde la mañana, y en este momento el sol había empezado a bajar considerablemente, pero la emoción de Liliana aún no se había calmado.
「…… Realmente, el mundo de Hajime-san es como un gato en una caja. Están construyendo una instalación como esta solo por diversión. Esta escala es como una pequeña ciudad, sabes? La sala de turismo en Furen también es algo, sin embargo, este lugar está en un nivel diferente. No, ¿debería llamar a esto la diferencia en pasión y seriedad hacia la diversión? Aunque esta es una instalación a gran escala, aún puedo ver su fijación incluso hasta los detalles, superó la racionalidad como un mero negocio, y puedo sentir el celo de las personas que afectan la construcción. Me pregunto cuánto gastaron en construir esto. ¿Y el beneficio? ¿El número de visitantes por año? ¿El desarrollo en el futuro? El propietario de esta instalación es un comerciante común … no, el propietario es una corporación, ¿no? Si esto puede ser administrado por el país en su lugar ……. No」
Parecía que Liliana estaba excitada en un punto que estaba un poco descuidada. A pesar de que había llegado aquí en esta rara oportunidad en el mundo de los sueños, además, era en la noche santa, pero esta princesa de otro mundo parecía ser curiosa sobre el punto económico del parque temático en su lugar. Y lo misterioso de esto, era que el ojo chispeante de una doncella soñadora, ahora extrañamente se parecía a los ojos ferozmente deslumbrantes de alguien que buscaba dinero.
Después de que Hajime regreso a la tierra, se podía imaginar cuán difícil era para Liliana, quién se había quedado atrás, trabajando arduamente, por lo que si se le preguntaba si no se podía evitar, era porque realmente no se podía evitar … pero, tal vez, ella estaba siendo descuidada solo un poco demasiado. No solo Hajime, incluso Yue y las otras también estaban enviando miradas tibias mezcladas con lástima a Liliana.
Mientras eso sucedía, el turno para Hajime y otros había llegado. Se subieron al bote que se había deslizado frente a sus ojos. El bote era algo con techo adjunto y podía ser abordado por una veintena de personas, con un banco vertical instalado en el centro, para que el huésped pudiera sentarse allí de cara al exterior.
Myuu se sentó en el regazo de Hajime como si fuera algo natural, estaba mirando la ruta emocionada.
En poco tiempo, el bote avanzo lentamente. Al mismo tiempo, una Onee-san que parecía una aventura con un rifle en una mano hablaba con mucho realismo, cuán peligrosa sería esta aventura y cuán brutal era la existencia que acechaba en el fondo del agua.
Tal como se podría esperar de un trabajador de un parque temático a gran escala, su habilidad para hablar era de primera clase. Los adultos disfrutaban de la atmósfera como adultos, y los niños miraban el agua con miedo mientras su mano agarraba con fuerza la mano de sus padres.
「Papá.」
「Hm? ¿Qué pasa Myuu? 」
Hajime inclinó su cabeza ante la llamada de Myuu sobre su regazo quien estaba mirando por sobre su hombro a Hajime mientras él estaba arreglando la posición de su sombrero de Santa que se había movido. Myuu le estaba preguntando a su papá alegremente.
「Si el Tiburón-san está atacando, esa Onee-san será quien lo derrote nano?」
「Si, supongo. Ella disparará con ese rifle para protegernos 」
「Hm ~ mm」
Cuando Myuu escuchó lo que dijo Hajime, comenzó a mirar fijamente a la onee-san. La Onee-san sonrió gratamente hacia la mirada de la linda Santa-san y agitó su mano un poco. Como se esperaba de una Onee-san de un parque temático. Su sonrisa de 0 yenes también fue súper primera clase.
Pero, si fuera un niño normal, se sentirían un poco avergonzados antes de esconderse en la sombra de su padre, o le devolverían la sonrisa normalmente, pero en esta escena, la reacción de Myuu fue…
「Fuh」
Por alguna razón, Myuu suspiró un poco mientras se encogía de hombros como para decir 「Yare Yare Daze 」. ¡Una grieta entró en la súper sonrisa de la onee-san! ¡Un calambre entró en la expresión de papá Hajime! (TN: Yare Yare Daze, En español es algo así como “Santo cielo”, o “Por Dios”)
Utilizando la técnica indispensable para un trabajador del parque temático, el “Cambio Instantáneo”, la Onee-san inmediatamente arregló su rostro sonriente, pero la expresión de Hajime todavía estaba abarrotada mientras tocaba la cabeza de Myuu. Y luego, cuando él le preguntó la razón de la actitud de Myuu en este momento, ella respondió 「Porque, esa Onee-san parece débil」. Parecía que justo ahora Myuu quería decir 「No te fuerces a ti misma」 a su manera.
Mientras eso sucedía, un evento comenzó en la atracción. En la superficie del agua había una aleta que estaba empezando a salir a la superficie, la onee-san luego disparó un tiro de advertencia con su rifle. Era un rifle falso sin balas, pero se produjo un chapuzón con el tiempo correspondiente. Desde el punto de vista de los niños, parecía que la onee-san estaba disparando su rifle y se llevó algo. De hecho, los niños pequeños estaban levantando la voz de alegría.
Sin embargo, el bote se sacudió repentinamente como si algo lo hubiera empujado desde abajo, y estaban empezando a aparecer restos de naves seriamente dañadas por el ataque del tiburón, la expresión de los niños comenzó a mostrar nerviosismo y miedo una vez más. Y esos sentimientos llegaron a su punto máximo cuando un tiburón gigante con su mandíbula gigante abierta de par en par saltó desde la superficie del agua.
「Waa-」「Kyaa-」 En medio de esas voces resonantes y emocionadas, la Onee-san derribó al tiburón gigante con su rifle. Sin embargo, el barco sacudiendo la hizo resbalar y caerse. Parecía que su tobillo se torció (por supuesto que era intencional), y luego dijo que no podía disparar al rifle así, llamó a la multitud 「¡Alguien trabaje conmigo!」naturalmente, los que cooperarían serían los niños pequeños.
「Vamos, Myuu. Ve tú también. 」
「Sí nano.」
Un grupo de niños pequeños disparó el rifle que les había dado la Onee-san con aspecto nervioso o posiblemente emocionado. Myuu también se unió a ese grupo.
「…… Uu ~ n, qué inesperado desu. Si es Myuu-chan, ella ya debería saber más de lo real ¿no es así? 」
Shia inclinó la cabeza, incluso mientras miraba a Myuu, que se estaba divirtiendo con el tiburón falso. Myuu era diferente de un niño normal, sabía sobre los verdaderos monstruos del mar y también sobre la lucha por la supervivencia. Sin embargo, la figura de Myuu que se veía seriamente emocionada con esto a pesar de todo eso era un poco extraño.
「Fufu. Por supuesto, Myuu entiende lo que está pasando. Pero la extraña diversión de la experiencia de peligro con seguridad garantizada hace que Myuu sienta que es algo inusual e interesante en su lugar. 」
「…… Nn. Recientemente ella está absorta en los juegos de batalla, es un poco preocupante.」
「También está nuestro entrenamiento, y también es su arte quedarse hasta tarde en la noche.」
「La falta de sueño en los niños pequeños tiene una influencia negativa en su desarrollo. Hajime-kun, no es bueno a menos que le adviertas con firmeza, ¿sabes? 」
Papa Hajime sonreía irónicamente hacía la advertencia de Aiko mientras él asentía. Eso también era algo de lo que Hajime estaba preocupando recientemente.
「Ah, es el turno de Myuu-chan ahora.」
「Dejenme la cámara para mí. Myuu-chan peleando contra un tiburón gigante, lo atraparé perfectamente en la imagen.」
Al escuchar lo que Kaori señaló, Shizuku preparó una cámara réflex de una sola lente. El objetivo de esa lente era la figura de Myuu a quien le estaban entregando un rifle en este momento.
Normalmente, la Onee-san enseñaba suavemente al niño la forma de sostener el rifle y también apoyaba al niño. Luego, al estar apuntando al momento en que el tiburón saltó, ella decía: ¡ahora! ¡Fuego! 」y las chispas se dispersarían del cuerpo y la boca del tiburón, dando un espectáculo como si le hubieran disparado al tiburón.
Pero, la pequeña Santa que recibió el rifle era una niña súper pequeña que se había familiarizado completamente con el humo de pólvora, la chispa y el arma de fuego en otro mundo. Además, en este momento ella era una niña pequeña entrenada que había sido forjada por sus onee-chan y su papá el Rey Demonio.
Por lo tanto, en el momento en que Myuu recibió el rifle, lo giró con un movimiento familiar y lo colocó sobre su hombro antes de volver su mirada a la superficie del agua. Las manos de la onee-san que iban a sostener al pequeño niño estaban deambulando en el aire. Esa figura que llevaba un rifle largo parecía extrañamente apropiada para la minifalda de la niña Santa, lo que hizo que los ojos de los visitantes pestañearan. Shizuku soltó el obturador de la cámara. Consecutivamente.
「Err, me pregunto cuál es tu nombre joven señorita ~?」
Con un espíritu profesional, onee-san preguntó su nombre.
「Es Myuu. Tengo seis años. Una mujer del mar. 」
「… En-, ¡Entonces es Myuu-chan! Yoosh, Myuu-chan, si avanzamos un poco más, deberíamos poder escapar, ¡así que hagámoslo lo mejor posible y ahuyentamos al temible tiburón!」
¡Onee-san es una profesional! No importa qué tipo de cliente complicado se enfrente, ¡no va a vacilar!
Ella no dudaría pero, Myuu quien escuchó las palabras de onee-san de 「Alejarse…」 envió una mirada a la onee-san, y luego una sonrisa intrépida flotó en sus labios ……
「¿Escapar nano? Eso tampoco está mal, pero … a nadie le importará, incluso si derribó al tiburón, ¿verdad? 」
「No, eso será preocupante.」
¡Onee-san respondió claramente!
Pero, en el momento siguiente, el tiburón gigante saltó de repente mientras levantaba salpicaduras de agua. Myuu al instante preparó su rifle. Colocó la parte de la acción en su hombro, su mano izquierda apoyó el cañón, y su vista se alineó con la vista trasera. Ella realmente parecía una cazadora.
Los ojos de la Onee-san comenzaban a alejarse. Los niños iban ‘waa’ levantando voces de admiración. Los adultos dirigían una mirada complicada a Hajime y a otros que eran guardianes de Myuu.
En ese bote que gradualmente se estaba volviendo caótico, el encantador discurso del pequeño Santa resonaba.
「Voy a volar tu cabeza nano!」
El sonido del *dopan* resuena y chispea esparcido en la boca del tiburón gigante. El tiburón gigante desapareció en el agua. La luz también desaparecía del ojo de onee-san. La voz de los adultos animando a los niños ya estaba desapareciendo.
En medio de todo eso, Myuu, que giró el rifle con un gesto experimentado como se esperaba antes de apoyarlo en su hombro, un latido más tarde, hizo un pulgar resuelto con un 「¡Myu!」. (TN: Aquí ella no dice su propio nombre, era más como una voz peculiar que Myuu a veces hacía).
En el barco, donde varias cosas se habían desvanecido, los implacables sonidos del clic del obturador resonaron.

「¡Oh, está comenzando nano!」
El sol ya se había hundido por completo, sin embargo, la deslumbrante luz del parque temático que se extendía como para exterminar la oscuridad de la noche iluminaba a Myuu que estaba de buen humor. En el hombro de Hajime, Myuu señalaba al grupo principal del desfile.
Un desfile nocturno comenzaba en el parque temático. Esta noche era Navidad, por lo que el desfile fue más llamativo y extravagante de lo habitual. Las personas que se estaban reuniendo en la calle también se estaban amontonando hasta que el lugar se llenó.
Hajime y su grupo estaban viendo el desfile que obtuvo la puntuación completa en su entretenimiento, pero después de un tiempo, de repente Hajime bajó a Myuu de su hombro. Y luego, Hajime puso a la perpleja Myuu en el hombro de Tio. Si fuera Tio, cuya altura era solo un poco más corta que Hajime, entonces Myuu todavía podría ver el desfile.
Hajime intercambió miradas con Yue y las otras. Por el bien de este día, había preparado esto y lo otro, haciendo arreglos con las otras de antemano, debido a que Hajime tenía la intención de irse de este lugar.
「Myuu. Papá se irá un momento para hacer un recado. Volveré pronto, así que espera un poco aquí. 」
「…… Sí, nano.」
Hajime sintió que algo lo empujaba hacia atrás mirando a Myuu, quien hizo una expresión un poco solitaria, pero de alguna manera lo sacudió. Hoy fue el primer gran evento de Navidad para Myuu. No llegaron a la Navidad anterior porque apenas habían vuelto a la tierra y no había tiempo, así que solo hicieron algo así como una pequeña fiesta para la familia. Por eso, no importaba qué papá Hajime quisiera hacer por su amada hija.
Hajime se deslizó entre la multitud y desapareció. Myuu miró su figura, y luego, impulsada ​​por Yue y las demás, su mirada volvió al desfile. Una sonrisa alegre inmediatamente regresó a su rostro, pero como era de esperar, cuando su amado papá no estaba con ella, parecía incapaz de salir a disfrutar el evento.
Pero, esa melancolía también fue aclarada de inmediato.
*shan shan shan shan* El sonido de las campanas fue claro. Todo el mundo parecía pensar que era un sonido del desfile, pero ese sonido se hacía más grande, lo que hizo que la gente hiciera un 「¿Hmm?」 e inclinaron sus cabezas. Sí, el sonido de la campana que se hacía cada vez más audible provenía de arriba.
Así, como si estuvieran guiados, la gente miraba arriba, y allí estaba,
「Ah, ese es Santa-san」
Un chico en algún lugar señaló mientras levantaba la voz. Siguiendo donde el niño señaló, la gente levantó la vista y levantaron la voz con 「¡Eh, mentira, de verdad está volando!?」 o「 ¿Re, renos? ¿¡Los reales!? 」「 Increi~ble !! 」y así sucesivamente.
Sí, en el lugar al que apuntaba el niño, se veía a los renos tirando de un trineo en el que viajaba Santa Claus, deslizándose por el cielo.
El fenómeno sobrenatural normalmente imposible era algo que debería hacer que alguien gritara, pero este lugar era un país de ensueño. Un mundo de fantasía decorado con lo irreal y extraordinario. Por lo tanto, todos pensaban que era la producción del parque temático, su sorpresa se estaba convirtiendo gradualmente en aplausos. Los miembros del personal que estaban haciendo el desfile miraban boquiabiertos, pero las personas que estaban mirando hacia arriba no lo notaron.
En poco tiempo, Santa Claus, que cabalgaba a través del cielo estrellado de la noche santa, giraba hacia abajo como si bajara por una escalera en espiral que se dibujaba en el aire. Y entonces, así el trineo se acercaba lentamente a la multitud.
El trineo que se acercaba hizo que la multitud se separara naturalmente. Y en el destino de ese trineo había una pequeña Santa-san.
「Feliz Navidad, pequeña señorita.」
El Santa que bajó del trineo tenía una cara que era difícil de entender con su barba blanca y sus gafas redondas. Luego se arrodilló frente a Myuu que fue bajada del hombro de Tio y dijo tal cosa.
En respuesta, Myuu parpadeó y…
「Papá, ¿qué estás haciendo nano?」
「………………… No es papá. Es Santa. 」
「Eh, pero…」
「Es Santa.」
「Pa–」
「Es Saaan- taaa.」
「Ah, sí.」
Myuu asintió repetidas veces al Santa que se sentía un poco desesperado. Ella era una niña obediente y buena.
Santa asintió con satisfacción a Myuu mientras ignoraba al máximo a Yue y otros cuyos hombros estaban temblando, luego colocó la gran bolsa blanca que estaba apilada en el trineo frente a Myuu.
「Ahora bien, para ti, que has sido una niña realmente buena durante este año, este es el regalo de Santa.」
「¿Regalo?」
Para Myuu, que inclinó la cabeza, Santa sacó una caja con incrustaciones de piedras brillantes que parecían encantadoras gemas de color rosa de su bolso. Esa caja era una caja femenina que podría presentarse como una caja del tesoro por sí misma.
En el entorno, las personas que observaban el desarrollo pensando que esto debía ser un evento del parque temático también soltaban un 「Oooh」 con una cálida expresión. La voz de una niña suplicando a su padre 「Quiero eso」 podía escucharse.
En medio de todo eso, Myuu, que estaba recibiendo la adorable caja, le preguntó a Pa… Santa si estaba bien abrirla con su mirada. Santa asintió.
Así cuando la tapa se abrió ……
「Ah」
Myuu involuntariamente alzó la voz. Y luego, esa expresión que parecía perpleja se volvió coloreada de alegría de inmediato. Esa sonrisa era como un capullo que florecía de repente, era una sonrisa tan plena y hermosa como una flor en flor.
El presente que se insertó en esa caja era seguramente un regalo de niña, algo así como accesorios para niños, o un bien de algún personaje de dibujos animados. Todos estaban pensando así.
Pero, lo que Myuu eliminó fue ……
「¡Son Donner y Schlag nanooo-!!!!」
Un par de pistola …
Las personas cayendo aparecían aquí y allá, una tras otra. No había duda de que venían de Osaka (TN: Parece que la costumbre de caerse de sus talones por el impacto vino de Osaka). Otras personas también lanzaron algunos tsukkomis. Sin embargo, Myuu estaba balanceándose alrededor de las dos pistolas 「¡Finalmente, Myuu puede tener esto nano!」 Mientras expresaba una gran felicidad.
La figura de una niña pequeña que bailaba bulliciosamente por haber recibido como regalo en la noche santa, un par de pistolas que ella parecía haber estado rogando previamente, se podía ver allí.
「Jovencita, esos no son Donner y Schlag. Son “Donneer y Schlaag”. 」
「Donneer y Schlaag?」
「Sí, Donneer y Schlaag.」
Después de que Santa corrigió a Myuu de esa manera, él también pescó en su bolsa de regalo blanca con sonidos de hurgar.
「También esto, el “Pico Pico Hammeeer “」
「Pico Pico Hammeeer !!!」
「 “Esto es un Arma Desu “」
「¡Esto es un Arma De ~ su!」
「Tampoco podemos olvidarnos de este, “Muuramasa” y–」
「Muuramasa!!」
「”Kotetsuu”.」
「¡Kotetsuuuuu!」
La tensión de Myuu estaba atravesando el cielo (TN: ¡Referencia a Gurren Lagann)! ¡Ella saltó arriba y abajo y giró alrededor de las armas que recibió con entusiasmo!
Desde allí, Myuu recibió más regalos con el cinturón de la pistola y un regalo que recibió el nombre de “El Amor de Yue-oneechan”. Myuu dijo 「Pa- Santa-san! Gracias nano! ¡Yo, yo, te amo nano! 」Y salté al pecho de Santa.
Después de eso, al otro lado de la multitud de personas estupefactas, aparecieron las figuras que parecían ser el personal de seguridad. Santa quien confirmó la apariencia de esos personales inmediatamente subió a su trineo. Y luego, él tiro las riendas y volvió al cielo una vez más. En medio de todo el mundo estaba preguntándose「¿Cómo diablos está volando?」 Santa hizo su siguiente movimiento para que Myuu y otros no se molestaran con la seguridad.
「Feliz Navidad.」
Diciendo tal cosa, se lanzaron muchos paracaídas desde el trineo. Los paracaídas que venían en números absurdos llovían desde el cielo en la noche santa estaban todos unidos con el regalo de Navidad. Obviamente hubo regalos de juguetes o peluches, e incluso algún accesorio o un juego. Cada tipo de regalo estaba lloviendo desde el cielo.
Cuando la gente desconcertada escuchó una voz terriblemente clara que decía: 「Son regalos del parque. Disfruten de ellos」 Todos levantaron una voz alegre de 「Waa !!」 y se precipitaron hacia los paracaídas. Debido a que la gente empujaba y forcejeaba una contra la otra, Yue apoyaba con indiferencia usando magia para que no ocurriera ningún accidente.
Por cierto, la cantidad de regalos obviamente era demasiada para cargarse en el trineo, pero todos ignoraron eso emocionados. Eran regalos de Papá Noel, que montaba con hermosos renos. También estaba la atmósfera del lugar que podía hacer que su mente sintiera “a quién le importa lo trivial”.
Aunque, si supieran que esos renos eran realmente “Grim Reapers” mecánicos que estaban completamente cargados con armamento adentro … seguramente entrarían en pánico, sin duda. En este mundo, existían cosas que eran mejor no saber.

Al día siguiente, no hace falta decir que el parque temático sin precedentes fue grandiosamente informado en las noticias. También fue evidente que la producción sofisticada y el generoso regalo de obsequios elevaron el punto de venta del parque, mientras que los altos mandos pensaban 「¿quién era ese Santa Claus?」 con ojos inyectados en sangre.
Y luego, la expresión realmente feliz de la pequeña princesa de la familia Nagumo también hizo que todos los miembros de la familia naturalmente se retorcieran por su ternura. Sin embargo, su figura que estaba durmiendo junto con pistolas, un martillo de guerra, un látigo y un par de kodachi, mientras frotaba su mejilla contra ellos era…
Él fue quien dio esos regalos, pero ahora papá Hajime estaba teniendo una complicada preocupación de 「¿Está realmente bien, para mi hija?」

Notas del autor:
Muchas gracias por leer esto cada vez.
Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.
Aunque hoy es Navidad, Shirakome, que es un aldeano de la aldea de la soledad, de repente tuvo una idea y escribió esto.
Si quieres, por favor léelo junto con un pastel de Navidad por ti mismo.
Shirakome tenía pastel de chocolate.


Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios